nación

DADIS descarta caso de intoxicación de 16 Policías en Cartagena

Los uniformados habrían sufrido un desvanecimiento como síntoma secundario del proceso de donación de sangre.


La Policía Metropolitana de Cartagena informó que los 16 uniformados que fueron remitidos a un centro médico de la capital de Bolívar se encuentran en buen estado de salud y fueron dados de alta.

En un principio la institución dio a conocer que un grupo de auxiliares de la Policía ingresaron a la clínica La Ermita el pasado 4 de julio por un presunto caso de intoxicación. “Al parecer este grupo de auxiliares realizaron una integración, consumieron algunos alimentos que provocaron síntomas de malestar general y náuseas, haciendo necesario que fueran trasladados a un centro asistencial para su valoración médica”, señaló la Policía en su momento.

Sin embargo, el Departamento Administrativo Distrital de Salud (DADIS), explicó que luego de revisar la situación, el caso no obedeció a una intoxicación sino a síntomas secundarios asociados al proceso de donación de sangre.

“La clínica reporta el ingreso de 16 auxiliares al servicio de urgencias uno de ellos de sexo masculino y 15 de sexo femenino, entre las edades de 18 a 20 años con síntomas de desvanecimiento y náuseas, además se pudo detectar que el día anterior, es decir 3 de julio, habían realizado un proceso de donación de sangre y posterior a esto tomaron su refrigerio y descanso habitual. Por esto, si bien es cierto que consumieron lo mismo en el almuerzo antes de la donación, por criterio médico se estableció que los síntomas son secundarios al proceso de donación ya que estos síntomas empiezan a aparecer durante la formación del día siguiente (lunes 4 de julio de 2022) no teniendo relación con el consumo de estos alimentos”, detalló la entidad.

Las autoridades indicaron que los auxiliares “no registran incapacidades o restricciones de afectación a su salud” y ya fueron remitidos a sus lugares de residencia.

Estos son los alimentos que más provocan intoxicación alimentaria

La intoxicación alimentaria es una enfermedad transmitida por alimentos y las causas más frecuentes son los organismos infecciosos, entre ellos, bacterias, virus y parásitos. De este modo, si el cuerpo se intoxica por el consumo de un alimento, esto puede ocasionar náuseas, vómitos o diarrea. En la mayoría de los casos, la intoxicación es leve y suele desaparecer sin tratamiento.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), contraer una enfermedad intestinal por un alimento que haya consumido es desagradable a cualquier edad, pero el riesgo es mayor a medida que aumenta la edad.

Los CDC dan a conocer cuáles son los alimentos más propensos a causar enfermedades intestinales y con lo que se deben tener mayor precaución a la hora de su preparación:

  • Pollo, carne de res, cerdo y pavo: Por lo general, estos alimentos contienen miles de bacterias, por lo que es importante cocinarlas lo suficiente antes de poder consumirlos. A su vez, es fundamental dejar a temperaturas frías estos alimentos para que no se desintegren o contraigan mayores infecciones. Los CDC aconsejan que los cortes de carne grandes deben dividirse en porciones más pequeñas para que se enfríen más rápido y evitar que crezcan bacterias.
  • Frutas y verduras: Estos alimentos pueden adquirir gérmenes en cualquier lugar de su trayecto desde la granja donde fueron cultivadas hasta la tienda donde se venden, incluso en el mostrador de la cocina una vez que estén en la casa. Lo ideal es lavar muy bien estos vegetales y frutas, y manipularlos con las manos limpias. La doctora Patricia Griffin, jefa de la sección de Epidemiología de Enfermedades Entéricas de los CDC, señala para el portal web AARP, que “consumir una sola porción de verduras crudas no es muy arriesgado, excepto en el caso de algunas variedades como los brotes”.
  • Leche y queso sin procesar: El proceso de pasteurización implica calentar la leche sin procesar a una temperatura lo suficientemente alta y durante el tiempo suficiente para matar las partículas peligrosas, según los CDC. De este modo, lo aconsejable para consumir la leche es dejarla hervir durante 15 minutos para que elimine todas las bacterias que no se eliminaron en el proceso de pasteurización.
  • Huevos: Este alimento, por lo general, se contamina cuando una gallina tiene una infección alrededor de los tejidos de los ovarios, lo cual puede introducir salmonela en el huevo. A pesar de que esto se ha controlado durante la última década, Griffin señala que se debe tener precaución porque “hay lotes que pueden provenir de una gallina que estaba lo suficientemente estresada como para producir salmonela en el momento de poner el huevo, y es entonces cuando aumenta el riesgo de enfermar”.
  • Pescados y mariscos crudos: La bacteria vibrio vive en el agua marina, por lo que algunos pescados y marisco la contienen. Esta bacteria causa una infección denominada vibriosis, la cual conlleva grandes riesgos para la salud de las personas de más de 65 años. Con frecuencia, los mariscos poco cocidos provocan enfermedades diarreicas, que pueden ser especialmente graves en el caso de aquellas personas que sufren trastornos como enfermedades hepáticas.
  • Harina cruda: Este alimento no está tratado para matar los gérmenes que pueden haber contaminado los granos en los campos o durante el proceso de producción. Para matar los gérmenes se debe cocinar adecuadamente el alimento que contiene harina.