mundo

Video | “Piensen en el planeta”: hombre le lanzó un pastel a la Mona Lisa en el Louvre

La pintura más famosa del mundo fue víctima de un ataque bastante peculiar.


La Gioconda, la pintura más famosa del mundo, fue objeto de un nuevo ataque el domingo 29 de mayo con el lanzamiento de un pastel de crema. Sin embargo, no sufrió ningún daño gracias al cristal blindado que la protege, según testimonios en las redes sociales.

El incidente se produjo en la tarde del domingo 29 de mayo. Varias fotos muestran el cristal de protección de la reputada obra de Leonardo da Vinci manchado de crema, mientras un hombre, que parece ser un guardia del museo, lo limpia.

El museo del Louvre fue contactado por la agencia AFP el domingo por la noche, no obstante, este declinó el lunes realizar cualquier declaración.

Un usuario de Twitter, que afirma haber presenciado el incidente, explica que el autor de la acción era un hombre disfrazado con una peluca, que se levantó de una silla de ruedas y golpeó el cristal antes de arrojar el pastel.

Este usuario de Twitter publicó, además, un video en el que se ve al hombre en pie junto a su silla de ruedas, mientras es escoltado hacia la salida por personal de vigilancia del museo.

“Hay personas que están destruyendo la Tierra (...) Los artistas, piensen en la Tierra. Por eso lo he hecho. Piensen en el planeta”, dice, en francés, el hombre vestido de blanco con gorra y peluca.

Otras imágenes muestran la silla de ruedas detrás del cordón de seguridad que separa la obra del siglo XVI de los visitantes. Ninguna foto o video captó el incidente en sí mismo.

La fiscalía de París indicó este lunes que se abrió una investigación por “intento de degradación de un bien cultural” y que un hombre de 36 años ingresó el domingo en la enfermería psiquiátrica de la prefectura de policía.

Las imágenes publicadas en redes sociales motivaron varios comentarios entre los usuarios. Mientras que unos cuestionaban el hecho de que no hubiera seguridad custodiando la famosa pintura, otros le restaron importancia.

“Me parece tan extraño que tanta gente se agolpe en un área para ver esa pintura increíblemente aburrida y mediocre día tras día. Sí, lo dije. Y yo también fui una de esas personas hace unos 10 años”, escribió otro usuario de Twitter.

Otro respondió: “Lo que me pareció más interesante cuando visitamos el Louvre es que la gente viajó de todo el mundo para ver la pintura más famosa del mundo. Pero en lugar de acercarse a mirarlo, se acercaban lo suficiente como para tomarse una selfie con esta en el fondo y luego irse”.

La Mona Lisa ya fue objeto de ataques en el pasado, como el de diciembre de 1956, cuando un boliviano le lanzó una piedra y le dañó el codo izquierdo. A partir de entonces, se instaló un cristal para protegerla.

En agosto de 2009, una turista rusa fue detenida por lanzarle una taza de té vacía. El museo explicó entonces que la taza se rompió contra el cristal de protección, que se rayó ligeramente.

Millones de personas acuden cada año al Louvre para admirar La Gioconda (diez millones anuales antes de la pandemia). Desde 2005, se expone detrás de un cristal blindado, con un sistema de humedad y temperatura controladas.

La Gioconda o Mona Lisa es el retrato de Lisa Gherardini, esposa del mercader italiano Francesco del Giocondo. Se trata de una obra pictórica de Leonardo da Vinci, la más representativa de su legado. La pintura fue adquirida por el rey Francisco I de Francia a comienzos del siglo XVI y desde entonces es propiedad del estado francés. Actualmente, se expone en el Museo del Louvre de París.