nación

¿Cómo va la reconstrucción de Mocoa tras avalancha? Procuraduría pide informe detallado de avances

La solicitud cobija a la dirección de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y la alcaldía del municipio. Son más de cinco años de la prometida reconstrucción que aún está en obra gris.


Hace más de cinco años, el 31 de marzo, las fuertes lluvias llevaron al desbordamiento de los ríos Mocoa, Sangoyaco y Mulata. La avalancha ocasionó destrucción a su paso, tanto de vidas humanas como de infraestructura. Se registraron 330 personas fallecidas, alrededor de 400 heridos y unos 23 mil damnificados.

Una verdadera tragedia que el país no olvida, pero que hoy tiene un problema adicional: demoras en la reconstrucción de varias zonas del municipio.

Precisamente, por esa razón, la Procuraduría General de la Nación le pidió al director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Eduardo José González Ángulo, y al alcalde de Mocoa, Jhon Jairo Imbachi López, un informe detallado sobre el estado de avance de los proyectos de la reconstrucción de Mocoa, entre ellos, las obras de mitigación del riesgo de desastres, las Viviendas Sauces II, el megacolegio, el acueducto y la plaza de mercado.

El ministerio público señala que, en desarrollo de la vigilancia preventiva a la ejecución eficiente y oportuna del ‘Plan de Acción Específico para la Reconstrucción (PAE) del municipio de Mocoa’, la procuradora Margarita Cabello envió una comisión de funcionarios a la capital de Putumayo, para verificar en campo el estado actual de las unidades de vivienda y hacer las correspondientes inspecciones a las obras.

El ministerio público revisa actualmente, por ejemplo, la revisión del estado de los proyectos financiados con recursos del Sistema General de Regalías (SGR), especialmente sobre los balances financieros, la ejecución de los proyectos, la gestión predial adelantada y el nivel de cumplimiento de indicadores, entre otros.

Finalmente, y por solicitud de los ciudadanos, la Procuraduría adelanta espacios de diálogo con las veedurías del municipio, con la finalidad de conocer las alertas identificadas por parte de la comunidad en la reconstrucción.

No solamente la Procuraduría le pone la “lupa” al tema

No solamente la Procuraduría General de la Nación ha hecho advertencias. A la Contraloría, por ejemplo, le suena inaudito que, luego de 5 años de haberse presentado la tragedia, algunas de las obras del llamado Plan Específico de Acciones ni siquiera se han iniciado.

Pero son siete hechos sobre los cuales debe producirse alguna intervención urgente, dijo la Contraloría.

El primero de ellos es el de las obras de mitigación en los cauces de ríos y quebradas, lo que podría mantener los riesgos de nuevos desastres en la zona.

Por ello, a juicio de la Contraloría, deberían ser las obras prioritarias en el Programa de Reconstrucción de Mocoa, pues se trata de proteger la vida humana de eventuales nuevos hechos naturales.

“Los cauces que circundan al Municipio de Mocoa requieren unas robustas estructuras de canalización y de disipación de energía, que minimicen y ojalá eviten el riesgo de crecientes súbitas y de desbordamientos masivos que nuevamente impacten y afecten a las comunidades que habitan en las cercanías”, dijo el ente de control.

Otro malestar que hay alrededor del Plan de Reconstrucción de Mocoa es alrededor de los Planes de vivienda urbana nueva. Dos fueron los planes establecidos: Sauces I y Sauces II. El primero cuenta con 300 unidades habitacionales que ya fueron entregadas. El segundo incluye 909 viviendas, pero no ha sido entregada ni una.

“La muy baja ejecución del objeto contractual ha impactado negativamente en la comunidad de Mocoa y, principalmente, en los beneficiarios de estas viviendas, que han tenido que seguir viviendo en inmuebles arrendados”, luego de la tragedia que los dejó en la calle, advirtió el organismo.