Home

Mundo

Artículo

Los misioneros cristianos enmarcaron al Islam como una religión demasiado agresiva y al budismo como demasiado pacifista para poder ubicar al cristianismo en el medio, según el historiador Jonathan Walters.
El budismo siempre ha sido visto como una religión pacifista. - Foto: GETTY IMAGES

mundo

Un templo budista en Tailandia se quedó sin monjes, después de que todos dieran positivo para metanfetamina

Tailandia es un importante país de tránsito de la metanfetamina.

Un templo budista de Tailandia se quedó sin monjes después de que todos los religiosos que oficiaban en él dieran positivo a un test de metanfetamina, declaró el martes un responsable local.

Los cuatro monjes, entre ellos un abad, del templo del distrito rural de Bung Sam Phan, en la provincia de Phetchabun, al centro del país, hicieron una prueba de detección de drogas el lunes y en todos había presencia de metanfetamina, declaró a la AFP el responsable de la zona, Boonlert Thintapthai. El abad o abadesa es la persona con el mayor título de autoridad en un monasterio.

“El Bangkok Post informó el 29 de noviembre que la policía provincial de Phetchabun había iniciado una búsqueda sorpresa, cuando se informó que los monjes, incluido el abad, en un templo en el distrito de Bung Sam Phan poseían y consumían drogas”, compartió un usuario en Twitter.

Los religiosos fueron trasladados a una clínica para seguir un tratamiento de desintoxicación, agregó.

“El templo se ha quedado ahora sin monjes y los habitantes se preocupan por si no pueden llevar a cabo las ceremonias del mérito”, prosiguió.

El ritual del mérito implica que los fieles dan comida a los monjes para realizar buenas acciones. La comunidad está consternada y algunas personas serán designadas para cuidar el templo, así como los cerca de 10 perros y 10 gatos que viven allí.

Boonlert Thintapthai declaró que otros religiosos serían destinados al templo.

Metanfetamina en Tailandia

Según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, ONUDC, Tailandia es un importante país de tránsito de la metanfetamina, que circula del estado Shan, en Birmania, a través de Laos.

En las calle, las pastillas de esta droga se venden por menos de 20 bahts, unos 50 centavos de dólar, es decir cerca de 2.400 pesos colombianos. Esta es una de las razones para que tanta gente esté cayendo en el negocio de estas drogas, el bajo valor que tienen en las calles estas pastillas.

“La caída en el precio de Yaba (un tipo de metanfetamina) desde los máximos tradicionales comenzó hace 3 o 4 años cuando la metanfetamina comenzó a salir a raudales del estado de Shan y el Triángulo Dorado, pero luego cayó más y muy rápido en los últimos 18 meses cuando los grupos armados, incluidos algunos de los más pequeños grupos, realmente aumentaron la producción de tabletas”, dijo Jeremy Douglas, Representante Regional de la UNODC para el Sudeste de Asia y el Pacífico, en declaraciones al medio Thainenquirer.

El Yaba hace referencia a unas pastillas sintéticas que mezclan metanfetamina con cafeína, que permite a la gente estar despierta durante toda la noche. En países como Bangladesh por ejemplo, mucha gente es adicta al yaba.

Cuando se habla del El Triángulo Dorado, se hace referencia a un área que abarca las fronteras de Tailandia, Laos y Myanmar, el área más grande del mundo de producción de metanfetamina.

“La metanfetamina y particularmente Yaba se pueden encontrar fácilmente en todos los rincones del país (Tailandia): la oferta es alta en todas partes y, en este punto, una tableta es más barata que una cerveza”, añade Douglas para describir la situación del país al respecto.

Estos últimos años, las autoridades del Sudeste Asiático han efectuado incautos récord de metanfetamina.

Con información de AFP.