Tendencias

Home

Nación

Artículo

Gustavo Petro
Gustavo Petro, candidato presidencial del Pacto Histórico - Foto: JUAN CARLOS SIERRA PARDO

elecciones 2022

Así le fue a Gustavo Petro en las elecciones presidenciales de 2010 y 2018

El candidato del Pacto Histórico busca que la tercera sea la vencida. Su mejor resultado fue en 2018 cuando ocupó el segundo puesto.

Este 19 de junio, los colombianos salieron a las urnas para escoger al que será su nuevo presidente: Gustavo Petro o Rodolfo Hernández. En las últimas encuestas, ambos presentaban un empate técnico, por lo que aún es muy difícil saber, a ciencia cierta, cuál podría ser el resultado final de las elecciones.

Por esto, es importante tener en cuenta las pasadas participaciones de los candidatos en este tipo de elecciones, aunque, es clave recordar, que Petro es el único de los dos que tiene un recorrido en comicios presidenciales.

El candidato del Pacto Histórico ha participado, incluyendo la de este año, en tres votaciones para presidente en Colombia. Las otras dos se dieron en 2010 y 2018, cuando Petro ocupó el cuarto y segundo lugar, respectivamente.

Campaña en 2010

En la primera oportunidad (2010), Petro participó de las elecciones presidenciales en representación del Polo Democrático Alternativo, superando en las votaciones internas al fallecido candidato presidencial Carlos Gaviria. Para ese entonces, Petro peleó la Presidencia con personajes de gran talante como el exministro de Defensa del gobierno Uribe, Juan Manuel Santos, el exalcalde de Bogotá, Antanas Mockus, y el exvicepresidente Germán Vargas Lleras.

De hecho, la primera vuelta terminó con ese orden: Santos, primero, seguido de Mockus y Vargas Lleras, en segundo y tercer lugar respectivamente, y Petro en la cuarta posición. En la segunda vuelta, Juan Manuel Santos, quien entonces oficiaba como el candidato del uribismo, se quedó con la Presidencia al derrotar a Mockus por casi 6 millones de votos.

En el caso específico de Petro, el candidato tuvo 1,3 millones.

Campaña en 2018

Así, pasaron ocho años del gobierno Santos, quien fue reelegido en 2014, antes de que Gustavo Petro decidiera volver al ruedo presidencial, esta vez con el apoyo de su propio movimiento: la Colombia Humana.

Para las elecciones de 2018, Petro llegaba con las mayorías de la izquierda mostrando su empatía hacia él y esperando que fuera “el cambio” del país. Sus dos mayores contrincantes eran Iván Duque (Centro Democrático) y Sergio Fajardo (Coalición Colombia); finalmente, Duque fue el contrincante con el que se encontró en segunda vuelta.

Cabe recordar que en primera vuelta, Petro ya mostraba una evolución importante frente a su espectro político en el país, con el año 2010 como punto de referencia: mientras que en su primera campaña presidencial Petro no había alcanzado ni el millón y medio de votos, en 2018 fueron casi 5 millones de colombianos los que depositaron su confianza en él.

Sin embargo, la segunda vuelta tendría mayores complicaciones: con Fajardo derrotado y votando en blanco, sus electores tenían el camino libre para elegir entre Duque o Petro, y tal parece que muchos de ellos tomaron el camino del uribismo. Mismo escenario fue el que se vivió con los electores de Germán Vargas Lleras y Humberto de la Calle.

Así, con el país polarizado, los colombianos salieron en masa el 17 de junio de 2018, con dos opciones: Iván Duque o Gustavo Petro. La elección, como es conocido, dejó como ganador a Duque, quien sumó casi tres millones de votos más a su campaña (10,3 millones), en comparación con la primera vuelta, superando a Petro, quien con 8 millones de votos (4 millones a los obtenidos en la primera votación) se quedó con el segundo lugar de las elecciones presidenciales y un puesto en el Senado, gracias al llamado Estatuto de la Oposición.

Cabe recordar que este recurso político no solo dio una curul a Petro en la Cámara Alta, sino que también otorgó un lugar a su fórmula vicepresidencial, Ángela María Robledo, en la Cámara de Representantes.

Noticias relacionadas