Tendencias

Home

Nación

Artículo

Operativo en Bogotá
La Alcaldía de Bogotá se unió en un operativo con la Policía para decomisar los teléfonos robados y clausurar establecimientos. - Foto: Alcaldía de Bogotá

seguridad

En operativo en Bogotá, recuperan 96 celulares robados y 15 armas traumáticas

En la calle 13 con avenida Caracas, autoridades inspeccionaron y clausuraron siete establecimientos comerciales donde vendían teléfonos de dudosa procedencia.

En operativo realizado entre la Alcaldía de Los Mártires, funcionarios de la Policía Metropolitana de Bogotá y Migración Colombia, este viernes 5 de noviembre fueron recuperados 96 celulares robados y 15 armas traumáticas, en la calle 13 con avenida Caracas, de la capital colombiana.

Durante la acción, el Secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, informó que se sellaron siete establecimientos comerciales donde vendían estos aparatos de dudosa procedencia.

“La estrategia es golpear los lugares donde están comercializando celulares robados o que habían sido modificados”, enfatizó Gómez en un video enviado a los medios.

El funcionario precisó que hasta el momentos se han aplicado seis procesos de extinción de dominio, porque el delito de la venta de celulares robados es reiterado.

Asimismo, Gómez anunció que se iniciará un proceso para contactar a los dueños de esos celulares robados a fin de que puedan recuperarlos. Igual se hará con 800 celulares robados que se encuentran en diferentes estaciones de la policía en Bogotá.

“El mensaje a la ciudadanía es que si compras un celular robado estás contribuyendo a que el próximo que roben es el tuyo”, advirtió Gómez.

Por su parte, el secretario Distrital de Seguridad, Aníbal Fernández de Soto, apuntó que todos los eslabones de la cadena criminal en cualquiera de los delitos que esté afectando a los ciudadanos en Bogotá están siendo perseguidos, investigados y que serán debidamente judicializados.

Con la firma por parte del Gobierno nacional del Decreto que regula la comercialización de las armas traumáticas, el pasado 22 de octubre, Fernández dijo que finalmente se tienen herramientas que permiten hacer más controles en calle.

“Podemos hacer una trazabilidad mucho más expedita en materia de este tipo de elementos que están siendo utilizados para cometer delitos, para intimidar a las víctimas de hurtos, para generar lesiones personales y que hemos identificado que muchas veces estos elementos son modificados, convirtiéndolos en altamente peligrosos, incluso letales”, alertó el secretario distrital de seguridad.

Según cifras de la Alcaldía Mayor de Bogotá, durante octubre de 2021 se presentaron 4.473 hurtos a celulares; 605 casos menos que el mismo mes de 2019, lo que representa una reducción del 12 %, y 373 casos menos que en 2020, con una disminución del 8 %. Esto gracias al trabajo articulado con la Fiscalía General de la Nación y la Policía Metropolitana de Bogotá.

Desde la Administración Distrital reiteraron el llamado a toda la ciudadanía a no comprar celulares, elementos tecnológicos, bicicletas o repuestos de dudosa procedencia, ya que según las autoridades policiales, esto alimenta la demanda y por ende la cadena del delito.

En Santander, un duro golpe a la delincuencia propinó la Policía Metropolitana de Bucaramanga, en coordinación con la Dirección Seccional de Fiscalías Santander y la Seccional de Investigación Criminal. Recientemente desarticularon la banda ‘Los Pocholos’, que mantenía en jaque a la comunidad con el robo de celulares que posteriormente vendían en mercados ilegales.

Así lo informó el mayor general Herman Bustamante Jiménez, director de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional de Colombia, quien desde su cuenta de Twitter detalló que se logró la desarticulación del grupo delincuencial, en respuesta al trabajo investigativo de la Policía de Bucaramanga, coordinado con la Fiscalía de Colombia.

La página web del diario Vanguardia, de la capital de Santander, indicó que la organización criminal tenía contacto directo con quienes realizaban los hurtos en el área metropolitana de Bucaramanga, quienes a través de las diferentes modalidades (atraco, cosquilleo, descuido, engaño, raponazo) ejecutaban el hecho.

Según los voceros policiales, a esta organización se le atribuyen “120 hechos de receptación de equipos terminales móviles”, es decir, que compraron celulares que habrían sido hurtados a 120 personas.