investigación

¿Quién es alias William?: el hombre que sería ficha clave en el ELN y que acaba de quedar libre

SEMANA revela detalles de la investigación contra Jimmy Moreno, alias William, quien sería punta de lanza de la estrategia de conducción de masas con la que el ELN buscaría deslegitimar al Gobierno y adoctrinar en capitales.


Los contundentes golpes que les han propinado las Fuerzas Militares y de Policía, en por lo menos ocho ocasiones, a campamentos de jefes del ELN, en los cuales han encontrado abundante información encriptada en computadores, tabletas, memorias USB y dispositivos electrónicos, dejaron en evidencia el plan de esta guerrilla para llegar a las ciudades.

Paralelo a la confrontación armada, el ELN definió un objetivo que denominaron “conducción nacional de masas”, que no es otra cosa que una guerra social, como lo califican en la guerrilla, conformando una especie de milicia urbana que ha salido a flote en las protestas.

Según la información confiscada, a la que tuvo acceso en exclusiva SEMANA, aparece la creación de esta estrategia de conducción de masas a partir del V Congreso del ELN, desarrollado la última semana de 2014 y primera de 2015, liderado, entre otros, por Nicolás Rodríguez, alias Gabino, a nombre del Comando Central (Coce) de este grupo subversivo.

Durante meses los hombres de inteligencia se dieron a la tarea de escudriñar y cruzar los datos encontrados en los diferentes campamentos. Con ellos empezó a surgir un nombre que de manera reiterada aparecía en los correos que se cruzaban los miembros del ELN. Se trata de alias William, uno de los hombres delegados por esa guerrilla para estar, presuntamente, al frente de la tarea. Esta información llevó a investigadores de la Fiscalía y la Policía a establecer que su nombre real sería Jimmy Moreno.

Aunque hasta ahora era casi desconocida su identidad y rol que tendría en el aparato de guerra del ELN, alias William tenía nada menos que la responsabilidad, al parecer, de difundir la doctrina del ELN en las ciudades, acogiendo lo establecido en el V Congreso.

Fue así como en una operación conjunta, el pasado 28 de septiembre, fue capturado, en Popayán, Jimmy Moreno, quien públicamente es conocido como vocero nacional del Congreso de los Pueblos.

Rebelión

Fue presentado ante los jueces y, durante cuatro días de audiencia, la Fiscalía descubrió las pruebas de cómo el ELN creó la estrategia clandestina denominada conducción de masas, para que miembros activos de esa organización desarrollaran las ideas políticas, respaldados por el Coce, cuyos miembros están en Venezuela y Cuba.

Este grupo de hombres activos del ELN, a quienes llaman CRO, serían la columna vertebral de la estrategia de infiltración ideológica en las ciudades. La instrucción es clara: “Debe estar amparado con una cobertura de vida pública principalmente en liderazgo social y defensores de derechos humanos, buscando de esta manera no ser identificados ni judicializados”.

Pese a la contundencia de las pruebas contra Jimmy Moreno, quien sería la punta de lanza de esta estrategia, el juez del caso lo dejó en libertad al considerar que el procesado no representaba peligro para la sociedad. Sin embargo, esto no significa que haya sido absuelto, por el contrario, el proceso continúa, la carga probatoria sigue intacta y será presentada en un eventual juicio. Al quedar libre, Moreno manifestó que es inocente y que se trata de una persecución en su contra como líder y defensor de derechos humanos.

Interceptaciones y correos

Alias William quedó en libertad, pero las pruebas en su contra parecen contundentes. Un audio presentado durante la audiencia daría cuenta de su presunta relación con el Frente de Guerra Darío Ramírez Castro. En la llamada interceptada de manera legal con el aval de los jueces, a comienzos de este año, y se escucha cuando Moreno habla con una mujer llamada Érika Prieto, alias Antonia, quien pertenecería a ese frente de guerra, presuntamente para alertarla y pedirle que se esconda para evitar su captura, según los investigadores.

“Jimmy: Aló.

Érika: Holi.

J.: ¿Sumercé, cómo está?

E.: Bien, ¿qué pasó?

J.: Oye, chinita, ¿usted sabe lo de Medallo?

E.: Sí.

J.: Me dicen que por ahí hay una orden para sumercé, entonces para que se vaya un ratico, mientras se aclaran las cositas”.

En efecto, alias Antonia tenía una orden de captura y hoy es prófuga de la justicia. Según su expediente, lleva más de seis años como integrante urbana del ELN, era el contacto directo con alias Ricardo, cabecilla de la dirección nacional, capturado en agosto de 2019. Además, era la encargada de realizar coordinaciones en universidades para ejecutar actividades de adoctrinamiento, con una red de apoyo de esta guerrilla denominada Turpiales.

En los computadores de los abatidos jefes guerrilleros, entre ellos alias Uriel y alias Fabián, se encontró incluso el reglamento que define la estructura y funcionamiento de la “conducción nacional de masas”. “Para tener muy en cuenta; cuando hablamos de trabajo de masas, no estamos hablando de milicias. La relación con los integrantes del trabajo de masas es compartimentada, y solo la maneja el encargado que haya designado la estructura. Nadie más por fuera de eso debe conocer los vínculos con la organización, el nivel de compromiso de los individuos ni la influencia legal y amplia en instrumentos”.

Esta información explica por qué, según las autoridades, desde la dirección del Coce, personas como Moreno no pueden ser identificadas como miembros del aparato armado de la guerrilla.

En otra operación, esta vez denominada Frontera IV, en la que fue abatido alias Roque, cabecilla del ELN, se encontró un archivo en el que están los nombres de los integrantes de la “conducción nacional de masas”. Otra vez el encargado de esta labor es, al parecer, alias William. También se habla de problemas de seguridad de este hombre por sus salidas a Ecuador, en donde por esa época se estaba instalando la mesa de negociación entre el ELN y el Gobierno. Cuando Migración Colombia constató las salidas del país de alias William, tenía más de 30 viajes, cuatro a Ecuador.

Las pruebas fueron dejando claro que alias William tenía presuntamente relaciones directas con la cúpula del ELN, incluso en los correos hay comunicaciones directas con quien fue el jefe político del frente Occidental de Guerra, alias Uriel. En este correo, alias William, dice el proceso, “hace una valoración del escenario nacional para 2022, destaca que se debe fortalecer la movilización nacional aprovechando la pandemia y la situación humanitaria que vive el país, con el objetivo de desgastar y deslegitimar este régimen, haciendo referencia al Gobierno del presidente Iván Duque”.

En un correo, conocido por SEMANA, dice lo siguiente: “El momento político está en dos vías: 1. Fortalecimiento de la unidad y de la movilización desde la perspectiva de confrontar el aparato de guerra, desgastar y deslegitimar este régimen, y seguir avanzando en las formas de poder popular. Finales de 2020 y 2021 son momentos de fuerza en la movilización por la pauperización del país, agravada hoy por los efectos de la pandemia y la situación humanitaria que se vive en los territorios. 2. La tendencia elecciones 2022, que se enfoca en las elecciones al Congreso y presidenciales, siendo la primera la cuota inicial para la segunda”.

En correos recuperados en la Operación Santiago contra un campamento de alias Fabián, el 29 de septiembre de 2017, hacen referencia a una campaña de lucha ambiental y por el territorio, para la cual designan a alias William, quien, según las investigaciones, como miembro del Congreso de los Pueblos, forma parte de una estrategia denominada “Hogar dulce hogar, por el derecho a vivienda, hábitat y servicios públicos dignos”.

Posteriormente, fue Moreno quien apareció en una audiencia pública en la Asamblea Departamental de Antioquia, a nombre del Congreso de los Pueblos, presentando esta campaña ambiental y social.

Se trata de múltiples pruebas, recaudadas en los computadores de los más altos mandos del ELN, que dejarían al descubierto el protagonismo de este hombre hasta ahora desconocido y señalado de ser enlace de este grupo subversivo y de encabezar la ruta de movilización urbana.