judicial

Lo último: Álex Saab declarará ante Corte Suprema por sus millonarios negocios con Piedad Córdoba

El llamado a declarar lo hace la Sala de Instrucción de la Corte en Colombia. Estos son los argumentos.


La Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia acaba de citar al empresario Álex Saab para que declare en el proceso que adelanta contra Piedad Córdoba por sus posibles nexos en la denominada farcpolítica. Y es que al despacho investigador no le cuadran algunas cuentas.

Como SEMANA había revelado, Piedad Córdoba sí tuvo negocios con Álex Saab, el señalado testaferro de Nicolás Maduro, quien está preso en Estados Unidos. Al menos así lo comprobarían los documentos entregados por el exasesor de la senadora, Andrés Vásquez, quien está colaborando con la Corte Suprema de Justicia colombiana.

Lo que está bajo la lupa de la Corte Suprema, entre otras cosas, es una serie de ingresos de dinero que Córdoba no ha justificado. El dato que tiene el alto tribunal en el expediente es de 6 mil millones de pesos.

El documento de la Corte Suprema señala en uno de sus apartes: “Para que se investiguen las posibles conductas punibles de las personas que a continuación se relacionan, que perteneciendo al núcleo familiar extendido de Piedad Córdoba Ruiz, reportan ingresos por justificar que sumados ascienden a seis mil trescientos treinta millones de pesos ($6.336.356.049,00)”.

Aparece, además, un listado de personas cercanas a la senadora, incluyendo su hermano, Álvaro Córdoba Ruiz, cuya situación está ‘ad portas’ de definirse ante una eventual extradición.

La Corte Suprema tiene en su poder correos electrónicos con transacciones, nombres de socios, documentos escritos y revisados directamente por Córdoba, y hasta el cruce de comunicaciones de las millonarias transacciones con Saab.

Las evidencias son explosivas. Cabe recordar que ese asesor, Andrés Vásquez, envió los documentos desde el exterior, donde se encuentra desde hace varios años, el pasado 15 de febrero. También que el alto tribunal envió una carta rogatoria a la Justicia de Estados Unidos en la que pide que se les permita entrevistar a Saab en su centro de reclusión para que cuente, de una vez por todas, en qué consistía su relación con Córdoba y hasta dónde llegaron sus negocios.

En las pruebas entregadas a la Corte, Vásquez ratifica que Córdoba tuvo negocios con Saab y que “se trató de una gestión de recuperación de cartera con una comisión de éxito”. Pero fue más allá y dijo que “Piedad Córdoba y sus hijos fueron informados detallada y periódicamente de todo el proceso, y de los cuestionamientos que tenían varias empresas dentro del listado de Álex Saab”.

“Cuando el Gobierno de Venezuela aprobó e inició el pago de Cadivi (Comisión Nacional de Administración de Divisas) a empresarios apoyados por Piedad Córdoba, ellos empezaron a pagar la comisión de éxito. El primer empresario fue Salomón, quien vino a través de una reunión entre Piedad Córdoba y Miguel Pinedo Vidal. El listado Piedad Córdoba lo incluyó en el grupo Los Árabes”, explicó Vásquez.

PIEDAD CORDOBA 
RUEDA DE PRENSA 
BOGOTA, FEBRERO 22 DE 2022

FOTOGRAFA ALEXANDRA RUIZ POVEDA
Piedad Córdoba - Pacto Histórico - Foto: ALEXANDRA RUIZ POVEDA

A medida que iban concretando los pagos, ellos iban cumpliendo los compromisos con Piedad Córdoba y con la mano derecha de Nicolás Maduro, William Amaro (...) Ambos pedían que les dieran el dinero en efectivo; sin embargo, en la segunda solicitud, Salomón dijo que era imposible seguir moviendo tanto dinero en efectivo y pidieron una empresa a la que pudieran transferir”.

Vásquez entregó todos los detalles. “Durante los años en los que trabajé con Piedad Córdoba en Venezuela, Álex Saab era un empresario al borde de la quiebra, con deudas astronómicas en los bancos y sus esperanzas estaban en los 30 millones de dólares que el Gobierno de Venezuela le debía. Por lo que su capacidad de financiar a Piedad eran muy limitadas y todo se basaba en la expectativa del pago de Cadivi”, señala Vásquez en el documento que envió a la Corte.

Por ahora, no se tiene fecha para la declaración. Sin duda alguna, el testimonio de Saab será clave en la investigación.