nación

Fiscalía abrió investigación por tragedia en la cárcel de Tuluá

El Ministerio de Justicia aseguró que se abrieron las investigaciones del caso de cara a establecer responsabilidades.


La tragedia que cubre a más de 50 familias con seres queridos en la cárcel de Tuluá ahora es una investigación en la Fiscalía. Esas familias viven una historia fatal luego de enterarse de que el incendio en la cárcel de la ciudad segó la vida de sus hijos, hermanos, padres, sobrinos y tíos, todo en medio de un supuesto motín.

Hasta el momento, confirmados, van 51 personas fallecidas, todos internos de la cárcel de Tuluá que estaban en el penal cuando inició el motín. El ministro de justicia, Wilson Ruíz, se solidarizó con las familias de las víctimas y dijo que se ordenaron las investigaciones del caso.

“Mi solidaridad con las familias de las víctimas de la cárcel de Tuluá, Valle del Cauca, que perdieron la vida tras un amotinamiento que originó un incendio en la madrugada de hoy. Desde ya se adelantan las investigaciones pertinentes para esclarecer los hechos”, dijo Wilson Ruíz, ministro de justicia.

La Fiscalía dispuso de un equipo especializado para adelantar la investigación, recuperar el material probatorio y establecer qué provocó el incendio, qué responsabilidades se logran identificar en este trágico acontecimiento. Los expertos tendrán la misión de dar una respuesta al país y a las familias sobre lo que realmente ocurrió en el penal.

“Un equipo de 25 personas, conformado por fiscales especializados, investigadores y técnicos en criminalística de CTI, y peritos forenses de Medicina Legal, asumió investigación por hechos ocurridos en cárcel de Tuluá, en los que resultaron varias personas muertas y otras heridas”, señaló la Fiscalía en sus redes sociales.

A la cárcel de Tuluá se desplazó el director del Inpec, general Tito Castellanos, y el ministro de Justicia. El objetivo es encabezar las investigaciones y conocer con certeza qué pasó luego de ese reporte inicial de un motín en esta cárcel donde el hacinamiento superó el 17 %.

La magnitud de la tragedia es tal que otras entidades se sumaron a las condolencias para las familias y la posibilidad de adelantar las investigaciones del caso. La Procuraduría también advirtió que un equipo de procuradores viajará para acompañar las investigaciones y contarán con la participación de expertos en derechos humanos.

“Comisión Especial de la Procuraduría se desplaza hacia Tuluá, para atender crisis por incendio. La Delegada para la Defensa de los Derechos Humanos y la Dirección Nacional de Investigaciones Especiales actuarán de manera conjunta con Regional Valle y Provincial Buga”, dijo la Procuraduría en sus cuentas en redes sociales.

Como se trata de víctimas fatales, la investigación de la Fiscalía será por homicidio. Los expertos forenses y los agentes del CTI deberán concentrar sus esfuerzos para determinar los hechos, recuperar los elementos de prueba y establecer responsabilidades en todo orden: de los internos que iniciaron el incendio y de los guardianes en la omisión de socorro.

Carlos Camargo, defensor del pueblo, lamentó la tragedia y aseguró que acompañan a las familias de las víctimas, incluso advirtió que un grupo de funcionarios estarán atentos a colaborar en este proceso.

“Lamentamos el voraz incendio que se presentó en el Establecimiento Penitenciario de Mediana Seguridad y Carcelario de Tuluá, Valle del Cauca, donde hasta el momento 49 personas privadas de la libertad perdieron la vida y otras 13 se encuentran gravemente heridas”, señaló Camargo.