coronavirus

Coronavirus | Así será el toque de queda y el pico y cédula en Barranquilla hasta el 7 de mayo

Hasta el momento, la ciudad acumula 151.763 casos positivos, 6.694 de estos están activos y se han recuperado 139.871 personas. Los fallecimientos por causas relacionadas con el virus llegaron a 4.007.


Con la expedición del decreto 0082, el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo Heins, extendió, nuevamente, las restricciones que buscan mitigar los contagios de la covid-19 en la ciudad, que atraviesa una muy dura situación por la tercera ola.

Con esta decisión, las medidas de toque de queda, ley seca y pico de cédula seguirán vigentes hasta el próximo 7 de mayo, según lo anunciado por el mandatario local.

El toque de queda nocturno seguirá en el horario de 6:00 de la tarde a 5:00 de la mañana, entre el lunes 3 de mayo y el viernes 7 de mayo.

El pico y cédula seguirá aplicando para la movilización y circulación de los habitantes de la capital del departamento del Atlántico, en la modalidad par e impar, de acuerdo con el último dígito del documento de identificación.

Esta extensión de las restricciones llegan en medio de la dura situación que vive Barranquilla, que lleva más de cuatro semanas registrando más de 2.000 nuevos contagios y 60 muertes por día, y que mantiene a la red hospitalaria local en alerta roja debido a la alta ocupación de UCI.

Hasta el momento, la ciudad acumula 151.763 casos positivos, 6.694 de estos están activos y se han recuperado 139.871. Los fallecimientos por causas relacionadas con el virus llegaron a 4.007.

Entre las medidas complementarias para contrarrestar el embate de la pandemia, Pumarejo anunció hace unos días la reapertura del hospital de campaña instalado el centro de eventos Puerta de Oro, en el norte de la ciudad. El centro médico de mediana complejidad empezó a funcionar con 50 camas, pero la meta es llegar a 150 de forma progresiva. Eso sí, muy por debajo de las 600 camas con que fue abierto el año pasado en el primer pico de la pandemia.

Precisamente, sobre este hospital, el mandatario local señaló que gracias a una alianza con la Fundación Santo Domingo, esta última donó los recursos para instalar el sistema de abastecimiento primario y secundario para la distribución del oxígeno que requieren para su atención los pacientes hospitalizados en el Puerta de Oro.

“Este trabajo en equipo nos permite responder más rápidamente a la pandemia. Puerta de Oro ha sido un esfuerzo sobrenatural para abrirlo en tiempo récord nuevamente, para dotarlo de oxígeno y para ponerle todos los servicios que necesita para trabajar mediana y baja complejidad”, dijo Pumarejo, quien además destacó el apoyo recibido en los últimos días del sector privado de la ciudad para la donación de los concentradores de alto flujo de hasta 10 litros por minuto.

Pumarejo realizó este fin de semana un recorrido por las instalaciones del hospital, junto al director ejecutivo de la Fundación Santo Domingo, José Francisco Aguirre, y con los gerentes de distintas EPS que operan en la ciudad. “Trabajando juntos salvamos vidas, trabajando juntos saldremos de esto. Hoy más de 40 personas han sido dadas de alta satisfactoriamente aquí, y seguimos atendiendo y creciendo en nuestra oferta”, dijo sobre la atención de pacientes en el lugar, cuya utilidad ha sido criticada por diferentes actores sociales, debido a la millonaria inversión hecha.

José Francisco Aguirre, por su parte, dijo que “con optimismo realizamos este aporte para apoyar la gestión de la ciudad en este gran reto de fortalecer la capacidad de atención hospitalaria y salvar vidas. Con esta nueva red y equipos fueron instalados 55 puntos de alto consumo de oxígeno para pacientes con covid-19 atendidos en el hospital de campaña Puerta de Oro.