Tendencias

Home

Nación

Artículo

El alcalde de Buenaventura, Víctor Hugo Vidal Piedrahíta, se encuentra hospitalizado en una clínica ubicada en el sur de Cali. - Foto: LEÓN DARÍO PELÁEZ-SEMANA

nación

Esta es la afección que llevó al alcalde de Buenaventura a dejar su cargo temporalmente

Víctor Hugo Vidal Piedrahita presentó quebrantos de salud el pasado jueves mientras se encontraba en su despacho.

Desde la Secretaría General de Buenaventura (Valle del Cauca), se ha estado informando sobre el estado de salud del alcalde Víctor Hugo Vidal Piedrahita, quien presentó quebrantos de salud mientras se encontraba en su despacho.

Inicialmente, fue trasladado al Hospital Distrital Luis Ablanque de La Plata, donde los médicos, luego de examinarlo, lo diagnosticaron con cifras tensionales altas y decaimiento, al parecer por descompensación, por lo que fue remitido a la Clínica Imbanaco de Cali.

El más reciente parte médico, entregado este sábado, indica lo siguiente: “Luego de una valoración inicial por parte del equipo médico y asistencial de la institución, se ordenaron exámenes para esclarecer el origen de sus síntomas neurológicos. Se confirma, con resultado de los estudios, que el paciente presentó un accidente cerebro vascular (ACV). Se inicia manejo médico por el grupo especializado y actualmente el alcalde Víctor Vidal se encuentra estable y con mejoría de sus síntomas iniciales”, indica el oficio.

Por el momento, el pronóstico de su enfermedad sigue con manejo especializado. Mientras tanto, Orley Mauricio Aguirre Obando, actual jefe de la oficina asesora jurídica, será el alcalde encargado de Buenaventura.

En principio, Aguirre estará asumiendo el cargo hasta el 28 de octubre, fecha en la que culmina la incapacidad médica de Vidal. No obstante, si los quebrantos de salud continúan, al igual que el período de incapacidad, continuará al frente de la ciudad por el tiempo que sea necesario.

Durante el tiempo que esté en el cargo, el funcionario devengará el sueldo que ostenta Vidal, expone el decreto.

“Desde el Gabinete Distrital continuamos atentos a la evolución de la salud del alcalde Víctor Hugo. Seguiremos dando a conocer por este medio la evolución del señor alcalde a medida que se conozcan los anuncios de los galenos que tienen a su cargo la atención médica de Vidal Piedrahita”, dijo la secretaría general de la Alcaldía de Buenaventura.

Levantan fronteras invisibles

Los Espartanos y Los Shottas, las dos bandas que han atemorizado a la población de Buenaventura, Valle del Cauca, con sus cruentos enfrentamientos por el control territorial del tráfico de estupefacientes, dieron una muestra de voluntad de paz en las últimas horas. Así se lo confirmó a SEMANA Rubén Darío Jaramillo, monseñor y representante de la Iglesia católica en el distrito portuario.

De acuerdo con el religioso, los cabecillas de estas estructuras anunciaron, en medio de las conversaciones que han venido sosteniendo desde que el presidente Gustavo Petro comunicó su voluntad de lograr una ‘paz total’, que levantarán las fronteras invisibles en la ciudad. De hecho, el mandatario, tras una visita a la ciudad, instó a estas bandas a unirse a esta iniciativa: “Shottas y Espartanos son bienvenidos a la paz”.

“Todos estaban esperando signos concretos de paz. Ellos han tomado la decisión de que la gente pueda movilizarse tranquilamente por toda la ciudad”, señaló Jaramillo. El barrio Juan XXIII, que es donde estas estructuras convergen y luchan principalmente por el territorio, es el más beneficiado con la decisión de las bandas. El domingo, Los Espartanos y Los Shottas realizarán un acto simbólico en este barrio, con el ánimo de demostrar que las conversaciones están encaminadas. “Vamos a jugar unos partidos de fútbol, celebraremos la eucaristía y haremos un almuerzo comunitario”, explicó.

“Este es un mensaje para la ciudadanía y los empresarios, porque hay sectores que con las fronteras invisibles estaban vedados. Necesitamos el compromiso del estado y del sector empresarial para consolidar esta paz que Buenaventura necesita”, argumentó.

Jaramillo destaca que en el distrito portuario, con decisiones como el levantamiento de las fronteras invisibles, las bandas han demostrado pasar de las palabras a los hechos. Sin embargo, acepta que también deben avanzar hacia el cese de la comisión de delitos como el hurto y la extorsión. “Los integrantes de estas bandas quieren estudiar y formar pequeñas empresas (...) esto es una voz de esperanza en nuestro país”, concluyó.