Home

Nación

Artículo

1. Ana María Castro, la víctima. 2. Video del bar, de donde sale en compañía de los ahora capturados. 3. Video del parqueadero. Todos los implicados se suben, junto con Ana María, a la camioneta.

nación

Caso Ana María Castro | Testigo estrella de la Fiscalía sufre de “lagunas alcohólicas”

En el juicio contra los capturados por este caso habló la psicóloga forense que dictaminó el estado mental de Mateo Reyes.

Lo que no entienden los abogado de Paul Naranjo y Julián Ortegón, los dos únicos procesados y capturados por el supuesto feminicidio de Ana María Castro, es por qué la Fiscalía no utilizó en su investigación los psicólogos forenses que tiene la entidad y terminó por acudir a una consultorio de una universidad. La psicóloga forense consultada por la Fiscalía aseguró, en el juicio, que el testigo estrella en este caso sufre de “lagunas alcohólicas”, producto de su habitual ingesta de alcohol.

“Este análisis permite identificar que el consumo de alcohol ha sido un hábito nocivo para el valorado (Mateo Reyes) dentro de su estilo de vida, que lo ha llevado a experimentar episodios de amnesia anterógrada o lagunas alcohólicas en los que experimentan pérdida de la memoria de los acontecimientos ocurridos mientras se encuentra en estado de alicoramiento”, dijo la psicóloga consultada por la Fiscalía.

En el juicio que avanza en contra de Naranjo y Ortegón, por el delito de feminicidio, la Fiscalía presentó a esta psicóloga que explicó de qué manera y qué tipo de estudio desarrolló al principal testigo en este proceso, el señor Mateo Reyes, justo la persona que viajaba con Ana María, el día y hora de los hechos.

“Para las entrevistas colaterales se tuvo en cuenta la aplicación de cuatro pruebas psicológicas, dentro de ellas el inventario de evaluación de personalidad, un screening para determinar el deterioro cognitivo, un listado de síntomas breve y estados sobre simulación de problemas”, dijo la psicóloga forense en su declaración.

La Fiscalía le preguntó a la profesional sobre los estudios que se desarrollaron no solo a Mateo Reyes, sino a Naranjo y Ortegón. La importancia de los análisis practicados y por qué eran necesarios de cara a establecer sus comportamientos. Sin embargo, la Fiscalía se concentró en los resultados del estudio a Reyes.

“No se aprecian indicadores asociados a trastornos de personalidad o de alguna psicopatología del valorado, se llega también a identificar que el estado cognitivo del valorado está preservado, se sugiere o sospecha algún deterioro o afectaciones dentro de sus procesos de atención y memoria”, dijo la profesional en el juicio.

Para la defensa de los procesados, de Paul Naranjo y Julián Ortegón, la versión de la psicóloga debe ser contrastada con otros profesionales de mayor experiencia, puesto que de acuerdo con el perfil apenas ha tenido algunos acercamientos con procesos como este, en juicio.

“La psicóloga que utilizó la Fiscalía es una voluntaria que apenas ha desarrollado ocho estudios de psicología forense desde el consultorio psicoforense de la universidad y eso es muy delicado de cara a una situación como la que actualmente se desarrolla con este caso”, dijo un abogado de la defensa.

La profesional explicó su experiencia, advirtió que son 10 las evaluaciones y valoraciones de psicología forense que ha desarrollado a lo largo de su carrera en el área y por qué los resultados de sus análisis pueden tener la misma validez que los desarrollados por entidades como Medicina Legal.