valle del cauca

Director del Inpec confirma traslados de 350 internos de los pabellones 8, 9 y 11 de la cárcel de Tuluá

El General Tito Yesid Castellanos, aseguró que los traslados se harán en los próximos minutos.


Más de 36 horas han transcurrido desde la tragedia registrada en la cárcel de Tuluá, aunque son muchas las especulaciones sobre el traslado de los presos que se encuentran ilesos, el General Tito Yesid Castellanos, director del Inpec, confirmó que una vez revisada la prisión por parte del Cuerpo de Bomberos, ingenieros de la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (USPEC) y personal de la Unidad Nacional del Riesgo, se trasladarán 350 internos a establecimientos cercanos a Tuluá.

“Mediante la Ley 1523 del 2012, en su artículo tercero, numeral octavo, donde nos da el principio de precaución, teniendo en cuenta que este establecimiento ha tenido tres conatos de incendio, y ante la posibilidad de daños graves o irreversibles a las vidas, a los bienes y derechos de las personas a las instituciones y a los ecosistemas; como resultado de la materialización del riesgo y desastre, las autoridades particulares aplicarán el principio de precaución, el cual se determina con el traslado de los privados de la libertad”, aseguró Castellanos.

El director también hizo énfasis en que los internos estarán en cárceles cercanas e insistió en dejar de difundir información falsa. “No hay ninguno a Ipiales, es aquí, para que dejen por favor las falsas noticias”, dijo.

Los reclusos serán trasladados del pabellón 8, que es el afectado, también de los pabellones 9 y 11. Por ahora, el pabellón 10 se encuentra en aislamiento sanitario por brote de varicela.

“En estos momentos lo tiene Secretaría de Salud, ellos son los responsables. Una vez termine el procedimiento sanitario estaremos revisando para la distribución de los diferentes pabellones de Tuluá”, aseveró.

Asimismo, mencionó las ciudades en las que serán trasladados los reclusos: Ibagué Calarcá, Armenia, Pereira, Manizales, Cartago, Jamundí, Palmira, Cali, Buga y Caicedonia.

“Más tarde, el director del establecimiento carcelario de Tuluá, Arley Fernández, dirá los nombres y respectivas prisiones. Este procedimiento se está haciendo de acuerdo a la normatividad y se les está socializando para que todos lo tengan claro”, dijo Castellanos.

El director del Inpec también precisó que toda información relacionada con esta emergencia, se estará brindando a las afueras de la cárcel de Tuluá.

“En este momento se está realizando por parte de la Fiscalía, todo el cotejo de elemento material probatorio, toda la recolección de declaraciones y la verificación por parte de Medicina Legal de las personas fallecidas”, dijo.

Inicialmente, el traslado de los reclusos se realizará de manera temporal. “Dependemos de la Unidad Nacional de Riesgo, de los ingenieros, del plan de mitigación y de los bomberos, que nos determinen si la estructura resiste para hacer un fortalecimiento de la misma o si toca demoler”, sostuvo Tito Yesid Castellanos.

Por ahora, se conoce que de los dos guardias heridos, uno está fuera de peligro y el otro se encuentra en revisión médica para descartar una posible fractura.

¿Quién pagará el sepelio de los 51 muertos en la cárcel de Tuluá?

En las últimas horas, Arley Fernández, director de la cárcel de Tuluá, precisó que el traslado sí se realizará, pero además confirmó que será a diferentes prisiones del Valle del Cauca. Esta no fue la única información relevante que dio Fernández, sino que también aseveró quién asumirá el pago del sepelio de los reclusos que fallecieron en el intento de motín.

“Vamos a esperar primero que Medicina Legal nos dé el diagnóstico. Después empezamos con el apoyo de la Gobernación del departamento, las alcaldías y una ONG, el proceso para la realización de los traslados y sepelios”, aseguró Arley.

De otro lado, el procurador delegado para la defensa de los Derechos Humanos, Javier Augusto Sarmiento, solicitó de manera urgente e inmediata una gestión coordinada entre la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec) y el Fideicomiso Fondo Nacional de Salud (PPL) para atender la situación.

El PPL es el encargado de prestar el servicio de salud tanto intra como extramural de los presos del país. Sarmiento pidió a estas entidades que se atienda a los afectados que tienen secuelas psicológicas o que presentan heridas que no son de gravedad, pero que también deben ser tratadas.