Home

Nación

Artículo

El pasado jueves, 28 de julio, en Puerto Colombia se puso en funcionamiento el nuevo sistema de acueducto que beneficiará al población del suroccidente.
El pasado jueves, 28 de julio, en Puerto Colombia se puso en funcionamiento el nuevo sistema de acueducto que beneficiará al población del suroccidente. - Foto: Gobernación de Atlántico

nación

Buenas noticias: 14 municipios en el Atlántico ya tienen agua potable las 24 horas del día

El propósito de la gobernadora, Elsa Noguera, es alcanzar una cobertura del 100 % en todo el territorio antes de finalizar su mandato.

Catorce de los 23 municipios que conforman el departamento del Atlántico ya cuentan con el servicio de agua potable las 24 horas del día. Así lo dio a conocer la gobernadora Elsa Noguera.

La tarea no ha sido fácil. En palabras de la mandataria, “el único territorio que tenía agua 24/7 era Barranquilla”, pero hoy en día, se le suman otras cabeceras como Piojó, Puerto Colombia, Sabanalarga, Galapa, Ponedera, Juan de Acosta, Luruaco, Tubará, Usiacurí, Ponedera, Baranoa, Sabanagrande y Polonuevo.

Según explicó Lady Ospina, secretaria de Agua Potable del Atlántico, a pesar de que el departamento está rodeado por agua, los territorios son muy planos y no cuentan con páramos o montañas con fuentes de agua, por lo que se necesita de sistemas de bombeo para que el líquido llegue, sobre todo, a las partes más altas.

Para abastecer a los demás municipios, el proceso inició duplicando la producción de agua con la construcción y ampliación de las diferentes plantas de tratamiento que se ubican en todo el territorio. Luego, con la instalación de tanques de almacenamiento, que distribuyen el líquido a los hogares, así como intervención en las redes de acueducto para garantizar el servicio.

Para ello se realizó una inversión de 400.000 millones de pesos, la mitad la aportó el Gobierno nacional y la otra mitad la Gobernación.

“Teníamos muchos sectores con agua solamente por tres o seis horas. El segundo desafío ya no es solo continuidad, sino cobertura. Llegar a los barrios que estaban desconectados al sistema y llegar a los corregimientos. La meta es que antes de diciembre del próximo año podamos tener agua 24/7 en todas las cabeceras y corregimientos”, explicó Noguera.

Precisamente el pasado jueves, 28 de julio, en Puerto Colombia se puso en funcionamiento el nuevo sistema de acueducto que beneficiará a la población del suroccidente.

“Construimos un sistema de almacenamiento, para mejorar la continuidad; es decir, para que tengan agua las 24 horas del día, los siete días de la semana. Y por último, instalamos redes de distribución de agua potable a los barrios del suroccidente del municipio, en esta zona alta donde nunca antes habían tenido agua”, destacó la mandataria departamental.

De acuerdo con la secretaria de Agua Potable, las obras “del nuevo sistema de acueducto contemplaron la construcción de un tanque de 3.000 metros cúbicos de capacidad, la estación de bombeo y 2.134 metros de tubería para su llenado y distribución posterior a las redes”.

El proyecto de acueducto beneficiará a más de 72.000 habitantes del municipio y permite la construcción de las nuevas redes de distribución de las zonas altas (suroccidente), que hoy no cuentan con agua potable y donde se beneficiarán más de 4.000 habitantes cuando entre en operación.

Pero el proyecto más ambicioso, en el sector de aguas potables del departamento, es el Acueducto del Mar. La obra contempla una bocatoma (sistema donde se capta el agua desde el río Magdalena), aducción desde la bocatoma hasta la planta de tratamiento de agua potable de Puerto Colombia de 5.661 metros de longitud, una planta de tratamiento de agua potable continua a la planta existente del municipio de Puerto Colombia en el sector de Las Flores de capacidad de 900 litros por segundo.

“Es la inversión más grande”, aseguró Lady Ospina, quien explicó que actualmente el proyecto se encuentra en licitación, se espera que a finales de agosto entre en proceso de adjudicación y posteriormente dar inicio a las obras que tendrían un tiempo de ejecución de dos años.