Home

Nación

Artículo

Felipe Pasos, Gustavo Bolívar
Felipe Pasos, a la izquierda, dice que acompañó a Diego Díaz para que Bolívar cumpliera el contrato. - Foto: SEMANA

entrevista

“Gustavo Bolívar no nos dio la cara para pagar”: Felipe Pasos, amigo del hijo de Bruno Díaz

Uno de los amigos que acompañó hasta el final al hijo del actor Bruno Díaz habló con SEMANA. Contó detalles de lo que tuvo que vivir el joven por la negativa de Gustavo Bolívar a pagar el contrato.

Toda una polémica generó la denuncia del actor Bruno Díaz, exconcejal cercano al petrismo, quien a través de un video responsabiliza al senador Gustavo Bolívar de no pagarle un contrato por más de 200 millones de pesos a su hijo Diego Díaz Valdiri, por la instalación de unos paneles solares en un hotel de propiedad del congresista. Díaz asegura que esto le causó graves problemas a su hijo, quien falleció a comienzos de este año.

Hasta ahora se conocían solo las dos versiones, de Díaz y Bolívar. SEMANA habló con Felipe Pasos, uno de los mejores amigos de Díaz Valdiri, y quien lo acompañó en esta odisea hasta los últimos días.

SEMANA: ¿Cómo conoció a Diego Díaz Valdiri?

Felipe Pasos: En el 2018 lo conocí en la consulta anticorrupción, fuimos voluntarios. Pasó ese tema y quedamos con los contactos y desde ahí nos hicimos muy amigos. En diciembre de ese año me quedé sin trabajo y me tocó irme para Antioquia. Pasaron unos temas con mi familia y me regresé de nuevo para Bogotá por temas de trabajo.

Diego Díaz llegó ahí nuevamente como precandidato al Concejo y desde ahí nació nuestra amistad. Fue tanta la confianza entre los dos que empezó a contarme los problemas que tenía con Gustavo (Bolívar). Me mostró el contrato.

SEMANA: ¿Cuál era la actitud del senador Gustavo Bolívar, en algún momento los atendió?

F.P.: En el 2019, en marzo, cuando Diego me contó todo, yo fui hasta el hotel Paraíso Studio varias veces. Veíamos que Gustavo Bolívar llegaba en la camioneta pero él no nos quería dar la cara. Yo puse en mi hilo en Twitter que Gustavo Bolívar nos citó varias veces en el hotel, yo iba con Diego y un abogado que se llama Carlos. Nos citaba a las 9 de la mañana y a las 5 de la tarde ni si quiera nos daba la cara, nos hacía perder el tiempo.

SEMANA: ¿Gustavo Bolívar le pagó algún dinero a Díaz Valdiri?

F.P.: Gustavo Bolívar habla de 40 millones de pesos, pero Henry, (el administrador del hotel) dice que fueron 20, y realmente fueron 20 millones de pesos que Gustavo Bolívar le pagó a Diego, el 10%. Finalmente le quedaron como 13 millones de pesos porque con ese dinero Diego también había hecho un crédito para poder sacar el contrato de Bolívar de los paneles solares. Y esos 13 millones eran de intereses a la persona que trae los paneles porque no se hacen de aquí en Colombia, sino que se traen de afuera. Diego debía una gran cantidad de dinero.

SEMANA: Otra de las inconsistencias que usted evidenció, y que concuerdan con el contrato, es que la fecha fue mucho antes de la pandemia, una excusa que mencionó el senador para no pagarle a Diego Díaz...

F.P.: Sí, yo tengo el contrato. La respuesta tan pendeja, perdón la expresión, porque pone a una persona con un libreto, porque ni siquiera es acorde con lo que dice. Ustedes han escuchado a Bruno y él reitera muchas cosas. Bolívar dice otra cosa que no es. Yo personalmente radiqué los documentos el 25 de marzo del 2021 a petición de Diego en el Congreso de la República para esa solicitud. Nosotros ya habíamos demandado a Gustavo Bolívar en la Comisión de Acusaciones. Enviamos un derecho de petición y nos respondieron que como en ese tiempo no era aforado, no se podía investigar. La demanda era por el pago de esta deuda. Enviamos una carta a la Fiscalía General, me respondió el fiscal 54 que no era competencia de la Fiscalía porque es senador de la República. Nos tiraron otra vez la pelota. Eso fue en mayo-abril de 2019. Nosotros seguíamos conversando con Diego, yo seguía trabajando, los fines de semana compartía con él, nos tocaba hacerle persecución (a Bolívar) para que nos pudiera pagar. Comprábamos sim cards para llamarlo porque no nos contestaba y ya tenía mi número guardado y el de Diego y no nos contestaba, a mí me bloqueó de WhatsApp.

SEMANA: ¿Lo buscaron en el Congreso?

F.P.: Una vez nos ayudaron a entrar, pero apenas nos veía se escondía. Nos decía que iba a entrar a una reunión y salía por otra puerta. Siempre se nos escondía.

SEMANA: En su defensa el senador publicó unos chats escribiéndole a Bruno Díaz...

F.P.: Mire, Aida Avella publicó algo el 19 de abril, Diego él murió el 18. ¿Él por qué 70 días después hace eso? Si es una persona racional, perdón lo que voy a decir, ¿por qué no le escribe en ese momento a Bruno?

SEMANA: Es decir que el senador nunca le escribió a Bruno cuando Diego falleció...

F.P.: No señor. Él le escribió el 6 de julio, yo tengo el chat.

SEMANA: ¿Con qué intención escribió después?

F.P.: Porque él se dio cuenta de que se estaba pensando el video y por eso escribió para que no saliera la denuncia.

SEMANA: ¿Qué les proponía para arreglar?

F.P.: Quería hablar con Bruno para poder pagar, pero dentro de la respuesta dice que le va a tocar salirse de ser congresista porque le toca pagar deudas. Entonces para qué se pone a decir en medios que la consciencia social, que regala su sueldo y no honra ni paga sus obligaciones. Gustavo Bolívar dice en varios medios que él va a donar su sueldo a las madres de Soacha. ¿Por qué no pagaba la deuda que tenía con Diego? Es inconsecuente lo que él dice. Otra cosa, el señor Henry Garzón decía que a Diego nunca le negaron la entrada al hotel, a nosotros sí nos negaron la entrada al hotel 7 veces. Tengo las fechas en las que fuimos, antes de él irse a vivir a Cali (Diego), el 23 de enero nosotros fuimos a Girardot, el señor no nos dio la cara, estaba en Miami.

SEMANA: ¿Cómo fueron esos últimos meses de Diego?

F.P.: Él se había ido para Cali porque tenía muchos problemas. Él se fue para allá huyéndole a los problemas. Me decía “Felo, tal cosa” y yo “hágale”. Inclusive la carta que me dio para yo radicarla me la mandó por correspondencia yo la entregué aquí, eso fue por Semana Santa. Él ya estaba super angustiado, ya no dormía, se le había dañado la vida crediticia, todo.

SEMANA: ¿Cree que tuvo algo que ver todo este episodio?

F.P.: Nosotros en ningún momento, o el papá en su denuncia, está diciendo que Gustavo Bolívar mató a Diego. Lo que nosotros estamos diciendo es que hubo factores que correspondían a un cuadro de depresión por tales motivos. Diego pidió préstamos para poderle cumplir a Bolívar, en bancos, nosotros los amigos le prestamos dinero, entonces él ya no tenía cómo sacar proyectos, entró en una crisis económica supremamente dura. Consiguió un trabajo en el Jardín Botánico y con eso se sustentaba poco a poco, pero se le cerraron muchas puertas de trabajo, de paneles, por lo mismo, porque no tenía cómo trabajar, porque él se había puesto alma y corazón a este trabajo.

SEMANA: ¿Qué sería lo justo en este caso?

F.P.: Yo estoy esperando, quisiera poner una demanda en contra de Gustavo Bolívar por todo lo que ha pasado. Tengo el contrato, tengo muchas cosas. Pero eso ya es directamente con la familia.