crimen

Atención: Carlos Giovanny Guerrero Torres es el coronel (r) capturado en Haití tras asesinato del presidente

Es el militar retirado de más alto rango investigado por la muerte de Jovenel Moïse. Estos son los detalles de la investigación que sacude al país.


Los generales Jorge Vargas y Luis Fernando Navarro entregaron detalles de la investigación tras el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse. Las autoridades colombianas tienen documentado en detalle cómo fueron los movimientos de los colombianos, algunos militares retirados, que supuestamente participaron en ese crimen y que fueron capturados por las autoridades de Haití, dados de baja en el operativo o que están huyendo después de que se perpetró el homicidio.

General Vargas y General Navarro rueda de prensa
General Vargas y General Navarro rueda de prensa - Foto: Alexandra Ruiz

Los generales relataron el cronograma que tuvieron los colombianos que viajaron. Según los datos recogidos, que relatan los detalles del vuelo, los colombianos estuvieron 32 días en Puerto Príncipe, tiempo en el cual se habrían preparado para la operación que terminó con la muerte, por 12 certeros tiros, al presidente de Haití.

“Se han identificado exmiembros del ejército nacional, que no están en actividad”, aseguró el general Vargas. “Somos categóricos en afirmar que los ciudadanos colombianos no pertenecen al Ejército Nacional. No están en servicio activo”, agregó el general Navarro

Entre ese grupo de exmilitares, Carlos Giovanny Guerrero Torres es el coronel (r) capturado en Haití tras el asesinato del presidente. Fue comandantes del batallón de Infantería Mariscal Sucre con sede en Chiquinquirá.

Vea el programa en el que militares retirados analizan

Los generales aseguraron que esos militares podrían pedir la asistencia judicial que se suele dar a los miembros de las fuerzas militares, pero que eso no implica que tengan algún vínculo con la institución. Aseguró que la mayoría de estos exmilitares pidieron el retiro entre 2018 y 2020.

El general Vargas también habló de una investigación que se adelanta contra cuatro empresas que al parecer fueron las encargadas de reclutar a los mercenarios que llegaron a la casa del presidente haitiano.

El general no entregó los nombres de esas empresas, aunque sí aseguró que adelantan las investigaciones para conocer la representación legal, cuál era su actividad en Colombia y quiénes hacen parte de estas compañías, aparentemente dedicadas a servicios de seguridad.

“Son empresas, cuatro que están en verificación, que harían parte de ese reclutamiento, en la agrupación de estas personas para producir los viajes y esto precisamente hace parte de lo que estamos verificando, tratando de esclarecer”, dijo el general en rueda de prensa.

Se sabe que dos de los involucrados, Duberney Capador y Germán Alejandro Rivera, viajaron el 6 de mayo de Bogotá a Panamá y de allí a Santo Domingo, donde estuvieron cuatro días antes de tomar un vuelo a Haití. Los demás colombianos llegaron a República Dominicana el 4 de junio y el 6 cruzaron a Puerto Príncipe. Las autoridades dijeron tener también información de cuatro empresas implicadas en el crimen, sin dar más detalles.

Entre los detenidos por el magnicidio está Manuel Antonio Grosso Guarín, de 40 años. Una persona que lo conoce le dijo a SEMANA que se trataba de un militar muy preparad, contraguerrilla, lancero y experto paracaidista. Otro de los capturados es Francisco Eladio Uribe, quien según su esposa salió del ejército en 2019 tras 20 años de servicio como soldado profesional. El exescolta y conductor fue reclutado por una supuesta empresa de seguridad que le ofreció viajar a otros países como guardaespaldas de familias poderosas.

En Colombia, el exmilitar está bajo investigación por la ejecución de un civil que fue presentado como caído en combate, dentro del megaescándalo que involucra al ejército colombiano en un conteo de cuerpos para inflar sus resultados en la lucha contra las guerrillas de izquierda. El presidente Iván Duque anunció el envío de una misión de inteligencia a Haití para ayudar a esclarecer el magnicidio.

Taiwán informó este viernes que 11 presuntos miembros del comando que asesinó a Moise irrumpieron en su embajada en Puerto Príncipe en un intento de huir, pero fueron detenidos por la policía. A raíz del asesinato, Haití entró en “estado de sitio” por 15 días, según dispuso el primer ministro.

*Con información de AFP