Home

Nación

Artículo

Alvaro Uribe
expresidente Alvaro Uribe y su abogado defensor, Jaime Granados, acudieron al Palacio de Justicia para presentar un documento de 125 paginas con sus objeciones contra el auto de hace una semana, en el que la Corte Suprema de Justicia determino investigar al exmandatario por manipulación de testigos en contra del tambien congresista Ivan Cepeda Bogota feb 23 2018 foto Guillermo Torres revista Semana - Foto: GUILLERMO TORRES

nación

Caso Uribe: Cepeda y Montealegre radicaron tutela para que el expresidente sea llamado a juicio

Consideran que se ha querido dilatar el caso. Debido a esto piden que se suspendan todas las acciones que ha tomado el fiscal, entre estas, citar a interrogatorio a Uribe.

El senador Iván Cepeda y el exfiscal General, Eduardo Montealegre entutelaron al fiscal tercero delegado ante la Corte Suprema de Justicia, Javier Fernando Cárdenas Pérez, quien fue designado el pasado 2 de mayo para continuar con la investigación contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez por su presunta participación en los delitos de soborno en actuación penal y fraude procesal.

Esto al considerar que la designación firmada por el fiscal General, Francisco Barbosa va en contravía de lo dispuesto por la jueza 28 de conocimiento de Bogotá que negó la preclusión presentada por el ente investigador. En este sentido señalan que el jefe del ente acusador no tenía la potestad para designar un nuevo investigador puesto que la ley se lo restringe directamente.

En uno de los apartes de la tutela consideran que se han “violentado” las llamadas “garantías fundamentales de las víctimas, al acceso a la administración de justicia, y sus derechos a la verdad, la justicia y la reparación”. Reseñando que la Fiscalía, desde el día que se tomó la decisión, “tiene la obligación de acusar al imputado Uribe Vélez y no lo ha hecho”.

El hecho de citar a interrogatorio, nuevamente, a Uribe y ordenar pruebas documentales y testimoniales fue catalogado como una maniobra dilatoria, “burlando así el derecho de las víctimas”.

En este sentido se advierte que se debe suspender la práctica de pruebas documentales y testimoniales y, en un plazo razonable, la Fiscalía debe presentar el escrito de acusación en contra de Uribe, lo que en otras palabras representa un llamado a juicio.

“Por lo anterior, han solicitado que se amparen sus derechos fundamentales y se ordene al Fiscal Tercero Delegado ante la Corte Suprema de Justicia, que cese toda actividad de investigación desplegada con posterioridad a la decisión del 27 de abril de la anualidad, mediante la cual se negó la preclusión de la investigación penal y, en un plazo razonable, fijado por el juez de tutela, formule acusación en contra de Álvaro Uribe Vélez”, señaló Cepeda en un comunicado.

Para Cepeda y Montealegre, quienes fueron reconocidas como víctimas dentro de la investigación contra Uribe, el fallo en el que se rechazaron las pretensiones para archivar el caso fue claro al indicar que existían elementos materiales de prueba para “configurar la responsabilidad penal del imputado”.

“Ha desconocido (en referencia a Barbosa) la decisión del Juzgado 28 del Circuito de Bogotá con Función de conocimiento, según la cual la Fiscalía General de la Nación no acreditó ninguna de las tres causales de preclusión con las que soportó su solicitud, y en consecuencia, debería proceder, en un término razonable, a formular escrito de acusación”, detalló el senador. En los próximos días se deberá resolver si se avala o no la tutela presentada por Cepeda y Montealegre.

El proceso contra Uribe

El pasado 27 de abril, la jueza 28 de conocimiento rechazó la solicitud presentada por el fiscal Gabriel Jaimes Duarán que señaló que por atipicidad de la conducta se debía archivar la investigación que se abrió en la Corte Suprema de Justicia contra el exmandatario por presuntamente haberle ordenado al abogado Diego Cadena presionar a testigos y ofrecerles dádivas y beneficios jurídicos si se retractaban de las acusaciones que habían hecho en contra del exmandatario y su hermano Santiago.

Para el fiscal Jaimes, la evidencia demostraba que Uribe jamás dio órdenes directas para presionar a los testigos y no tenía conocimiento sobre las acciones que adelantaba su abogado en las cárceles del país. Sin embargo, para la jueza 28 de conocimiento, hay diferentes testimonios que permiten inferir que en efecto el exmandatario sí tenía conocimiento sobre la presión para que los testigos se retractaran y acusarán al senador Iván Cepeda de haberlos presionado.

“Lo cierto es que mal haría afirmarse en sede de preclusión, y tal y como lo señalara el delegado fiscal, que sencillamente no hay incertidumbre al respecto de que hubiera algún tipo de ofrecimiento, dádiva, promesa, presión ni beneficio a los testigos”, precisó la jueza en esa oportunidad. “El exsenador Álvaro Uribe Vélez, en extenso sentido, intervino en los hechos objeto de verificación por lo cual no se podría deducir con certeza que el imputado haya sido totalmente ajeno a ellos”.