salud

Lavado de manos, una enseñanza de la pandemia que se convirtió en hábito

Este 5 de mayo se celebra el Día Mundial de la Higiene de Manos, una precaución que ha sido pertinente en la pandemia por la covid-19, una medida de autocuidado fundamental para reducir los contagios.


En el marco del Día Mundial de la Higiene de Manos, el Ministerio de Salud y Protección Social (MinSalud) instó a las instituciones prestadores de salud a fortalecer acciones para la higiene de manos como parte esencial de una cultura de autocuidado y prevención de las diferentes enfermedades.

“Es esta la oportunidad para resaltar las acciones que se realizan desde cada una de las instituciones para implementar la estrategia multimodal, implementada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ha salvado vidas”, afirmó Gerson Bermont, director (e) de Promoción y Prevención del Ministerio de Salud y Protección Social.

La Estrategia Multimodal de la OMS anima a los profesionales sanitarios a lavarse las manos antes del contacto con el paciente, antes de ejecutar una tarea aséptica, después del riesgo de exposición a fluidos corporales, luego del contacto con el paciente y tras el contacto con el entorno del paciente.

Bermont agregó que la estrategia ha permitido disminuir la transmisión de infecciones, no solo en el marco de la atención en salud, sino en la población general, como se vio con la pandemia por covid-19.

“El lavado de manos con agua y jabón interrumpe la cadena de transmisión de enfermedad diarreica aguda, neumonía, enfermedades de la piel, de los ojos y parasitismo intestinal, entre otras”, explicó.

El lema que propone en esta oportunidad OMS es “únete, límpiate las manos”, un llamado a que toda la comunidad, no solamente médica, sino a toda la población, a participar de forma activa y hacer de la higiene de manos un hábito.

Lavado de manos
Lavar las manos varias veces al día es una acción recomendada por la Organización Mundial de la Salud. - Foto: Getty Images

En Colombia, desde 2009 se ha venido implementando esta estrategia multimodal en el marco de los programas de seguridad del paciente; a partir de 2020 inició su medición con la adopción de la herramienta de autoevaluación, que mide cinco componentes: cambio del sistema, formación y aprendizaje, evaluación y retroalimentación, recordatorios en el lugar de trabajo, y clima institucional de seguridad.

Esto ha permitido construir un panorama del grado de implementación en las instituciones y realizar acciones que mejoren la adherencia.

Para 2021, el Ministerio capacitó a más de 2.100 trabajadores de la salud y, con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se logró pasar de 287 a 687 Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS) evaluadas. Los resultados indican que las acciones más fortalecidas son las relacionadas con la formación del talento humano, la participación de los pacientes y la presencia de líderes en higiene de manos.

De acuerdo con los componentes evaluados, el clima institucional de seguridad fue el de menor cumplimiento, con un promedio de 68 de 100 puntos. Dados los aspectos que incluyen este componente, MinSalud ha efectuado un llamado constante a las instituciones para que fortalezcan el compromiso desde las directivas, el talento humano y, de forma especial, desde los pacientes y sus familias.

De igual manera, la OMS destaca para este año la importancia de valorar aspectos como la actitud de los líderes, el compromiso en la asignación de los recursos necesarios, el trabajo en asociación, el intercambio y la transparencia.

Estos son algunos de los aspectos clave:

  • La responsabilidad de implementar adecuadamente la higiene de manos no es negociable y es una prioridad en la prestación de los servicios de salud.
  • Es fundamental asignar los recursos necesarios para la implementación, garantizar la infraestructura y capacitar al talento humano en salud.
  • La higiene de manos en la atención en salud es efectiva ahora más que nunca y se requiere del compromiso de los trabajadores de la salud y todos los usuarios.
  • Diferentes investigaciones han demostrado la reducción de las infecciones asociadas a la atención en salud cuando hay un buen nivel de adherencia a la estrategia multimodal de higiene de manos.
  • No solo basta hacer bien la higiene de manos, también es importante hacerlo en los momentos correctos.