nación

Capturan a alias Pluma, guerrillero del ELN que llegó a Medellín para asesinar desertores

El miliciano fue detenido en la capital antioqueña luego de un operativo de la Dijín de la Policía.


Un duro golpe al ELN propinaron las autoridades en Medellín, en donde fue capturado Melison Perea Bonilla, alias Pluma, quien había llegado a esa ciudad, según la Policía, para emprender un plan de ajuste de cuentas.

De acuerdo con los trabajos de investigación, Pluma tenía la misión de “ajusticiar” a antiguos compañeros del ELN, quienes estarían entregando información a las autoridades.

Además, era el tercer cabecilla del frente Resistencia Cimarrón del ELN que delinque en el Chocó.

“Con una trayectoria de más de 10 años en el Ejército de Liberación Nacional, era el encargado de la compra, almacenamiento y venta de pasta de base de coca y clorhidrato de cocaína, controlando las rutas desde el Alto Baudó hacia los puertos del Pacífico para enviar cargamentos de droga al exterior”, indicó la Dirección de Investigación Criminal (Dijín).

El coronel José Restrepo, subdirector de esa unidad, dijo que “desde 2019 fue el responsable de liderar las confrontaciones contra el Clan del Gofo en la rivera del Baudó, causando el confinamiento y desplazamiento de las comunidades y era el principal surtidor de finanzas para Emilce Oviedo Sierra, alias ‘La Abuela’, delegada de la Dirección Nacional (DINAL) del ELN, por quien el Gobierno ofrece una recompensa de 1.000 millones de pesos”.

Luego de presentar material probatorio, un juez de control de garantías decidió enviar a Pluma a la cárcel Bellavista por los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de narcotráfico y rebelión.

Diálogos de paz

La captura del guerrillero se conoce en medio de la intensión que anunció el ELN de reactivar los diálogos para un proceso de paz con el gobierno electo de Gustavo Petro.

Sobre el triunfo de Petro, el ELN dijo luego de conocerse los resultados de la segunda vuelta presidencial que, “Gustavo Petro fue electo presidente, este Gobierno debe encarar los cambios para una Colombia en paz, entre los más urgentes están la inclusión política y económica, una economía soberana sin depredación y una nueva Doctrina de Seguridad y Derechos Humanos”.

De igual manera, el grupo subversivo hizo referencia al narcotráfico señalando que, “sustituir los cultivos de uso ilícito en Colombia es solo una parte necesaria para poner fin al narcotráfico, pues sus ganancias provienen, principalmente, de la comercialización internacional, el lavado de narcodinero, del negocio de los insumos y de los laboratorios de procesamiento; la fracasada guerra contra las drogas después de 50 años de desastres exige una política alternativa consensuada con los países consumidores. Colombia, como país más afectado por esta guerra, reclama un cambio radical de estrategia antidrogas”.

En otro aparte de la comunicación, que publicó el ELN luego de la victoria de Gustavo Petro, se hace referencia al próximo 7 de agosto. “Si el presidente elegido se posesiona el 7 de agosto para hacer los cambios que nos encaminen a superar el clientelismo y sacar la violencia de la política, avanzar en planes de inclusión social que contemplen empleo y emprendimientos para las mayorías, un plan de Reforma Agraria, un nuevo modelo de lucha contra las drogas y le da continuidad al Proceso de Paz, Colombia tendrá un Gobierno respaldado por el movimiento popular; pero si se instala para hacer ‘más de lo mismo’, tendrá al pueblo en las calles reclamando cambios con más vehemencia que en 2019 y 2021″.

Por último, indicó que el ELN que “mantiene activo su sistema de lucha y resistencia política y militar, pero también su plena disposición para avanzar en un Proceso de Paz que dé continuidad a la Mesa de Conversaciones iniciada en Quito en febrero de 2017″.