salud

Viruela del mono: ¿sirve el tapabocas para prevenir la enfermedad?

La OMS descarta que este virus se pueda convertir en pandemia.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró este lunes 30 de mayo que actualmente no teme que la propagación del virus de la viruela del mono sea más allá de los países africanos y que por ende no sea capaz de provocar una pandemia mundial, como la que actualmente se vive con el coronavirus.

Consultada en una conferencia de prensa sobre la posibilidad de tal pandemia, la principal experta en viruela del mono de la OMS, Rosamund Lewis, respondió: “Aún es posible detener esta pandemia antes de que se extienda”.

Desde que Gran Bretaña reportó por primera vez un caso confirmado de viruela del mono, el 7 de mayo, la OMS ha sido informada de cerca de 400 casos en una veintena de países usualmente no afectados por este virus.

La OMS dijo estar preocupada por esta “situación inusual”, pero reiteró que no hay motivo de pánico. La viruela del mono está relacionada con la viruela, que mataba a millones de personas en el mundo cada año antes de ser erradicada en 1980.

Pero la viruela del mono es mucho menos grave y la mayoría de las personas contagiadas se recuperan en tres o cuatro semanas.

Los primeros síntomas incluyen una fuerte fiebre, ganglios linfáticos inflamados y una erupción similar a la varicela.

Uso del tapabocas

De acuerdo con las entidades de salud la enfermedad, que genera alarmas en los casi 20 países donde ya hay casos, se transmite por contacto con las sangre, lesiones, mucosas o carne de los animales infectados. Además, entre humanos este tipo de virus se propaga por medio de secreciones, lesiones cutáneas o por medio de transmisión sexual.

En este sentido, como medida no farmacológica se incluye el distanciamiento social y físico, la frecuente higiene con el lavado de manos y el uso del tapabocas, no solo protegen contra el coronavirus y de manera individual, sino también de manera colectiva.

Estos son los animales que podrían transmitir la enfermedad

La viruela símica, también conocida como viruela del mono, es una enfermedad causada por un virus transmitido de los animales a las personas (zoonosis viral).

Según explica la Organización Mundial de la Salud (OMS), se reportan casos esporádicamente en zonas centrales y occidentales de la selva tropical de África.

“La transmisión se produce principalmente por gotículas respiratorias, generalmente tras prolongados contactos cara a cara con el paciente, lo que expone a los miembros de la familia de los casos activos a un mayor riesgo de infección”, indica la OMS.

Asimismo, se identificó una serie de animales que son más altamente potenciales en transmitir esta enfermedad.

Mono

De acuerdo con la agencia nacional de salud pública de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), esta enfermedad fue descubierta en 1958 en colonias de monos que eran usados para experimentos con fines investigativos, de ahí el nombre de esta clase de viruela.

Perro de la pradera

En Estados Unidos se presentó una serie de casos que confidencialmente habían tenido contacto directo con perros de la pradera domésticos. Estos casos fueron los primeros reportados fuera del continente africanos, donde se habían evidenciado todos los casos hasta el año 2003.

Rata de Gambia

La rata gigante de Gambia es un roedor que, al ser manipulado de manera irregular, puede generar la transmisión de la viruela del Mono. Estas son endémicas de África Central.

Riesgo de contagio

El riesgo de contagio de la viruela del mono es “muy bajo” en la población en general y puede detenerse en los países donde la enfermedad no es endémica, dijeron las autoridades sanitarias el lunes, después del aumento de casos en Europa y Norteamérica.

Hasta el 21 de mayo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) había sido notificada de 92 casos confirmados de viruela del mono y de 28 casos sospechosos, detectados en 12 países en los que la enfermedad no es endémica, incluyendo varios de la Unión Europea, Estados Unidos, Australia y Canadá.

El organismo teme que la enfermedad, endémica en algunas zona de África central y occidental, se expanda.

Según la OMS, es la primera vez que se registran casos de manera simultánea en varios países y entre personas que no han viajado a las regiones de África donde la enfermedad es endémica.