nación

Denuncian fuerte agresión de un candidato al Senado hacia una mujer en Bogotá

La ciudadana relató que el agresor estaba realizando campaña para promover su candidatura.


Recientemente se conoció el caso de una mujer que denunció por redes sociales que el candidato por el Partido Liberal al Senado de la República, Édgar Conde Ramírez, la agredió durante la noche del pasado 27 de enero en el centro de Bogotá.

La mujer denunciante, quien se reconoce en TikTok como Stephany OZ (stephany_o_z), relató que Conde estaba realizando campaña para promover su candidatura en el sector de Las Aguas y que, tras un cruce de palabras, este empezó a insultarla.

“Fui agredida física y verbalmente por Édgar Conde (...) Él había entregado unas gorras haciendo una alusión a su campaña, lo vi tomándose fotos a lo que, en un país libre, en el cual puedo expresar, dije que ‘con gorras no se compran votos’, comentario que a él le afectó bastante”, dijo la víctima al principio de su denuncia en el video.

De acuerdo con la versión de la mujer, tras haberle hecho este comentario el candidato empezó a insultarla y, cuenta ella, al ver esto inmediatamente sacó el celular para grabar tal acción; sin embargo, Conde y su equipo hicieron silencio.

No obstante, al ver que lo estaban grabando, el candidato le arrebató el móvil a Stephany.

“Me quitó el celular y empezó a intimidarme para borrar los videos. Yo me fui detrás de él diciéndole que era un abusivo, que me devolviera mi celular”, manifestó.

Seguido de esto, ella contó que tras forcejear con la pareja sentimental del candidato, este la empezó a agredir cuando ella estaba en el piso.

“Se lanzó hacia mí, prácticamente se montó encima mío, a golpearme con puños en la cara. Me reventó la nariz, fui por urgencias y me dijeron que era una posible fractura de tabique”, indicó la víctima.

En otro video, la persona denunciante manifestó qué entre las personas del equipo de campaña le quitaron de encima al candidato y a su novia, ya que entre los dos la estaban golpeando.

“(...) estaba golpeada, botando sangre, me seguían insultando. Realmente no recibí apoyo; nadie se metió a defenderme. (...) Mientras él me golpeaba me dijo que no sabía con quién me había metido. Yo temo por mi seguridad porque realmente no lo conozco, temo por la de mi familia, por las personas allegadas a mí. Realmente una persona así no puede llegar al Senado de Colombia, un hombre que agrede a las mujeres, no las respeta y no utiliza la comunicación, no puede estar en el Congreso de la República”, denunció la víctima.

La mujer busca con la denuncia que las autoridades y la Fiscalía investiguen el caso y aclaren lo sucedido.

Campaña contra violencia de género

Por otra parte, en la Gobernación del Valle del Cauca hay preocupación por la violencia contra las mujeres, razón por la que se están definiendo varias estrategias para erradicar esta problemática.

Yurany Romero Cepeda, secretaria de Mujer, Equidad de Género y Diversidad Sexual del Valle del Cauca, aseguró que uno de los caminos será el de fortalecer el empoderamiento en equidad de género para frenar los índices de violencia.

Según la funcionaria, los retos que hay son múltiples, ya que “la violencia de género es una pandemia con la que hemos lidiado silenciosamente toda la vida y solo hasta la actualidad llegamos a la aplicación de la vacuna para erradicarla. He encontrado que cuando empoderamos a la mujer, empezamos a cortar cadenas de violencia, porque una mujer empoderada económicamente, políticamente, o filosóficamente, es una mujer que está por fuera de ese circulo vicioso de la violencia de género”.

Además, se fortalecerá el trabajo con la comunidad LGBTI y mujeres emprendedoras que tienen proyectos productivos con la finalidad de que exista dicho empoderamiento.

“Desde que recibí la instrucción de la gobernadora, creé el fondo de reactivación económica Somos Invencibles, para apoyar a mujeres y población LGTBI con emprendimientos. Hasta hoy hemos beneficiado a 250 pequeñas unidades de negocio, en las que laboran, en promedio, 10 mujeres y personas de la población LGTBI; es decir, que hemos impactado positivamente las vidas de alrededor de 2.500 personas que hoy tienen sus propias unidades de negocio o laboran en empresas familiares”, puntualiza Romero.

Las otras estrategias están orientadas a que las mujeres tengan una independencia económica y una autonomía financiera que reduzca el riesgo de violencia. “Esa es nuestra gran apuesta, no queremos una sola mujer violentada. Sabemos que es un camino arduo, pero vamos por una buena ruta”.