Tendencias

Home

Nación

Artículo

Los contratos que la Registraduría firmó con la española Indra para el software del escrutinio, por cerca de 27.000 millones de pesos, y la Unión Temporal Disproel, por 1,2 billones de pesos para la logística de las elecciones, han sido blanco de cuestionamientos.
Los contratos que la Registraduría firmó con la española Indra para el software del escrutinio, por cerca de 27.000 millones de pesos, y la Unión Temporal Disproel, por 1,2 billones de pesos para la logística de las elecciones, han sido blanco de cuestionamientos. - Foto: guillermo torres-semana

política

Con elecciones atípicas de Urrao, Registraduría probará una nueva forma de llenar los formularios E-14

Desde 2019 en Urrao se han realizado tres elecciones atípicas y la que se adelantó este domingo fue útil para que la Registraduría probara un piloto de marcación de formularios para las próximas elecciones presidenciales.

En medio de la polémica que se ha desatado en el país por cuenta de las inconsistencias que se registraron en las elecciones del pasado 13 de marzo en las que se eligieron congresistas y se adelantaron las consultas de candidatos presidenciales se adelantó este domingo en Urrao , Antioquia las elecciones atípicas para elegir alcalde, tercer intento desde 2019.

El escenario de la contienda electoral se prestó para realizar pruebas con los jurados en la marcación de los formularios E -14, pues mientras algunos señalan que hubo fraude en las elecciones , otros entre ellos las Registraduría indican que se cometieron errores con equivocaciones de los jurados.

Por lo que, en Urrao, indicaron que se marcarían los formularios con esferos de diferentes tintas, el plan piloto consiste en que los jurados al utilizar esferos de color negro y rojo, podrán diferenciar con mayor claridad las casillas en las que se anota la votación. Con el negro se escribirán los números de votos y el rojo servirá para identificar los asteriscos en los espacios en los que no va numeración.

Con ese ejercicio se espera facilitar la comunicación entre los jurados con sus actas de escrutinio y la lectura de los encargados de dar los reportes, para garantizar la trasparencia.

Cabe recordar que una auditoría preliminar a los formularios E-14 permitieron magnificar lo ocurrido y, de paso, evidenciar a través de decenas de pruebas fotográficas y documentales cómo algunos jurados de votación en Colombia, al parecer, le fallaron a la democracia.

El documento con todo el resultado de la auditoría lo tiene en su poder SEMANA y le fue enviado a la procuradora Margarita Cabello y al fiscal general Francisco Barbosa, quienes investigarán las conductas de los jurados que no estarán en los comicios de mayo próximo y que deberán responder penal y disciplinariamente por lo ocurrido. La justicia tendrá que determinar si sus conductas fueron por simple omisión o si se trató de un posible intento de saboteo a las elecciones.

En el documento, adelantado por la Dirección del Censo de la Registraduría y la Gerencia de Informática, se confirma que 22.255 formularios E-14 no fueron diligenciados adecuadamente; en otras palabras, de acuerdo con las instrucciones impartidas en las capacitaciones que la Registraduría adelantó a los jurados.

En total fueron 10 las irregularidades evidenciadas por la Registraduría que se presentaron en 5.109 mesas de votación. Una de ellas: la utilización de asteriscos en casillas donde no se registraba votación por candidatos o partidos.

También se presentaron rayas, cruces, tachones, líneas en todo el formulario, entre otras, un hecho que, aunque no evidencia un fraude, sí dificultó la identificación de la votación.

En cuanto a Urrao la Registraduría informó que la jornada se desarrolló en total normalidad. La entidad dispuso nueve puestos 55 mesas de votación en el municipio Antioqueño. Un total de 24.805 ciudadanos, estaban habilitados para elegir a su nuevo alcalde, entre ellos 12.240 mujeres y 12.565 son hombres.

Los candidatos eran Sebastián Durango (Centro Democrático), Osvaldo Sepúlveda (Partido Conservador), Sergio Augusto Cardona (Colombia Humana), Jaime Eduardo Urrego (Autoridades Indígenas de Colombia) y Álvaro Salazar Herrera (la Gran Alianza por la Unidad de Urrao).

Noticias relacionadas