nación

“En unas vacaciones mi esposa lo tuvo”: padre de Gustavo Petro habla de su lugar de nacimiento

El docente Gustavo Petro Sierra se refirió a la controversia surgida por cuenta del lugar de nacimiento del candidato presidencial.


El docente Gustavo Petro Sierra, padre del senador Gustavo Petro, habló del origen del candidato presidencial, ahora que su lugar de nacimiento ha suscitado controversia. “Los Petro somos de aquí, no somos de Zipaquirá. Pero en este caso especial de Gustavo, yo me fui a estudiar a Bogotá, allá me casé y en unas vacaciones que estuve aquí en Ciénaga de Oro mi esposa lo tuvo, tuvo el hijo en Ciénaga de Oro”.

“En ese tiempo no había ni siquiera puesto de salud en Ciénaga de Oro y lo atendió una partera. Y, naturalmente, como mis vacaciones se acabaron, me tocó volver a Bogotá, específicamente a Zipaquirá. Allá mis hijos crecieron y se necesitaba el registro civil y mi esposa lo registró en la Registraduría de Zipaquirá, pero eso no quiere decir que él sea zipaquireño”, agregó Petro Sierra.

“Él nació en Ciénaga de Oro y está bautizado en Ciénaga de Oro, lo que pasa es que hay una cantidad de envidias, de rencores. Hay gente que ha vivido siempre envidiosa, llena de rencores contra Gustavo y no sé por qué. Gustavo nunca, si ustedes se han podido dar cuenta, nunca insulta a nadie, nunca ofende, jamás lo ha hecho, pero sí responde con argumentos y sabe responder con argumentos. Es un hombre inteligente”, puntualizó.

Petro Sierra nació en 1934 en Cereté (Córdoba), pero se crio en Ciénaga de Oro (Córdoba). A los 24 años llegó a vivir a Bogotá con el objetivo de estudiar ingeniería civil, pero no lo logró y se dedicó a la docencia. Posteriormente se casó con la cundinamarquesa Clara Urrego. En 1960 tuvo a su primer hijo, Gustavo Petro Urrego, quien nació en Ciénaga de Oro durante un viaje de sus papás, pero creció en Bogotá y Zipaquirá. Clara Nubia Urrego se vio forzada a exiliarse luego de que el senador dejara en evidencia, en su momento, a sectores políticos aliados con paramilitares. Por cuenta de las denuncias empezó la intimidación familiar contra el congresista.

Petro padre coincide con su hijo en que influyó en su gusto por la lectura. En varias entrevistas ha dicho que sus tres hijos, Gustavo, Adriana y Juan Fernando, le han confesado que leen desde cuando eran niños porque lo veían leer a él. Recuerda que el aspirante a la Casa de Nariño leía mucho desde niño, en especial a Julio Verne, y que eso influyó en su decisión de empezar a escribir una novela a los ocho años, sobre el hijo de unos inmigrantes a quienes fusilaron.

En su caso se declara conservador con ideas sociales. No practica el catolicismo, pero se considera cristiano, pues cree que Jesús fue un rebelde por proponer el amor entre los seres humanos. Así mismo, a su hijo Gustavo lo vio como un rebelde desde pequeño. Petro Sierra atribuye sus ideas políticas y rebeldes a la teología de la liberación, que es una corriente teológica dentro del catolicismo romano, así como a la formación de los curas del colegio La Salle, de Zipaquirá, de donde su hijo mayor se graduó a los 16 años. Recuerda que allí el actual político lideró una huelga, que a su vez le costó el cupo escolar a su hermano menor, quien es biólogo de la Universidad Nacional.

En una entrevista, Petro padre confesó que se enteró de que su hijo era del M-19 en 1984, cuando él mismo lo manifestó en un acto público en la plaza de Zipaquirá, donde era concejal en ese momento y había sido personero en 1981. Recuerda que en ese municipio cundinamarqués su hijo lideró la toma de un terreno público para la construcción del barrio Bolívar 83, para más de 2.000 familias pobres de desplazados, y que incluso el político se fue a vivir a ese barrio, donde los vecinos lo querían y protegían.

Aunque Petro Urrego quería estudiar en la Universidad Nacional, su padre lo convenció de estudiar economía en la Universidad Externado de Colombia, donde él también se graduó como administrador de empresas, lo que complementó con su labor de docente. Con su reciente declaración, Petro padre espera dar por terminada la polémica respecto al lugar donde nació su hijo.