judicial

Fabián Sanabria irá a juicio por abuso sexual contra un joven estudiante

Uno de los casos fue archivado recientemente; sin embargo, la investigación principal sigue vigente. Así avanza la investigación. El juicio será el próximo 6 de junio.


Hace pocos días se conoció una noticia según la cual una de las investigaciones en contra del profesor de la Universidad Nacional Fabián Sanabria se archivaría.

Sanabria fue, durante muchos años, uno de los docentes más reconocidos del país, codeándose con académicos e incluso siendo invitado en muchos medios de comunicación, especialmente por su conocimiento en temas de política y sociología.

Sin embargo, la investigación principal contra Sanabria, que hoy lo tiene contra las cuerdas judicialmente, sigue vigente. El próximo 6 de junio se llevará a cabo el juicio por presunto abuso sexual en contra de un joven llamado Steven López.

La Fiscalía General le solicitó al juez 50 de conocimiento de Bogotá archivar la investigación que se adelantaba en contra del docente universitario Fabián Sanabria por el delito de abuso sexual. En su sustentación, el delegado del ente investigador indicó que se superaron los términos que establece la ley para adelantar el proceso penal por el mencionado cargo penal.

Esto, debido a que los hechos denunciados se registraron en octubre de 2012 y ya se cumplió la pena máxima que establece el Código Penal frente al delito por el que fue investigado Sanabria. Este es un caso diferente por el que ya fue llamado el profesor de Sociología, pues tiene relación con un abuso sexual cometido contra Steven López Robles en septiembre de 2013.

Hace pocos días, SEMANA reveló cerca de 30 pruebas que presentará la justicia contra el docente y las conclusiones resultan demoledoras. Sanabria se ha mostrado desafiante.

En su canal de YouTube, publica videos en los que cuestiona a la justicia, a los medios de comunicación y hasta a las supuestas víctimas de sus abusos. De paso, conversa con su gato, lo que hace recordar los testimonios entregados que señalan que al momento de las violaciones pedía que “se dejaran consentir como gatos”.

En el expediente reposan exámenes de laboratorio, peritajes, entrevistas a las víctimas, evaluaciones médicas y psicológicas, historias clínicas y conversaciones con una de sus víctimas antes de, supuestamente, cometer el abuso.

En el voluminoso dosier retumban estas frases: “Sanabria me ofreció un puesto a cambio de concederle favores sexuales” o “A pesar de que le pedía detenerse, no lo hacía”.

Sanabria niega que esto haya ocurrido, pero un informe elaborado por Medicina Legal, firmado por Alfonso Carrasquilla, profesional forense, es contundente. En las nueve páginas de este documento, hay una detallada narración de lo que presuntamente ocurrió en el apartamento de Sanabria.

La conclusión: “López se sintió sometido físicamente frente al presunto agresor y el hecho de encontrarse en un sitio que no era conocido para él, que según lo manifestado se le había colocado seguro (candado) a las puertas, llevó a la sensación de perder la vida y que permitiera los supuestos actos abusivos”.

El informe pone sobre la mesa las secuelas psicológicas para López luego del presunto acceso violento. “El examinado describe alteraciones en el estado de ánimo, sensación de tristeza, aislamiento social, hiporexia (pérdida de apetito), descuido en su presentación y dificultades en el patrón del sueño”.

fabián sanabriaDocente y sociólogo de la U. Nacional
Fabián Sanabria, docente y sociólogo de la U. Nacional. - Foto: getty images / juan carlos sierra-semana

Otra supuesta víctima es Néstor Iván Gamba, quien fue su alumno. El testimonio al que tuvo acceso SEMANA describe en detalle lo que supuestamente ocurrió con Sanabria y cómo este habría aprovechado su condición de docente.

“El abuso sexual del que fui víctima empieza cuando me ofrecí a entregar a los compañeros las lecturas que debía recoger en casa del profesor, ubicada en el barrio La Candelaria (...). Se bajó la cremallera del pantalón y sacó su pene, me pidió acariciarle y dirigió mi mano sobre él. El acto desagradable quedó grabado en mi cabeza de por vida. Me dijo algo de probar cosas nuevas, tomó mi mano, me hizo acariciarlo, lo masturbé por algún tiempo, él también toca mi pene y lo masturba”, se lee en el crudo relato que reposa en el expediente, el cual será revelado en próximas semanas.