lp
Welborn enfrentó originalmente un cargo de asesinato capital, | Foto: Getty Images/iStockphoto

Estados Unidos

Hombre de Texas fue sentenciado a cadena perpetua por matar a golpes a su hijo de 10 semanas de nacido

Joseph Matthew Welborn, de 31 años, se declaró culpable de causar lesiones corporales graves al menor.

Un hombre de Texas fue sentenciado a cadena perpetua el pasado viernes, 2 de junio, por la muerte a golpes de su hijo de 10 semanas, según afirman las autoridades locales.

Joseph Matthew Welborn, de 31 años, se declaró culpable de causar lesiones corporales al menor, un delito grave de primer grado, confirmó la Oficina del Fiscal del Distrito Penal del Condado de Tarrant a Fox News Digital.

La madre y el abuelo del bebé encontraron al hijo de Welborn, Christian, “insensible, pálido e inconsciente” con un traumatismo contundente en la cabeza cuando regresaron a su casa en Samson Park después de hacer compras y tras dejar al bebé solo con Welborn el 21 de diciembre de 2018, informó el distrito.

Lamentablemente, Christian fue llevado a un hospital donde fue declarado muerto. Una autopsia mostró que tenía dos fracturas de cráneo complejas.

poli
Cuando la Policía lo interrogó, Welborn contó varias historias contradictorias, entre ellas culpar a su hijo de 4 años y afirmar que el niño dejó caer al bebé. | Foto: Getty Images

El médico forense confirmó en una declaración jurada que las lesiones de Christian no pudieron haber sido causadas por una caída y dijo que el bebé fue golpeado hasta tres veces, según Morning News.

“Lo último que Christian vio fue a su padre agarrándolo y golpeando violentamente su cabeza”, dijo la fiscal Katie Owens al jurado antes de la sentencia. “Se trata de darle una voz a Christian. Se la robó su propia carne y sangre, su padre. Este dulce e inocente bebé se merecía algo mejor”.

Hasta el momento, la investigación sigue en curso. Welborn enfrenta originalmente un cargo de asesinato capital, según informó FOX 4. Sin embargo, tiene posibilidad de libertad condicional, según el Dallas Morning News.

Pareja fue arrestada por abusar severamente de su hijo de tres años, quien padecía necesidades especiales

En otros hechos, el pasado lunes 29 de mayo, una pareja de Florida fue acusada de homicidio involuntario agravado por abusar severamente de su hijo de tres años, con necesidades especiales, en un caso de abuso infantil “escalofriante”, dice la Policía.

Según la Oficina del Sheriff del condado de Polk, las cuadrillas del Cuerpo de Bomberos de Bartow recibieron una llamada de Takesha Williams, de 24 años, a las 3 p. m.

Sin embargo, cuando llegaron los servicios de emergencia, encontraron a un niño de tres años sin pulso, conectado a un respirador. El infante fue llevado a un hospital del área, donde murió, dijo la Policía.

Los detectives observaron que el menor había sufrido lesiones graves, incluido un vientre severamente hinchado, que “parecía tener semimarmoleado y era verde”, dice la declaración jurada.

El niño ingresó al hospital el pasado martes 31 de enero. (Imagen referencia).
Encontraron a un niño de 3 años sin pulso, conectado a un respirador. El niño fue llevado a un hospital del área donde murió, | Foto: Getty Images/Cavan Images RF

“Este niño se estaba pudriendo en la cama”, dijo el alguacil del condado de Polk, Grady Judd, en una conferencia de prensa.

Según los detectives, el abuso infantil comenzó años antes, cuando el niño sufrió un incidente de casi ahogamiento mientras estaba en una casa de vacaciones en Davenport, Florida, en el verano de 2020. Desde entonces, los detectives dicen que ha estado conectado a un ventilador debido al incidente de casi ahogamiento.

Una enfermera de atención domiciliaria gratuita había había estado ayudándolo, pero cambió de compañía hace unos dos meses y no había regresado a la casa, dijo la Policía.

Secuestro
La pareja fue arrestada el 13 de mayo por abuso infantil negligente que causó un gran daño y esos cargos fueron elevados a homicidio agravado este 26 de mayo. | Foto: Getty Images

En la conferencia de prensa, el alguacil Judd dijo que cuando la policía entrevistó a la compañía de salud en el hogar, dijeron que los padres, Williams y Efrem Allen, Jr., de 25 años, comenzaron a rechazar la atención en octubre pasado. El alguacil Judd dijo que la pareja no abrió la puerta o que no estaban en casa cuando llegó la enfermera.

Cuando fueron entrevistados por la Policía, Williams y Allen dijeron a los investigadores que habían notado que el estómago de su hijo estaba hinchado y que estaba frío al tacto.

La Policía dijo que Williams esperó muchas horas antes de llamar al 911, a pesar de saber que su oxímetro de pulso no funcionaba bien.

“Simplemente se cansaron de él”, agregó Judd. “Se cansaron de los cuidados intensivos que necesitaba este niño y, como resultado, este niño se quedó allí y sufrió y sufrió y sufrió hasta que finalmente quedó casi sin vida”.

El médico forense dijo que el menor tenía sepsis, neumonía y úlceras en etapa 5.

Hasta el momento, la pareja fue arrestada el 13 de mayo por abuso infantil negligente que causó un gran daño y esos cargos fueron elevados a homicidio agravado este 26 de mayo.

“He visto algunos eventos realmente horribles en mi larga carrera como agente de la ley, pero nunca había visto algo tan triste, escalofriante y repugnante como lo que sufrió este bebé antes de finalmente perecer por los actos despreciables de estos dos delincuentes”, dijo el alguacil Judd.