justicia

Video | Así cayó el hombre que obligó a campesinos del Cauca a que “destruyeran” Popayán

Durante el paro nacional, una de las ciudades que más sufrió afectaciones por los desmanes y vandalismo fue Popayán. Las autoridades identificaron que alias ‘el Tigre’, estaría detrás no solo de este hecho, sino de homicidios, desplazamientos forzados y otros delitos, que lo convierten en uno de los hombres más peligrosos del Cauca.


Cuarenta hombres se necesitaron en una sola operación de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijín), con el apoyo de la Fuerza Aérea Colombiana y en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, para lograr capturar a uno de los hombres más peligrosos del Cauca: Jesús Fuentes Guzmán, alias ‘el Tigre’ o ‘Vladimir’. Él, durante más de 20 años, perteneció al ELN y, para el momento de su captura, estaba ocupando el cargo de cabecilla político, financiero y armado del Frente José María Becerra de ese grupo ilegal.

‘El Tigre’ estaba escondido en zona rural de la vereda El Encanto, municipio de Argelia (Cauca). Desde allá era donde ordenaba homicidios, extorsiones, secuestros y desplazamientos forzados, según las autoridades.

Le figuraban cuatro órdenes de captura por los delitos de homicidio, tráfico y fabricación de armas de fuego, tráfico de estupefacientes y terrorismo. Ya en el año 2003 había sido capturado por el delito de rebelión y era señalado de haber participado en el homicidio múltiple llevado a cabo el 3 de julio del año 2018 en zona rural de Argelia (Cauca), en el que perdieron la vida siete personas, entre ellas dos reincorporados de las extintas guerrillas de las FARC y cinco civiles.

A mediados de 2019, alias ‘Palermo’, cabecilla del frente, le encomendó a ‘el Tigre’ o ‘Vladimir’, la misión de coordinar las acciones terroristas en contra de la Fuerza Pública, dejando como resultado un soldado del Ejército Nacional muerto en un atentado en el sector de La Paloma.

En la información que reposa en las investigaciones queda claro que el año pasado fue cuando empezó a ocupar uno de los cargos más importantes en la organización: tras la captura de alias ‘Palermo’, el 30 de abril del año 2020, ’el Tigre’ asumió como cabecilla y se encargó de organizar a las masas campesinas en los municipios de Argelia, Guapi y El Tambo, en el Cauca, para que mediante bloqueos y manifestaciones violentas evitarán que se implemente la fumigación de cultivos ilícitos con glifosato por parte del Estado.

Obligó a los campesinos a salir de la zona del Cauca y trasladarse especialmente hacia Popayán y hacia Cali. Generó el financiamiento para miembros de la ‘primera línea’ en protesta a la fumigación con glifosato”, reveló el general Fernando Murillo, director de la Dijín, quien señaló que muchos de los campesinos asistieron por el temor de que atentaran contra sus vidas.

Hasta la fecha de su captura, él era quien dirigía las confrontaciones armadas contra el GAO-r Frente Carlos Patiño, por la disputa de rentas ilícitas de las drogas y el control territorial, que mantiene con zozobra a la población civil de la región.

Durante la investigación fue recolectado suficiente material probatorio e información aportada por fuente humana en la que se asevera que ‘el Tigre financió económicamente la movilización de campesinos del municipio de Argelia (Cauca), con la finalidad de realizar desmanes y bloqueos durante las recientes movilizaciones en Popayán y la ciudad de Cali en el Valle del Cauca.

Su captura se dio mediante asalto aéreo y el despliegue de más de 40 hombres entre comandos, investigadores y tripulantes de varias aeronaves de la Dirección de Antinarcóticos de la Policía y de la Fuerza Aérea. Un equipo táctico del Grupo de Antiterrorismo de la Dijín desembarcó mediante maniobras de soga rápida a 200 metros del lugar donde se encontraba el cabecilla guerrillero.

Por otra parte, fue necesario el despliegue de personal del Esmad hasta los caseríos cercanos a donde se refugiaba ‘el Tigre’, teniendo en cuenta los antecedentes que se habían presentado en esta zona, dado que los habitantes del sector en diferentes oportunidades habían rodeado e impedido que la fuerza pública realizara este tipo de procedimientos.

‘El Tigre’ fue dejado a disposición de la autoridad competente y en audiencia de control de garantías le fueron imputados los delitos de rebelión agravada, concierto para delinquir agravado, reclutamiento ilícito y uso de documento falso.