Home

Nación

Artículo

El delegado Departamental del cuerpo de Bomberos de Cundinamarca, Álvaro Farfán hizo un llamado a los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo estar atentos ante la posibilidad de emergencias derivadas del incremento de las lluvias.
El delegado Departamental del Cuerpo de Bomberos de Cundinamarca, Álvaro Farfán, hizo un llamado a los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo estar atentos ante la posibilidad de emergencias derivadas del incremento de las lluvias. - Foto: Ct. Alvaro Farfán/Twitter/ @BomberoFarfan

temporada de lluvias

Emiten balance de emergencia por invierno en el departamento de Cundinamarca

Se mantienen las alertas en todo el departamento, con ocasión de la actual temporada de lluvias.

En la noche de este viernes 28 de octubre la Delegación Departamental de Bomberos de Cundinamarca emitió su balance sobre los efectos que ha dejado la reciente ola invernal en el departamento, el cual se ha visto afectado por las constantes lluvias.

“Al momento , desde la Delegación Departamental de Bomberos de Cundinamarca informamos que una vez consolidado el barrido diario de novedades y eventos por temporada de lluvias, informamos que desde el mes de septiembre a la fecha se han registrado un total de 5 viviendas destruidas, otras 37 con afectaciones en su estructura, un total de 66 vías averiadas y son 500 familias damnificadas con un promedio de 1500 personas”, fue el resultado del último reporte emitido.

Por su parte, desde dicha entidad y de acuerdo a los pronósticos y recomendaciones dadas por el Ideam, así como por las Corporaciones Autónomas Regionales y por el Centro de Información y Telecomunicaciones de la unidad departamental de Gestión del Riesgo, “se mantienen las alertas en todo el departamento, con ocasión de la actual temporada de lluvias”.

“Desde Bomberos de Cundinamarca reiteramos a los señores alcaldes mantener activos a sus concejos municipales de gestión del riesgo, para implementar medidas que permitan el conocimiento oportuno, la reducción y el manejo de los diferentes riesgos en sus jurisdicciones y de está manera salvaguardar la vida, integridad y bienes de los cundinamarqueses”, apuntó el cuerpo oficial del departamento.

Asimismo, la Delegación Departamental de Bomberos de Cundinamarca indicó que es de suma importancia, para atender la situación “tener vigentes los convenios y/o contratos con sus cuerpos de bomberos, lo que permitirá complementar eficazmente las estrategias de respuesta en caso de emergencia”.

Por su parte manifestaron que, desde el mes de septiembre, alrededor de 56 municipios han tenido afectaciones por las fuertes precipitaciones en donde los siguientes municipios han resultado afectados por los siguientes hechos.

Deslizamientos

La Peña, Girardot, Viotá, Tena, Soacha, Silvania, Caparrapí, Gachancipá, Cabrera, Venecia, Ubalá, Cucunubá, Útica, Villeta, Cogua, La Calera, Granada, Tabio, Pacho, El Peñón, San Cayetano, Madrid, Pandi, Villapinzón, Facatativá, Arbeláez, Zipaquirá, Bituima, Cachipay, San Juan de Rioseco y Vianí.

Para un total de 31.

Inundaciones

Pasca, Silvania, Guaduas, El Colegio, Viotá, Puerto Salgar, Cabrera, Chocontá, Tenjo, Cogua, Tabio, Manta, Gachalá, Simijaca, Quipile, Carmen de Carupa, Chía, El Rosal, Cajicá, Facatativá, Granada, Fusagasugá, San Juan de Rioseco y Subachoque.

Para un total de 23.

Crecientes súbitas

Tibacuy, Pasca, Fusagasugá, El Peñón, Paratebueno, Útica, Viotá, Supatá, San Cayetano, La Vega, Nemocón, Nocaima, San Francisco, La Mesa y Silvania.

Para un total de 15,

Vendavales

Girardot, Tena, Fusagasugá, Facatativá, Guaduas y Sasaima.

Para un total de 6

Asimismo, se han registrado a la fecha dos víctimas fatales; 10 viviendas destruidas y 42 averiadas; y afectaciones en 81 vías, 13 puentes vehiculares y tres sistemas de alcantarillados, 10 centros educativos, nueve centros comunitario y 25 hectáreas de cultivos.

“Continuamos de manera articulada trabajando de la mano con la Unidad Departamental de Gestión del Riesgo y de los demás organismos de primera respuesta (...) Se pide a la comunidad evitar el ingreso a las diferentes fuentes hídricas del departamento por riesgo a crecientes súbitas o avenidas torrenciales”, recomendó la Delegación Departamental de Bomberos de Cundinamarca

  • No arrojar basura o escombros a los sistemas de alcantarillados y/o canales de los ríos.
  • Realizar limpiezas preventivas a canales, bajantes, vallados y rejillas de alcantarillas.
  • Tener siempre a la mano los teléfonos de emergencia de su zona ( Bomberos, Policía, Hospital, etc.)
  • Y estar muy atentos a las diferentes recomendaciones emitidas por los consejos municipales y organismos de socorro.
  • En esta temporada de lluvias la prevención es tarea de todos.