política

Polémica: este es el español que acompañó a Gustavo Petro en el triunfo. Lo vinculan con Nicolás Maduro y lo investigan por enriquecimiento ilícito

Juan Carlos Monedero, español que es cofundador de Podemos, el partido de extrema izquierda señalado de recibir financiación del gobierno de Nicolás Maduro, es investigado por enriquecimiento ilícito.


Este domingo, Gustavo Petro recibió los resultados electorales acompañado de más de 15.000 ciudadanos en el Movistar Arena en Bogotá, un escenario que sirvió como epicentro de un espectáculo en que terminó convertido el triunfo del mandatario del Pacto Histórico.

La asistencia fue masiva, pero entre el grueso de personajes que estuvieron presentes llamó la atención Juan Carlos Monedero, fundador del Partido Podemos en España, una colectividad de extrema izquierda, señalado presuntamente de ser el enlace directo del gobierno de Nicolás Maduro, un controvertido europeo que fue cuestionado en el 2021 de recibir maletas con dinero del chavismo para financiar su proyecto político.

El diario El Mundo de España reportó el 18 de noviembre de 2021 que dos personas declararon contra Monedero en España y aseguraron que el chavismo hizo llegar a este dirigente político maletas con dinero en efectivo al hotel Meliá de Caracas, en Venezuela.

Además, según el mismo diario español, el exjefe de la inteligencia venezolana, Hugo Carvajal, conocido como El Pollo Carvajal, confesó que se hicieron “al menos” dos entregas de dinero en efectivo en Venezuela a Monedero. A él también lo investiga la Fiscalía en Ecuador por presunto enriquecimiento ilícito.

Recordemos que Hugo Carvajal empezó a colaborar con la justicia española para evitar una extradición a Estados Unidos por los delitos de narcotráfico.

Monedero pasó inadvertido este domingo en Bogotá. Sin embargo, el polémico líder de izquierda reportó su presencia en el Movistar Arena donde el progresismo recibió los resultados electorales. “Ha ganado Gustavo Petro. Cambia Colombia. Cambia América Latina. Pueblo emocionado”, escribió en su cuenta personal de Twitter.

Monedero divulgó un video donde se observa la euforia que despertaron los resultados electorales entre los simpatizantes del presidente electo. “Llorando la alegría, va a ganar Petro. Bueno para Colombia, bueno para América Latina, bueno para el mundo”, escribió.

El líder de Podemos estuvo activo el día de las elecciones en Bogotá. Acompañó a Gustavo Petro a su puesto de votación en La Asunción, en Puente Aranda, en el sur de Bogotá. Allí posó en una fotografía a escasos metros del hoy presidente electo, su esposa, Verónica Alcocer, y el resto de la nueva familia presidencial.

Minutos después, acompañó a votar a la senadora electa del Pacto Histórico, María José Pizarro. “Qué alegría acompañar a Pizarro a votar en Bogotá. La alegría de la gente es indescriptible. Colombia ya ha cambiado. El Pacto Histórico va a gobernar Colombia y va a terminar con la violencia, la corrupción y la falta de respeto al pueblo”, dijo.

La estrecha amistad entre Gustavo Petro y Juan Carlos Monedero no es nueva. El 7 de enero de 2022, cuando el nuevo huésped de la Casa de Nariño presentó el Pacto Histórico en Barcelona, el polémico español fue uno de los anfitriones.

“El servicio diplomático que Colombia va a tener con el #PactoHistórico no es el de los embajadores que tienen laboratorios de coca en sus fincas, o de los que exportan bananos mientras masacran a sus trabajadores en la plantación”, expresó Petro al hacer referencia al exembajador Fernando Sanclemente a quien le incautaron su finca, ubicada en Guasca, Cundinamarca, porque le encontraron un laboratorio para procesar droga.

Volviendo a Monedero, el diario El Mundo informó que Venezuela pagó 3,5 millones de dólares a la cúpula de Podemos, el partido político que cofundó Monedero, durante ocho años.

“(Monedero) llegó a despachar desde el mismo Palacio presidencial de Miraflores, según confirmó al diario venezolano el exministro de Industria, Víctor Álvarez. En 2005 se le asignó otra tarea en la fundación Centro Internacional Miranda (CIM), una especie de think tank financiado con dinero público con la tarea de formar y aconsejar académicamente a funcionarios del Gobierno y defender la ideología del proceso dentro y fuera del país”, se lee en el texto.