bogotá

Bogotá tendrá planta de termovalorización para convertir toneladas de basura en energía

En la planta de termovalorización se descompondrán los residuos inorgánicos mediante el calor y con turbinas se convierte el vapor en energía eléctrica.


En la mañana de este miércoles la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, en compañía de la directora de la UAESP, Luz Amanda Camacho; la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, y la secretaria de Hábitat, Nayda Rangel, anunciaron el lanzamiento de la primera licitación internacional para el nuevo modelo de gestión de residuos que transformará al relleno sanitario de Doña Juana.

Se trata de la licitación de la primera planta a gran escala de termovalorización en Latinoamérica para el aprovechamiento de residuos, es decir, para convertir toneladas de basura en energía eléctrica en la capital del país.

“No podemos seguir enterrando nuestros residuos, que además dan un impacto ambiental muy negativo. Hoy estamos enterrando 6.200 toneladas de basuras en los lotes o terrenos del mal llamado relleno sanitario Doña Juana, pero con la planta de termovalorización vamos a recibir los residuos y mediante un tratamiento térmico, lo vamos a transformar en energía”, aseguró la directora Camacho.

Miles de toneladas de basura llegan diariamente al relleno sanitario de Doña Juana.
Miles de toneladas de basura llegan diariamente al relleno sanitario de Doña Juana. - Foto: Alcaldía de Bogotá

De esta manera, la Alcaldía abrió el proceso de licitación publicando los prepliegos para adjudicar la concesión del tratamiento de residuos en el modelo de termovalorización.

“Los expertos y consultores nos dijeron que esto se trata de economía de escala, a más toneladas de basura, más energía y más ingresos y tenemos todas las toneladas del mundo porque Bogotá lamentablemente es una de las ciudades que más residuos genera. Pero a partir de hoy esos residuos se convertirán en materia prima para la generación de energía”, precisó Camacho.

En la planta de termovalorización se descompondrán los residuos inorgánicos mediante el calor y con turbinas se convierte el vapor en energía eléctrica, con capacidad suficiente para proveer todo el alumbrado público de Bogotá.

Según lo explicó la alcaldesa Claudia López, esta planta es parte de su Plan de Acción Climática y Plan de Ordenamiento Territorial para no seguir expandiendo aún más el relleno de Doña Juana.

“Hoy le estamos anunciando a la ciudad que ahora tendremos una tercera tecnología para tratar los residuos que disminuirá el impacto ambiental y generará energía para la ciudad. Con la planta le estamos cumpliendo a los ciudadanos de Ciudad Bolívar, Usme y Tunjuelito que nos pidieron que no les sigamos trayendo basuras para enterrarlas aquí, no vamos a seguir expandiendo a Doña Juana”, dijo la mandataria.

La planta, que se construirá en el Parque de Innovación Doña Juana, se implementará mediante módulos. El primero entrará en funcionamiento en diciembre del próximo año, y para 2027 transformará entre 2.400 y 3.000 toneladas de residuos cada día, generando más de 128 megavatios de energía, suficientes para alimentar todo el alumbrado público de Bogotá o más de 40.000 hogares de la ciudad.

Adicionalmente, las cenizas producto de la combustión de los residuos serán comercializadas como insumos para la industria de la construcción. De esta manera, se garantiza el aprovechamiento del ciento por ciento del material tratado, y la disminución de la generación de lixiviados que afectan al subsuelo y el río Tunjuelito.

Además, gracias al sistema de limpieza de emisiones, la planta de termovalorización junto a Biogás Colombia reducirán en 66 % la expulsión de gases contaminantes a la capa de ozono, en comparación a lo que se produce hoy con el enterramiento de residuos.

“El manejo de residuos públicos con esta planta disminuirá la producción de metano y gases de efecto invernadero, además se bajarán las emisiones y su impacto; también se disminuirán los lixiviados que contaminan la cuenca del río Tunjuelo”, confirmó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

El modelo financiero propuesto por la UAESP para este proceso contempla la venta tanto de la energía generada, como de las cenizas producto de la operación de la planta, con el objetivo de obtener ingresos necesarios para su funcionamiento y correcta operación, evitando el incremento de las tarifas de aseo que pagan los ciudadanos.

“Este modelo aportará a la economía circular y no afectará la tarifa que hoy pagamos por aseo”, puntualizó la directora Camacho.

Frente a este tema, la alcaldesa especificó que “esta licitación que abrimos hoy estima que el privado debe aportar cinco billones de pesos, esos recursos se los vamos a pagar con la venta de la energía que vamos a producir. Solo 15 %, estima el modelo financiero, se va a pagar con la tarifa actual, sin que se suba la tarifa (de aseo)”.

López subrayó que la garantía de que no se van a subir las tarifas es que la Alcaldía no es la encargada de establecer los valores pues es una tarea que le corresponde a la comisión reguladora. “De manera que no hay ninguna tentación de esta alcaldía o la próxima suban las tarifas porque no se puede”, comentó.

Recorrido por la planta de Biogás

Durante el evento, la alcaldesa López y la directora de la UAESP recorrieron la planta de Biogás Colombia y verificaron el proceso que se adelanta para convertir los gases que generan los residuos enterrados en energía eléctrica.

En el relleno de Doña Juana también está la la planta de Biogás Colombia que convierte los gases que generan los residuos enterrados en energía eléctrica.
En el relleno de Doña Juana también está la la planta de Biogás Colombia que convierte los gases que generan los residuos enterrados en energía eléctrica. - Foto: Alcaldía de Bogotá

Al finalizar el recorrido el gerente de Biogás Colombia, Helmuth Gallego, hizo entrega a la alcaldesa de un cheque por 2.475 millones de pesos, producto de las utilidades generadas de la venta de la energía durante el primer semestre de 2021, este dinero será invertido en su totalidad en acciones para el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes del área de influencia de Doña Juana.