Home

Mundo

Artículo

Captura de video compartido por @lilianaf523
Un video muestra a una mujer siendo forzada a tomarse una prueba anal de covid en China. - Foto: Captura de video compartido por @lilianaf523

mundo

Video: impresionantes imágenes muestran a un policía chino obligando a una ciudadana a tomarse una prueba covid anal

Las pruebas rectales son, según las autoridades chinas, más confiables y se han implantado en China desde 2021, a pesar de las críticas de internautas y la resistencia de los locales.

En impresionantes imágenes compartidas en redes se ve cómo una mujer en China es forzada a que se le realicen una prueba de covid anal, en contra de su voluntad.

Tres hombres ataviados con los trajes enterizos blancos y las máscaras que han caracterizado a las autoridades chinas desde el inicio de la pandemia, sostienen con fuerza a la mujer, que se niega a ponerse en la posición requerida para el examen. Los hombres logran someterla y la ponen en el suelo.

Finalmente, ante la mirada de alguna gente que observa la escena con su tapabocas puesto, la mujer empieza a gritar con fuerza, sin poder evitar que le hagan el examen.

“Siguen llegando las imágenes que provocan reacciones desde China, que endurece las medidas por el Covid-19. En otra imagen que ha llegado a las redes sociales, se ve que paramédicos tiran al suelo a una mujer y le realizan a la fuerza una prueba anal de Covid”, dice uno de los usuarios que comparte las imágenes.

Pruebas anales de covid

La forma en que China ha manejado la pandemia, ha sido, de muchas maneras, distinta a las del resto del mundo. Una de las diferencias, es que a partir de 2021 se recurre a los test rectales para detectar la enfermedad, un método que según las autoridades sanitarias es más fiable, pero fuertemente criticado por la posición humillante que deben asumir las personas para poder llevarlo a cabo.

La razón de que sean más confiables, es que el coronavirus permanecería más tiempo en el ano que en las vías respiratorias, de acuerdo con las autoridades e investigadores de China.

“Los estudios han demostrado que el coronavirus sobrevive más tiempo en el ano o los excrementos que los extraídos de los tractos superiores del cuerpo, y para algunos portadores silenciosos el virus puede ser presente en la garganta durante 3 a 5 días, lo que permite que algunas pruebas proporcionen resultados falsos negativos”, declaró en 2021 el doctor Según Li Tongzeng, subdirector a cargo de enfermedades infecciosas en el Hospital You’an de Beijing, a la CCTV, la Televisión Central de China.

Según el medio británico BBC, Japón ha pedido a China que deje de llevar a cabo estas pruebas, dado el “estrés sicológico” que producen. Algunas personas a las que se les ha realizado la prueba, manifiestan que aunque no es dolorosa, sí produce una angustia sicológica por la posición a la que las personas son sometidas.

De acuerdo con medios extranjeros como Foreign Policy, extranjeros de Japón y Estados Unidos se han quejado de que les han realizado este tipo de pruebas, generando una angustia sicológica innecesaria.

Expertos médicos de Estados Unidos también han cuestionado que este tipo de pruebas sean más confiables y han dicho que el “estándar de oro” para detectar COVID-19 es un hisopo nasal o de garganta, pues se sabe que es una infección respiratoria.