Tendencias

Home

Nación

Artículo

Indígenas invadieron Hacienda Japio en Caloto, Cauca.
Indígenas invadieron Hacienda Japio en Caloto, Cauca. - Foto: Cortesía Autor Anónimo

nación

Indígenas invadieron hacienda Japio en Caloto, Cauca

Los indígenas se tomaron de nuevo la hacienda Japio. Hubo presencia de miembros de la Fuerza Pública.

El ambiente sigue tenso en el Cauca por cuenta de las invasiones de los indígenas a los terrenos dedicados al cultivo de caña. En la tarde de este martes, miembros de estas comunidades volvieron a tomarse la hacienda Japio, ubicada en Caloto.

Aproximadamente 100 indígenas intentaron tomarse esta propiedad por la fuerza. Cabe recordar que estas disputas no son nuevas y que en terrenos de varios municipios estas personas han intimidado a trabajadores de los ingenios azucareros.

Los indígenas reclaman que ellos son propietarios milenarios y ancestrales de todos los predios donde se cultiva caña. En esta nueva invasión llegaron, como las otras veces, encapuchaos y con emblemas de sus comunidades.

“Esta es la fecha que Japio no lo han soltado. Nuevamente llegaron en grandes grupos, cerca de cien personas y ahora están cerca de la casa principal que es un patrimonio histórico de la nación. Espero que la confrontación no pase a mayores”, aseguró Isabella Victoria, directora de la Sociedad de Agricultores y Ganaderos del Cauca.

Ante la presencia ilegal de los indígenas, se hizo necesaria la presencia de miembros de la Fuerza Pública en un intento por diluir la invasión.

Líderes afro plantan cara a invasores en el Cauca

Ante las reiteradas invasiones de las comunidades indígenas a predios sembrados con caña de azúcar en el departamento del Cauca, la población afro que trabaja las tierras ha respondido de manera decidida que no lo permitirán. Líderes le dijeron a SEMANA que se oponen rotundamente a esta situación.

Las invasiones que desde la posesión de Gustavo Petro se dispararon en el Cauca han causado fuertes enfrentamientos entre los indígenas y los afro que se niegan a ver vulnerado su derecho al trabajo.

Los indígenas alegan un derecho ancestral sobre la tierra para trabajarla y toman posesión de ella sosteniéndose en este argumento. Pese a que el Gobierno rechazó estas vías de hecho para ganar terrenos, las comunidades han hecho caso omiso y desafiaron el pronunciamiento asegurando que las invasiones continuarían.

Los afros aseguran que si es por derecho ancestral, ellos también lo tienen, ya que están en el territorio desde hace décadas. “El detonante de todo lo que se está viviendo aquí es la liberación de la madre tierra por parte de las comunidades indígenas, las cuales manifiestan que esto les pertenece a ellos por ancestralidad. Sin embargo, estos también han sido territorios de negritudes porque así lo hemos evidenciado. Estas tierras las hicieron productivas nuestros ancestros negros. Los indígenas quieren invadirla ahora que se volvió productiva aduciendo que no tienen donde trabajar ni levantar una casa digna”, dijo un líder afro.

Relata el líder afro que los indígenas llegan en gavilla a los terrenos amenazando a los trabajadores con machetes y armas de fuego al tiempo que afirman, con comentarios racistas, que “esta tierra les pertenece a ellos, que esto no es de nosotros, que nuestra herencia está en África y que nosotros solo somos buenos para sacar alquitrán y sacar betún”.

“Nosotros no nos vamos a ir. De aquí nos vamos, pero para el cementerio. Esto es un territorio que por nuestros ancestros conocemos que es nuestros (...) de ninguna manera nos vamos a dejar de los indígenas, porque nosotros no estamos robándole nada a nadie”, añadió.

Por su parte, un miembro de las comunidades indígenas que invaden los terrenos en el Cauca le reiteró a SEMANA que las ocupaciones ilegales las hacen reclamando un derecho ancestral sobre la tierra. “Independientemente de que se llamen haciendas o como se llamen, estos son títulos que en la época de la colonia fueron mal repartidos. Los criollos y colonos se quedaron con todo injustamente (...) esto no es una invasión a una comunidad afro porque ninguna finca de propiedad privada hace parte de ningún consejo comunitario afro, que ahora quieren meter la figura de tierra ancestral afro”, aseguró el encapuchado.

El presidente Petro llegó a mencionar que la tierra no es de quien la posee, sino de quien la necesita. Adicionalmente, el Ministerio de Agricultura trabaja en una reforma agraria que repartiría terrenos de la Sociedad de Activos Especiales (SAE), lo cual probablemente beneficiaría a las comunidades indígenas. Por ahora, Cecilia López, titular de dicha cartera, ha pedido que cesen las invasiones porque, dice, esto le da argumentos a quienes no quieren que prospere la reforma.