elecciones 2022

Rodolfo Hernández: la “sorpresa” política de la contienda electoral

Por: Angélica Blanco Ríos

El candidato, que forjó su carácter en las bravías tierras de Santander, ha sido concejal, empresario, alcalde y hoy no hay rincón en donde no lo conozcan por su tono alto, imprudencia, sagacidad y folclorismo. Esto lo convirtió en la “sorpresa” política de la contienda electoral y lo ubicó, contra todo pronóstico, como el rival de Gustavo Petro. ¿Será el próximo presidente de Colombia?


Contrario a lo que dicen, el empresario Rodolfo Hernández Suárez, de 77 años, además de moverse en las élites santandereanas, forjó su camino político desde antes de la controvertida época en la que fue alcalde de Bucaramanga. La Alcaldía de la Ciudad de los Parques, por años, ha sido el blanco de maquinarias políticas que aún ‘se pasean’ por los pasillos de varias entidades públicas; pero en el 2016 los ciudadanos vieron en él un nuevo comienzo.

Seis años después, 5’949.886 colombianos, el 28,17 por ciento de los que ejercieron su derecho al voto, repitieron la historia: le creyeron al ingeniero Hernández, que nació en Piedecuesta, en 1945. Él forjó su fortuna desde los años 90, mientras Colombia atravesaba una crisis de construcción que, como buen emprendedor, aprovechó y fue así como ‘levantó’ viviendas de interés social y empezó a relacionarse con personalidades políticas, mientras a la par, moldeaba un imperio de la construcción: su empresa Hernández Gómez y Cía. Ltda (HG).

Para entonces, mientras este hombre, hijo de campesinos, era empresario, también era concejal del pueblo que lo vio nacer.

Pero 30 años después, dio un nuevo salto. Sin pensarlo, en 2016, se convirtió en el mandatario de los bumangueses, que, a modo histórico, no creían que un personaje como él, desconocido en su momento para muchos, con un partido independiente (auspiciado por su propio músculo financiero), alimentara, con ayuda de uno de sus cuatro hermanos y de asesores argentinos, un sueño: ser el próximo presidente nacido en Santander, después de 146 años, cuando Aquileo Parra estuvo en el cargo.

“Los colombianos salieron a votar para que el país tome un nuevo rumbo. Con la votación que obtuvo mi propuesta de Gobierno, ganó la nación del trabajo, de la honestidad. Ganó el país que no quiere seguir ni un solo minuto más con los mismos y las mismas que nos han llevado a la situación dolorosa en la que estamos. Hoy perdió el país de la politiquería y la corrupción”, dijo el candidato, minutos después de enterarse del éxito de su campaña.

Para nadie es un secreto “que Rodolfo terminó su mandato en la alcaldía de Bucaramanga, con un alto índice de aprobación (84 por ciento) y leyó el momento político por el que estaba pasando Colombia.
Para nadie es un secreto “que Rodolfo terminó su mandato en la alcaldía de Bucaramanga, con un alto índice de aprobación (84 por ciento) y leyó el momento político por el que estaba pasando Colombia. - Foto: campaña rodolfo hernández

Pero, ¿a qué se debe su popularidad?, ¿por qué salió del anonimato y convenció a millones de colombianos de votar por él?

Según, Alexander Arciniegas Carreño, doctor en Ciencias Políticas, columnista y docente santandereano, Hernández Suárez, “como empresario ha sido un gran comunicador, y esa habilidad es lo que explica, en buena parte, su éxito como político.

Tiene, sin duda, personas expertas en marketing, pero es su estilo el que cala muy bien con el personaje que ha querido proyectar: un ser antipolítico, del sector privado, que se ha hecho a pulso, desparpajado, irreverente y eso en un contexto de opinión, explica el momento electoral que vivió en campaña”.

Pero su caminar ha estado entre sombras y luces, pues es precisamente su comportamiento el que le ha generado, desde que ‘saltó’ al panorama nacional, más de 32 denuncias y algunos procesos disciplinarios, uno de ellos por agredir a John Claro, un concejal de Bucaramanga; otro por participar en política cuando era alcalde, algo que terminó con su renuncia a este cargo en 2019. Este hecho y otros más, lo catapultaron, sin pensarlo, ante los ojos de millones de colombianos, que le aplauden hoy su discurso anticorrupción, austero, auténtico y sin filtros.

Para nadie es un secreto “que Rodolfo terminó su mandato en la alcaldía de Bucaramanga, con un alto índice de aprobación (84 por ciento) y leyó el momento político por el que estaba pasando Colombia. Venimos de un desgaste con los partidos tradicionales, de paros y confrontaciones armadas y ha llamado la atención todo lo que dice. Esto lo convirtió en el factor decisivo y lo será pase lo que pase”, añadió el analista, quien también menciona que este hombre, aprovechó su auge en redes para convertirse en un candidato en el entorno digital. Aunque le faltó llevar sus propuestas a más debates, a plaza pública y a las regiones; parte de los colombianos le dieron su voto de confianza en la primera vuelta presidencial.

Uno de los puntos en contra de Rodolfo Hernández Suárez es el polémico y presunto caso de corrupción que lo ‘salpicó’ en el 2017,
Uno de los puntos en contra de Rodolfo Hernández Suárez es el polémico y presunto caso de corrupción que lo ‘salpicó’ en el 2017, - Foto: campaña rodolfo hernández

Por su parte, Aurelio Suárez Montoya, también analista económico, político e internacional, añadió que su vigencia se debe a la suma de muchas cosas:La imagen del hijo de una pareja de campesinos, que termina siendo un millonario con una fortuna, dice, de más 100 millones de dólares e incluso el haber sido víctima del secuestro y de la desaparición de una hija por parte de ELN; y el haber perdonado a tal punto de considerar un acuerdo de paz con esta guerrilla.

Todo en él es así. Le funciona cada cosa que dice porque aunque no sabe de todo, se rodea de gente que sí y además afirma que va a reducir las deudas que tiene el país, que va a donar su salario, entre otras cosas y por eso la gente lo quiere, porque dice lo que quieren escuchar”.

El lunar de Rodolfo Hernández

Sin duda, uno de los puntos en contra de Hernández Suárez es el polémico y presunto caso de corrupción que lo ‘salpicó’ en el 2017, puertas adentro de su hogar (porque uno de sus hijos estuvo involucrado) y de su alcaldía (porque iban a adjudicar un millonario proceso a cambio de una ‘coima’ de 100 millones de dólares, cifra que presuntamente iba a ser repartida entre los firmantes del documento). Hoy, Colombia sigue esperando respuestas ¿Intervino o no, el candidato de odios y amores? Se espera que el próximo 21 de julio, después de la segunda vuelta presidencial, se lleve a cabo el juicio que responderá a este cuestionamiento.

Entre tanto, expertos como Gerardo Martínez, un bumangués, que es abogado, historiador y analista político, concluyó que tal y como ha sucedido con esta contienda electoral, “Rodolfo nos puede dar sorpresas a futuro y sin duda, lo ocurrido, lo ubicó no solo en el podio de los políticos más codiciados, sino con más poder para quitar o poner gobernadores, alcaldes, concejales, diputados o representantes en el nororiente del país. Incluso, podría ser el próximo presidente de Colombia”. Ya lo veremos el próximo 19 de junio.