Home

Nación

Artículo

  Los planes para cambiar la extradición fueron anunciados por el presidente Petro tras una reunión con una comisión enviada a Bogotá por su homólogo estadounidense, Joe Biden. La Casa Blanca aún no se ha pronunciado con respecto a esta idea.
Gustavo Petro y Joe Biden. - Foto: Alexandra ruiz poveda - semana / reuters

nacion

Estados Unidos y Colombia tendrán grupo de trabajo para casos de extradición que generen desacuerdo

El grupo será encabezado por el ministro de Justicia y funcionará de manera permanente.

Entre Estados Unidos y Colombia se creará un grupo de trabajo para los casos críticos en materia de extradición que puedan generar desacuerdo entre los dos países. Esta información fue confirmada por el ministro de Justicia, Néstor Osuna Patiño, quien se encuentra en Washington desde el pasado lunes.

El grupo será encabezado por el propio ministro de Justicia y funcionará de manera permanente; aunque no se ha definido, este equipo podría contar también con un agregado en la Embajada de Colombia en Washington, exclusivo para el grupo. Además, tendrá a su cargo otros temas de cooperación judicial entre ambos países.

Osuna confirmó que no existe ahora ningún caso así, pero que es importante estar preparados. “No hay ningún caso en ese sentido... es mejor estar preparados”, dijo, según declaraciones recogidas este jueves por el medio estadounidense Nation World News.

“La extradición se ha venido aplicando según las reglas y la dinámica histórica y eso seguirá. Pero hemos convenido tener un grupo de trabajo específico basado en Bogotá para analizar algún caso crítico que se pueda presentar. En este momento no hay ninguno, pero si sale uno en el que no estamos de acuerdo poderlo discutir, entender las razones de las partes y convenir en cómo solucionar la diferencia o mantenerla en términos amistosos”, dijo el ministro, de acuerdo con declaraciones difundidas por el periódico El Tiempo.

La vista de Néstor Osuna a Estados Unidos

La visita del ministro de Justicia a Estados Unidos está enfocada en aclarar detalles sobre la nueva política antidrogas y el manejo que se le dará en el gobierno actual a la extradición.

El presidente Gustavo Petro ha insistido en que la estrategia que quiere aplicar, a través de una ley que perduraría independientemente de los cambios de Gobierno, es que en Colombia el narcotraficante que se acoja a la justicia y que aplique garantías de no repetición, de verdad y de reparación, no será extraditado a Estados Unidos.

“¿Qué pasa si una persona de estas bandas ya solicitadas en extradición hace parte de un proceso de paz en Colombia?, caso que pasó en las Farc, lo que yo he propuesto es que integrante del esta cadena que decida acogerse a la justicia y de garantías de no repetición, no se extradite, pero depende de una ley, no de un gobierno que va a pasar (cambiar)”, fue lo que dijo el presidente Petro cuando puso por primera vez el tema sobre la mesa tras su llegada al Gobierno.

Los diálogos con el ELN y la extradición

El ministro de Justicia, Néstor Osuna, también explicó en su rueda de prensa que un acuerdo final con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, ELN, grupo armado con el que el Gobierno dialoga actualmente en Caracas, Venezuela, podría significar la suspensión de la extradición de sus miembros a Estados Unidos, de una forma similar a lo que sucedió con las extintas FARC, con el acuerdo de paz firmado en 2016.

De acuerdo con Osuna, las conversaciones que ha sostenido con altos funcionarios del Gobierno estadounidense han sido muy satisfactorias. Según el ministro, el gobierno del presidente Joe Biden nunca ha expresado preocupación por la erradicación de cultivos de coca en Colombia.

Osuna también aclaró que para el gobierno de Gustavo Petro, la lucha contra el narcotráfico “debe cambiar”, porque las políticas implementadas hasta ahora en equipo con Estados Unidos, durante décadas, “no han dado los resultados esperados”.