Tendencias

Home

Nación

Artículo

A la cárcel alias Jaider, responsable por el crimen de un pareja en Dagua (Valle)
Según la Fiscalía, alias Jaider no se allanó a los cargos imputados. - Foto: Cortesía Fiscalía General de la Nación

nación

A la cárcel alias Jaider, responsable por el crimen de una pareja en Dagua, Valle

El sujeto habría perpetrado el homicidio junto a dos personas más.

Un fiscal del Grupo de Vida imputó a un hombre identificado como Jaider Bolaños, alias Jaider, como presunto autor del delito de homicidio agravado. Posteriormente, un juez del municipio de Dagua (Valle del Cauca) lo privó de la libertad en establecimiento carcelario.

De acuerdo con la investigación, el pasado 19 de septiembre en un lote baldío del barrio Providencia de Dagua, alias Jaider, junto con dos sujetos más, presuntamente abordaron a una pareja integrada por Sandra Patricia Núñez Narváez y Andrés Felipe Moreno Mendoza, quienes en estado de indefensión habrían sido apuñalados por los tres hombres.

“La inspección preliminar a cadáver indicó que Núñez Narváez habría recibido 12 heridas en el rostro, el cuello y el tórax, que le provocaron la muerte; mientras que Moreno Mendoza recibió 9 heridas en la espalda y el cuello con arma cortopunzante. El doble homicidio habría tenido como motivación una deuda por distribución de estupefacientes”, agregó la Fiscalía General de la Nación por medio de un comunicado.

Durante las indagaciones, los investigadores de Policía Judicial recibieron las declaraciones de varios testigos del doble homicidio, quienes habrían reconocido a Jaider Bolaños como uno de los presuntos agresores armados.

El hombre fue capturado por agentes de vigilancia de la Policía Nacional, quienes lo notificaron de una orden vigente en su contra emitida por un juez penal. Le fueron incautados un teléfono celular, una lámina metálica, una chaqueta y un par de zapatos tenis. Finalmente, las autoridades manifestaron que alias Jaider no se allanó a los cargos imputados.

Golpe a Los Chatarreros

Cuatro presuntos integrantes del grupo delictivo Los Chatarreros, dedicado a cometer hurtos a personas y de motocicletas en Tuluá, Valle de Cauca, fueron enviados a la cárcel por decisión de un juez.

La decisión cobija a Jhonier Escobar Ramírez, Jarry Esteban Torres Giraldo, Luis Felipe Quintero Donoso y John Kener Fajardo.

Por los hechos, la Fiscalía imputó a los investigados como presuntos responsables del delito de hurto calificado y agravado.

De acuerdo con la investigación de las autoridades, los imputados serían responsables del hurto de cuatro motocicletas. Estos hechos se habrían presentado en 2020.

Según señaló la Fiscalía, Los Chatarreros delinquían en el barrio La Inmaculada y zonas cercanas a Tuluá. Presuntamente, los sujetos intimidaban a las víctimas con armas para, de esa manera, hurtarles sus pertenencias y motocicletas.

“La Policía Nacional estuvo a cargo de la captura de los procesados. Dos de los presuntos implicados fueron notificados en los centros carcelarios, donde permanecen privados de la libertad por otros delitos”, indicó el ente acusador.

De otro lado, trece presuntos integrantes de una banda delincuencial liderada por una mujer conocida como alias La Mona fueron capturados. Esta estructura delictiva se dedica al expendio de sustancias psicoactivas en el municipio de Yumbo (Valle del Cauca), y contaba con una robusta línea de venta en Cali, que generaba cuantiosos ingresos.

Las autoridades detallaron que le dieron captura a los supuestos traficantes de estupefacientes en cuatro diligencias de registro y allanamiento adelantadas en Yumbo. En estos operativos, les hallaron dos armas de fuego, un arma traumática, munición, 2.000 gramos de estupefacientes (marihuana y base de coca) y dinero en efectivo.

Las pesquisas señalan que los 13 detenidos, entre quienes figuran tres menores de edad, al parecer se encargaban de distribuir los estupefacientes, organizar las finanzas y cometer homicidios. Todo esto, bajo las órdenes de alias La Mona, quien no fue capturada en la avanzada contra la estructura criminal y continúa libre.

La línea de expendio que esta red tenía en Cali de manera paralela a sus actividades ilegales en Yumbo producía ingresos mensuales por $50 millones de pesos. En las comunas 7 y 15 de la capital del Valle del Cauca, las cuales tenían azotadas con su presencia, vendían aproximadamente 4.000 dosis de diferentes estupefacientes.