nación

Detectan conexiones ilegales en una finca de Luruaco, Atlántico

En el norte de Barranquilla también se registraron casos de robo de energía


La empresa que suministra el servicio de electricidad en el departamento de atlántico, Air-e, informó sobre nuevos casos de robo de energía.

En la finca Ganadera, ubicada en zona rural de Luruaco, la compañía explicó que fueron encontrados dos transformadores ilegales de 25 kilovoltiamperios (kVA) cada uno en el predio. Posteriormente fueron desmontados y según Air-e este predio no tiene contrato con la empresa.

Por otro lado, en la carrera 17 con la calle 94 en el barrio La Granja se encontró un transformador de 75 kVA que no aparece registrado en la empresa y funciona en el predio una procesadora de plástico. El equipo era utilizado para robar energía.

Mientras tanto, personal técnico de Air-e encontró un transformador de 30 kVA directo sin medidor en la empresa América de Pieles en zona rural de Malambo, en la vía al corregimiento de Caracolí.

Mientras tanto, se presentaron casos de conexiones ilegales en billares ubicados en el norte de Barranquilla y Malambo. El primer caso fue en Billares la 74, en inmediaciones de la carrera 44 con la calle 74 y en Billares Élite Internacional en la carrera 5 sur con la calle 11ª en el barrio Bellavista de Malambo.

Sobre el particular, el Gerente de Air-e en el Atlántico, Ramiro Castilla Andrade señaló que la empresa seguirá actuando en forma contundente contra el robo de energía.

“Estamos trabajando de la mano con la Policía y Fiscalía contra este delito. No puede ser que mientras unos hacen el esfuerzo del pago de los servicios públicos otros insistan en robar y manipular las redes”, dijo.

¿Por qué el alcalde de Barranquilla radicó una demanda contra la CREG?

Ante la sección primera del Consejo de Estado el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, interpuso una demanda de nulidad contra la resolución de la Comisión para la Regulación de Energía y Gas (CREG). El propósito de dicha acción jurídica es lograr una reducción en las tarifas que pagan los usuarios de los operadores Air-e y Afinia.

Cabe recordar que las dos compañías operadoras del servicio de energía en la región Caribe sustentan el aumento en sus tarifas con base en los lineamientos establecidos en la CREG, donde se explica que los incrementos obedecen, entre otras cosas, para hacerles frente a las conexiones ilegales, hurtos del cableado eléctrico y solventar la situación agravada por la falta de inversión en mantenimiento e infraestructura de la compañía anterior (Electricaribe).

“El esquema regulatorio de la CREG derivó en un incremento acumulado de la tarifa plena del 62.5 % -o si se compara con la llamada “Opción Tarifaria”, del 33.4 %-, entre junio de 2021 y abril de 2022, ubicándose el mayor aumento en el componente de ‘pérdidas reconocidas´”, señaló la administración distrital a través de un comunicado de prensa.

“Por esa razón, la región Caribe quedó pagando las tarifas más caras en el país por el servicio de energía: un hogar de estrato uno de Bogotá paga, en promedio, $ 36.039; mientras que una familia del mismo estrato en Barranquilla, a causa de una mayor necesidad de consumo por las condiciones climáticas de la región y por el difícil efecto de tener la tarifa más alta de Colombia, recibe una factura promedio de $ 90.526″, se lee en el documento de prensa.