nariño

Destruyen tremendo laboratorio de las disidencias en el Pacífico: tenían más de una tonelada de cocaína

El laboratorio fue hallado en zona rural de Tumaco, Nariño.


Las autoridades dieron un nuevo golpe contra el narcotráfico y las finanzas de las organizaciones criminales que se lucran de este negocio ilícito al destruir un tremendo laboratorio de cocaína en el Pacífico colombiano.

Miembros de la Armada ubicaron el laboratorio, que pertenecería a las disidencias Iván Ríos de las Farc, en la vereda La Brava, zona rural de Tumaco, Nariño.

Y aunque esta operación no dejó capturas, sí derivó en el hallazgo de 1.050 kilos de cocaína e insumos para la producción del estupefaciente, entre ellos 2.449 galones de insumos líquidos y 1.200 kilogramos de insumos sólidos. También fueron encontrados 1.300 kilos de víveres y equipos para la producción y procesamiento de la sustancia.

Todo el material encontrado en el laboratorio fue destruido de manera controlada, aseguró la Armada. “Evitamos la circulación de más de dos millones y medio de dosis de cocaína en el mercado ilegal internacional y se logró mitigar la contaminación de los recursos naturales en zona selvática de Tumaco”, dijo el coronel de infantería Cristian Garzón Estrada, jefe de Estado Mayor de la Brigada de Infantería de Marina n.° 4.

Se prevé que con la destrucción del laboratorio dejen de ingresarle por lo menos 35 millones de dólares a la estructura Iván Ríos.

Los insumos usados para la preparación de la cocaína fueron destruidos.
Los insumos usados para la preparación de la cocaína fueron destruidos. - Foto: Armada Nacional

Este operativo recuerda el golpe asestado hace unos días contra el Clan del Golfo, en el Pacífico, el cual evitó que le ingresaran 85 millones de dólares a esta organización delictiva, que tras adelantar un plan pistola contra la fuerza pública en el país anunció un cese al fuego para mostrar su presunta voluntad de una salida negociada.

Miembros de la Armada colombiana descubrieron un centro de acopio de cocaína de esta organización criminal en el departamento del Chocó, en la región Pacífico. En este lugar estratégico los delincuentes almacenaban grandes cantidades de cocaína que luego eran enviadas, principalmente, hacia Centroamérica.

Información de inteligencia permitió a las autoridades marítimas armar un operativo que los condujo al hallazgo de una caleta subterránea que estaba camuflada en medio de una zona de manglares del corregimiento de Curiche.

“Se logró la incautación de 2,2 toneladas de cocaína en el área del municipio de Jurado, departamento de Chocó. Este alijo pertenecía al grupo armado organizado Clan del Golfo, organización delincuencial que vilmente obliga a las comunidades indígenas de la costa Pacífica a efectuar actividades ilegales”, dijo el vicealmirante Francisco Cubides, comandante de la Fuerza Naval del Pacífico.

Se calcula que de estas 2,2 toneladas de cocaína saldrían más de cinco millones de dosis para ser comercializadas. “Con esta operación naval, el Clan del Golfo deja de recibir 85 millones de dólares, dinero que afecta sus finanzas y debilita sus economías ilícitas, así como también las actividades delincuenciales y terroristas que adelanta en el Pacífico colombiano”, aseguró Cubides.

En esta operación, que no dejó ninguna captura, las autoridades encontraron, en total, 113 costales llenos cocaína, los cuales, en principio, fueron llevados hasta el municipio chocoano de Bahía Solano. Luego, a bordo de una embarcación, los trasladaron hasta Buenaventura, Valle del Cauca, donde funcionarios del CTI de la Fiscalía General de la Nación hicieron las pruebas correspondientes y corroboraron que la sustancia encontrada era cocaína. En total se encontraron 2.214 kilogramos de este estupefaciente.

Entre tanto, la Armada instó a los ciudadanos a continuar denunciando cualquier actividad ilícita o sospechosa en las líneas 123, 146 y 147, que están disponibles las 24 horas.