bogotá

Alarma por posibles heladas en Bogotá y Cundinamarca, producción agropecuaria se vería afectada

La temperatura en Chiquinquirá y Usme llegó a bajar hasta 2,7 y 3,9 grados centígrados.


El Centro de Monitoreo Hidrológico y del Clima de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) informó que en horas de la madrugada de este martes 16 de agosto se registraron temperaturas bajas en los municipios de Chiquinquirá y en la localidad de Usme en Bogotá, en estaciones ubicadas en las cuencas media del río Suárez y media del Bogotá, respectivamente.

De acuerdo con los datos reportados por la entidad, en la estación Tolón del municipio de Chiquinquirá se registró una temperatura de 2,7 grados Celsius, y en la estación El Destino de Usme, de 3,9 grados Celsius. Dichas mediciones, según la Corporación, estuvieron cerca de la generación de heladas, lo cual puede afectar la producción agropecuaria.

Teniendo en cuenta el comportamiento del clima durante este mes de agosto, la entidad recomienda a las comunidades aledañas mantenerse alerta en caso de presentarse alta radiación solar e inicio de noche despejada.

“Esto debido a que, de manera tradicional, estas condiciones propician que en horas de la madrugada se genere el mencionado fenómeno, bastante común durante estas épocas del año”, dijo Richard Giovanny Villamil, director de Recursos Naturales de la CAR Cundinamarca.

“Debido a que durante este mes se ha presentado disminución en las lluvias, sumado a las bajas de temperaturas presentadas en dos ocasiones, lo cual refuerza las circunstancias explicadas anteriormente, hacemos énfasis en mantener los cuidados y precauciones ante cualquier alerta de helada”, anotó el funcionario.

De acuerdo con el reporte de la entidad, los días 8 y 12 de agosto también se registraron bajas temperaturas, por lo que el llamado, especialmente a los agricultores, es a estar alerta ante posibles heladas, las cuales, en caso de presentarse, serán alertadas por la Corporación.

Alerta por lluvias

En lo que resta del mes de agosto, en septiembre y octubre se presentarán lluvias en Colombia, según el análisis de modelos de predicción climática del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

“En las principales ciudades y en las regiones se recomienda estar monitoreando los ríos cercanos o que crucen municipios o ciudades, con el monitoreo permanente que ya existe a través de los Sistemas de Alertas Tempranas. Es importante tener en cuenta también las condiciones que indique el Ideam por medio de los comunicados diarios”, expresó en rueda de prensa en el Ideam Susana Muhamad, ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

En esta segunda temporada típica de lluvias, probablemente se presenten altas precipitaciones de hasta 50 % sobre lo normal en algunos sectores de las regiones Andina y Caribe, siendo octubre el mes más lluvioso en Colombia, por lo general.

El país ha estado, cabe recordar, bajo la influencia del fenómeno de La Niña desde el año 2020, una situación atípica a la que se viene enfrentando. Por esta razón, es altamente probable que este fenómeno se mantenga e incida en la saturación de los suelos y los niveles de los ríos.

“Esta etapa del segundo semestre del fenómeno de La Niña indica que traemos una recurrencia de precipitaciones alta. Hace un mes las probabilidades de la permanencia de este fenómeno descendieron al 68 %, pero hace tres días han aumentado al 80 %”, dijo Yolanda González, directora del Ideam.

Por lo anterior, cuerpos de agua como los ríos Magdalena y Cauca no han bajado su nivel en algunos sectores, ya que estos recogen caudales de todos los aportantes, ríos y quebradas de la región Andina. Por ello, la ministra de Ambiente, Susana Muhamad, le recomendó a toda la población y al Sistema Nacional de la Gestión del Riesgo, estar muy pendientes de esta nueva temporada de lluvias y de la posibilidad de crecientes súbitas e inundaciones lentas.

La ministra también recomendó monitorear el río Cauca en su cuenca baja, aguas debajo de Hidroituango y en las zonas de confluencia del río Nechí, especialmente en el área de La Mojana. En ese sentido, la jefe de cartera invitó a que se tomen las medidas necesarias debido a que a mitad de septiembre se prevé el inicio de la segunda temporada de lluvias.

Con base en el panorama expuesto por las entidades y ante la probabilidad de que se presenten eventos como deslizamientos, avalanchas, vendavales, inundaciones, entre otros, MinAmbiente y el Ideam hicieron las siguientes recomendaciones a los ciudadanos.

Si se detectan grietas o inclinaciones de viviendas, puentes, vías, entre otros, se deberá informar rápidamente a las autoridades locales. En cada hogar, oficina o lugar cerrado tener presentes las rutas de evacuación con puntos de encuentro en caso de alguna emergencia ocasionada por las lluvias.