nación

Lo último: denuncian masacre de cinco personas en el Chocó

Los cuerpos hallados corresponden a jóvenes que habían sido secuestrados desde el pasado 21 de junio, presuntamente, por uno de los grupos armados que opera en la región.


La Comisión Intereclesial de Justicia y Paz confirmó el hallazgo de cinco cuerpos en zona rural de la vereda El Venado, ubicada en el Bajo Baudó, Chocó. Se trata de un grupo de personas que fueron retenidas desde el pasado 21 de junio, presuntamente, por una de las organizaciones armadas presentes en la región.

En El Venado fueron hallados sin vida los cuerpos de cuatro indígenas y un afro, luego de siete días de haber sido retenidos por AGC en comunidad La Esperanza. La disputa territorial entre AGC y el ELN es a sangre y fuego con dolorosos saldos en sus integrantes y civiles”, informó la Comisión en su cuenta de Twitter.

Previamente, Unidades de la Armada de Colombia habían desplegado una operación de búsqueda con el objetivo de dar con el paradero de los cuatro indígenas de la etnia wounaan pertenecientes al resguardo indígena de Buenavista, así como el ciudadano afrodescendiente que fueron reportados como desaparecidos en el corregimiento de Orpúa, municipio de Bajo Baudó, en el departamento del Chocó.

De acuerdo con información suministrada por Inteligencia Naval, siete sujetos armados intimidaron a los cinco ciudadanos y los dirigieron en contra de su voluntad a una zona selvática. Al parecer, estos hechos se presentaron como parte de una confrontación entre el Grupo Armado Organizado ELN y el Clan del Golfo por el control de las economías ilícitas y las rutas de narcotráfico de la región, según detalló la Armada en un comunicado.

“Acabamos de recibir la noticia de que fueron masacrados los cuatro jóvenes que estaban retenidos por un grupo armado desconocido. Por lo tanto, se le pide al Gobierno nacional: por favor, necesitamos garantías para todos los pueblos indígenas en el departamento del Chocó. Necesitamos diálogo; no masacres. No queremos más sangre en nuestras comunidades y territorios. Señor Duque, señor presidente, usted nos está dejando este país en sangre (...), no sabemos cómo defendernos, estamos sin garantías por parte del Estado. Exigimos que entreguen los cuerpos de los cuatro compañeros jóvenes que fueron masacrados”, dijo Víctor Carpio, vocero de derechos humanos Mesa Indígena del Chocó.

Capturan a alias Pluma, temido cabecilla del ELN que delinquía en Chocó

La Dirección de Investigación Criminal e Interpol de la Policía Nacional logró la detención de Melison Pera Bonilla, conocido en el mundo criminal con el alias Pluma, encargado de atemorizar a la población del Chocó a nombre del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

De acuerdo con trabajos de inteligencia, el sujeto fungía como el tercer cabecilla del frente Resistencia Cimarrón de esta organización delincuencial que enfiló durante más de diez años.

Al parecer, el procesado era el encargado de la compra, almacenamiento y venta de pasta de base de coca y clorhidrato de cocaína, controlando las rutas desde el Alto Baudó hacia los puertos del Pacífico para enviar cargamentos de droga al exterior.

“Según la investigación, en el año 2019 fue comisionado para evitar el avance del Clan del Golfo dando inicios a confrontaciones armadas sobre las riveras del río Baudó generando desplazamiento en comunidades indígenas y afrodescendientes”, reveló el subdirector de la Dijín, coronel José Libardo Restrepo.

El hombre escaló en ese grupo armado por su experticia en la fabricación e instalación de artefactos explosivos improvisados, habilidad delictiva que sirvió para blindar los corredores de acceso a los campamentos del frente de guerra occidental del ELN.

Entre tantas cosas, ordenaba homicidios de los integrantes de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia que quedaran lesionados en medio de los enfrentamientos que sostuvieran con ellos. Además, fusilaba a todo aquel que quisiera abandonar la lucha armada del grupo guerrillero.

“Era el principal surtidor de finanzas para Emilce Oviedo Sierra, alias La Abuela, delegada de la Dirección Nacional (Dinal) del ELN, por quien el Gobierno ofrece una recompensa de 1.000 millones de pesos”, agregó el subdirector de la Dijín.

Alias Pluma tiene varios procesos activos en la Fiscalía, uno de ellos tiene relación con las extorsiones que habría protagonizado contra los candidatos que aspiraron a cargos públicos en las elecciones locales de 2019 en Chocó.