nación

Así era como despiadados criminales atracaban a conductores de plataformas en Bogotá

Una banda se dedicaba a asaltar a conductores de plataformas digitales que ofrecían servicio de transporte.


Los hurtos a vehículos que son utilizados en plataformas de transporte público permanecen, en su mayoría, ocultos. ¿La razón? Si las aseguradoras descubren que los carros son usados para ese propósito, las pólizas expiran. Sin embargo, la Policía y la Fiscalía adelantaron una investigación que permitió ubicar a los responsables de estos hurtos.

Se trata de cuatro delincuentes que integraban la banda conocida como Los Seguidores. Los capturados, de acuerdo con la Policía, paseaban por la ciudad de Bogotá y en ciertos puntos una mujer solicitaba un servicio de transporte; el conductor llegaba y unas cuadras adelante le pedía recoger a unos familiares que resultaban ser los atracadores.

Los delincuentes obligaban a los conductores a desplazarse por ciertos sectores bajo la amenaza de dispararles. Después de llevarlos a zonas apartadas, los dejaban abandonados sin ninguna posibilidad de comunicarse. Mientras tanto, escondían los carros para luego llevarlos a los garajes donde eran vendidos o desguazados.

“Estos delincuentes venían realizando actividades criminales contra aquellos vehículos que prestan sus servicios en plataformas. El modus operandi es utilizar una mujer que llama, se gana la confianza del conductor y le pide que detenga el vehículo en un sitio particular donde se suben los delincuentes con arma de fuego, que muchas veces los secuestraban y hurtaban el vehículo”, dijo el general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

Según la Policía, esta organización criminal tendría en su contra al menos seis denuncias ―conocidas―, ya que en la mayoría de los casos, de acuerdo con el general Camacho, los propietarios se abstienen de advertir que el hurto ocurrió bajo la misma modalidad, es decir, mientras trabajaban en el servicio de transporte a través de plataformas digitales.

La Policía Metropolitana de Bogotá entrega resultados contra el hurto de vehículos.
La Policía Metropolitana de Bogotá entrega resultados contra el hurto de vehículos. - Foto: César Flechas - Semana

Los cuatro capturados fueron presentados ante jueces de Control de Garantías para imputar delitos relacionados con hurto, pero como en uno de los casos la víctima fue secuestrada, también se atribuye esa conducta criminal, que podría dejar condenas superiores a los 20 años de cárcel. El juez consideró que efectivamente son un peligro para la sociedad y que deben estar en una cárcel.

Otros capturados

En otros operativos, la Fiscalía también informó sobre la desarticulación de más organizaciones criminales dedicadas al hurto de vehículos bajo la modalidad de halado y atraco. Se trata de bandas que delinquen en diferentes sectores de la ciudad de Bogotá y que serían responsables del aumento en la criminalidad.

Los casos que fueron reportados a la Policía incluirían el hurto de vehículos mediante la modalidad de halado y donde las víctimas dejaban sus vehículos en vía pública, en cuestión de minutos desaparecen. Una persona afectada por estas organizaciones criminales contó a SEMANA su experiencia y cómo, en tiempo récord, la Policía recuperó su carro.

“Nos encontrábamos en un parque y estaba lleno con otros vehículos cerca, ingresamos y a los pocos minutos regresé y vi la camioneta en el punto donde la dejamos; cuando vuelvo a revisar, ya no estaba, y de inmediato informamos a la Policía. Llegamos hasta la Sijín a radicar la denuncia y en cuestión de horas el vehículo fue recuperado”, dijo la víctima.

La Policía Metropolitana de Bogotá entrega resultados contra el hurto de vehículos.
La Policía Metropolitana de Bogotá entrega resultados contra el hurto de vehículos. - Foto: César Flechas - Semana

Algunos de los capturados, que estarían vinculados con estas organizaciones criminales, fueron enviados a la cárcel por su presunta responsabilidad; sin embargo, otros fueron dejados en libertad o en detención domiciliaria, lo que convierte la situación en un grave riesgo de reincidencia, pues muchos ya tenían antecedentes por los mismos delitos.

Noticias relacionadas