mundo

Vargas Llosa fue hospitalizado en Madrid por complicaciones de covid-19

El hijo del escritor peruano, ganador del Premio Nobel en 2010, confirmó que la salud de su padre ‘evoluciona favorablemente’.


En sus redes sociales, Álvaro Vargas Llosa, hijo del escritor hispano-peruano, Mario Vargas Llosa, ganador del premio Nobel de Literatura en 2010, y excandidato presidencial en Perú, confirmó que su padre debió ser ingresado a una clínica de la ciudad de Madrid producto de complicaciones derivadas de su caso de contagio de coronavirus.

El mensaje, emitido este viernes 22 de abril a través de la red social Twitter, advierte que la hospitalización del escritor se efectuó hace algunos días, pero que “gracias al tratamiento, su condición evoluciona favorablemente”.

El también escritor señaló en su mensaje de redes sociales que su comunicado, en el que también habla en nombre de sus hermanos, Gonzalo y Morgana Vargas Llosa, surge ante rumores difundidos en medios locales sobre la salud del literato.

Agradecemos las muestras de cariño que estamos recibiendo y rogamos a la prensa que respete su privacidad”, señaló en el mismo mensaje.

El caso de contagio del nuevo coronavirus del escritor, de 86 años, se conoció el pasado 19 de abril, y fue confirmado a medios internacionales por miembros de la editorial de Vargas Llosa, entidad que a su vez afirmó en su momento que el nobel se encontraba aislado en su lugar de residencia, pero que su salud era estable.

En su momento se afirmó que, producto del caso de contagio, el escritor debió suspender varios eventos que tenía programados, entre los que se cuentan encuentros relacionados con la celebración del Día Internacional del Idioma y la semana Cervantina, en la que se rinde homenaje al escritor español Miguel de Cervantes Saavedra, mundialmente conocido por su obra Don Quijote de la Mancha y quien falleció un 22 de abril de 1616.

Dentro de los eventos que canceló Vargas Llosa, quien compitió por la presidencia de Perú en 1990 contra Alberto Fujimori, se destacaba un encuentro con el director de la Real Academia de la Lengua Española, Santiago Muñoz, evento que inicialmente se había postergado para el próximo 25 de abril, pero que, tras la noticia de la hospitalización de Vargas Llosa, podría volver a ser aplazado.

Se había pronunciado recientemente sobre Castillo y Boric

El pasado lunes 18 de abril se conocieron nuevas declaraciones de Vargas Llosa frente a la coyuntura política que vive nuestro continente, en palabras que arremetieron contra los actuales gobiernos de Pedro Castillo, en Perú, y Gabriel Boric, en Chile.

En sus declaraciones, el escritor, nacido en Perú en 1936, cuestionó las capacidades de los dirigentes, y advirtió cómo, mientras otros países han comenzado a recuperarse económicamente tras la pandemia, estos países, regidos por gobierno de filiación con ideas de izquierda, no lo han logrado.

Para Vargas Llosa, “los gobiernos de izquierda se han convertido en ‘una desgracia’, calificando a los líderes antes mencionados como populistas, demagógicos y muy irresponsables”.

En declaraciones entregadas a medios chilenos, el escritor advirtió que le es preocupante ver que “nuestro continente se va quedando atrás en momentos en los que el resto del mundo prospera”.

Recientemente, en Chile se dio a conocer una nueva encuesta sobre la aceptación del presidente Boric, elegido en diciembre y posesionado a mediados de marzo, en que se evidencia un descenso en sus índices de favorabilidad, situación que se suma a una creciente insatisfacción y rechazo por el texto de la nueva constitución que se pacta en ese país y que asumirá el lugar de la heredada del régimen dictatorial de Augusto Pinochet.

Sobre Perú es necesario recordar que también se encuentra en medio de una crisis política y social derivada de múltiples escándalos en los que se ha visto inmiscuido el actual presidente de ese país, el maestro Pedro Castillo Terrones y que, según analistas peruanos, han evidenciado la incapacidad del mandatario para regir los destinos de su nación.

*Con información de AFP.