Home

Nación

Artículo

La Fiscalía les imputará cargos por los delitos de hurto calificado y agravado, porte ilegal de armas de fuego de uso civil y militar, y utilización ilegal de uniformes e insignias.
Desde el 23 de junio de 2020 a la fecha, se han registrado en Medellín 3 hurtos a empresas comercializadoras de oro. - Foto: Pantallazo de video tomado de la Fiscalía

judicial

Fiscalía apeló la libertad de tres implicados en robo de oro en Medellín

Se trata de los implicados en el atraco a una bodega donde se almacenaba oro sin procesar y que llegaron con armas de largo alcance.

Los hombres que fueron capturados luego de un enfrentamiento armado con la Policía en pleno sector de El Poblado, en la ciudad de Medellín, fueron presentados ante un juez de control de garantías como los responsables de un atraco en una bodega donde se almacenaba oro sin procesar. El juez envió a la cárcel a siete de los 10 capturados y tres quedaron en libertad. La decisión no cayó en gracia en la Fiscalía, que de manera inmediata la apeló.

La Fiscalía presentó el material probatorio, que incluyó los videos que rápidamente se hicieron virales tras el impacto de ver a más de 10 personas con armas de largo alcance disparándole a la Policía del cuadrante, apenas dos uniformados en una motocicleta. Las evidencias incluyeron además las declaraciones de las víctimas, un vigilante que fue despojado de su radio de comunicación y pudo observar cómo estos hombres ingresaron en forma violenta y con una volqueta para tumbar la puerta de entrada.

El fiscal del caso imputó cargos por los delitos como hurto calificado y agravado, porte ilegal de armas de fuego de uso civil y militar, receptación, falsedad marcaria, usurpación de funciones públicas y simulación de investidura o cargo. Ninguno de los procesados aceptó su responsabilidad a pesar del material probatorio que incluía los videos en los que ellos mismos son protagonistas.

“Los hechos investigados ocurrieron el pasado jueves 4 de noviembre, cuando un grupo de personas provistas de armas de fuego de corto y largo alcance irrumpió en un establecimiento comercial ubicado en el sector Manila del barrio El Poblado de Medellín y se habría apoderado de dos barras de oro sin procesar, valoradas en 550 millones de pesos”, explicó la directora seccional de fiscalías en Medellín, Natalia Rendón.

La contundencia de las pruebas fue suficiente para que el juez de control de garantías ordenara una medida aseguramiento, como lo solicitó la Fiscalía, en contra de siete de los diez capturados por este cinematográfico robo. Sin embargo, otros tres que fueron capturados en situación de flagrancia por la Policía y en medio del fuego cruzado, quedaron en libertad.

“En la misma decisión, el juez se abstuvo de imponer medida de aseguramiento y ordenó la libertad de Stiven Alexánder Grillo Ferrucho, José Alejandro Montealegre Mejía y Floy Joarson Púas, quienes continúan vinculados a la investigación. La Fiscalía apeló ante la segunda instancia esta decisión”, señaló la Fiscalía en un comunicado de prensa.

Durante las audiencias preliminares de legalización de captura, imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento, que se extendieron por más de una semana en un juzgado de Medellín, la Fiscalía argumentó por qué las personas detenidas representan un peligro para la sociedad, también para el proceso que apenas arranca y la necesidad de que estuvieran en un centro de reclusión.

Todo el país fue testigo de este hecho criminal que puso en riesgo a la propia población en un día hábil y cuando muchos vecinos del sector incluso se encontraban haciendo deporte o sacando a pasear a sus mascotas. Fue justo en ese momento cuando los delincuentes decidieron enfrentarse a la Policía y disparar de manera indiscriminada.

“Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, el Juzgado Tercero Penal Municipal de Medellín impuso medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de siete personas investigadas por su presunta responsabilidad en el hurto a una empresa fundidora de oro de la capital antioqueña”, explicó el ente acusador al conocer la decisión del juzgado.

Aunque tres de los 10 capturados quedaron en libertad, la Fiscalía apeló esa decisión y advirtió que seguirá atada a la investigación con la posibilidad de que ordene, en segunda instancia, una medida de aseguramiento en su contra. Lo importante es que cuando salga la decisión, los puedan ubicar.