Tendencias

Home

Nación

Artículo

Así entrena un enfermero de guerra en Colombia
Imagen de referencia, suministrada por el Ejército a SEMANA. - Foto: Suministrada a SEMANA por el Ejército

nación

El Ejército Nacional confirmó la desaparición de dos militares en Arauca

Los militares pertenecen al Batallón de Ingenieros N.°18 General Rafael Navas Pardo.

En la tarde de este miércoles 8 de septiembre, el Ejército Nacional confirmó la desaparición de dos militares en inmediaciones de Tame, Arauca. Por el momento, esta institución no ha logrado establecer los motivos puntuales de este hecho, pero no descartarían que los militares estén secuestrados.

“El día de ayer 7 de septiembre de 2021, en horas de la tarde se reporta la ausencia del señor sargento segundo Fabián Andrés Espitia Calderón y el soldado profesional Elvis Andrés Flórez Taborda, orgánicos del Batallón de Ingenieros N.º 18 General Navas Pardo”, informó el Ejército.

Además, se informó que los dos militares se encontraban adelantando labores administrativas en el municipio de Tame, y no regresaron a la base de la Décima Octava Brigada del Ejército.

“Según las versiones iniciales, un grupo armado organizado (GAO) podría ser el responsable de la desaparición de nuestros militares; sin embargo, el desarrollo de las investigaciones logrará confirmar o desvirtuar esta hipótesis. En esta región delinquen el GAO ELN y el GAO residual estructura décima”, de las disidencias de las Farc, indicó la institución castrense.

Desde el Ejército también indicaron que se encuentran adelantando labores de investigación para establecer qué ocurrió con los militares. “Se dio aviso a las autoridades competentes, por lo que se inició un plan de búsqueda y se desplegó un completo dispositivo para ubicar a los uniformados”.

A propósito del departamento de Arauca, este martes la Defensoría del Pueblo denunció que miembros de grupos armados ilegales, al parecer del ELN, lanzaron un ataque contra efectivos del Ejército Nacional desde inmediaciones de una institución educativa, poniendo en riesgo a los 80 niños que estaban allí.

De acuerdo con el titular de ese despacho, Carlos Camargo, el hecho se registró cuando los armados lanzaron un ataque contra efectivos de la fuerza pública desde las proximidades de la institución educativa Semilleros de Paz, en Saravena (Arauca).

El funcionario indicó que cuando los niños, niñas y adolescentes recibían clases, hombres armados instalaron a dos metros de la sede educativa rampas con cilindros bomba y los activaron, al parecer, contra una patrulla policial.

Según el defensor del Pueblo, el mayor riesgo lo enfrentaron 20 menores de edad que estaban en el patio en clase de educación física.

Los estallidos de los cilindros bomba o ‘tatucos’ afectaron a la comunidad del barrio Los Alpes, donde tres menores de edad y una mujer resultaron heridos; esta última tiene comprometida una de sus piernas, según pudo constatar la comisión humanitaria de la Defensoría que se desplazó hasta Saravena.

“Rechazamos de manera contundente el actuar de este grupo armado ilegal. Esta cobarde acción contraviene abiertamente los postulados más básicos del Derecho Internacional Humanitario (DIH) y pone en riesgo los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes y de todos los habitantes del sector. Los colegios no son centro de operaciones para la guerra”, señaló Carlos Camargo.

El funcionario recordó que los colegios son el epicentro de la protección de la infancia y adolescencia y cualquier acto que ponga en riesgo la integridad de las instituciones educativas y de sus miembros, debe ser fuertemente reprochado por todos los estamentos de la sociedad. Ellos son, resaltó, símbolos de paz y de convivencia ciudadana.

“Lo más importante es la vida de nuestros niños, niñas y adolescentes a quien debemos proteger bajo cualquier circunstancia y no inmiscuirlos en el conflicto. También hay que considerar que la integridad estructural de los colegios es fundamental para garantizar el derecho a la educación y al desarrollo integral de los menores de edad y deben ser considerados en todos los casos como entornos protectores”, puntualizó el defensor del Pueblo.