bogotá

Luego de 12 años, la CAR Cundinamarca logró el fenecimiento de sus cuentas fiscales

Esto significa que no se encontraron debilidades frente a los registros contables o la ejecución presupuestal de la entidad.


Luego de 12 años, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), logró nuevamente el fenecimiento de sus cuentas fiscales por parte de la Contraloría General de la República, gracias a la buena calificación (82 %) de la gestión fiscal realizada por la entidad en el manejo de los recursos puestos a su disposición.

Así lo dio a conocer el ente de control tras evaluar la ejecución presupuestal y financiera de la vigencia 2021 de la Corporación.

“Esto se logra gracias al trabajo articulado entre las diferentes áreas de la Corporación: desde la Dirección Financiera, la Oficina de Planeación, las auditorías de la Oficina de Control Interno que presenta en sus informes las observaciones para identificar oportunidades de mejora y todas las áreas que soportan con el cumplimiento de sus acciones”, dijo el director general de al CAR, Luis Fernando Sanabria Martínez.

Luego de varios meses de auditorías sobre sus cuentas fiscales, la CAR logró el fenecimiento por parte de la Contraloría sin salvedades. De acuerdo con la entidad, los estados financieros de la Corporación se ajustan con su realidad económica.

Por su parte, el jefe de la Oficina Asesora de Planeación de la CAR, José Alirio Salinas Bustos, destacó el buen resultado que la entidad no obtenía desde hace más de una década.

“En 2018, la CAR obtuvo una calificación del 53 % de eficiencia; en 2019 fue del 47 %; en 2020, ante las dificultades que trajo consigo la pandemia, caímos al 34 %; en 2021 avanzamos de nuevo a 42 % y este año logramos 82 % de eficiencia”, destacó el funcionario.

El fenecimiento significa que no se encontraron debilidades frente a los registros contables o la ejecución presupuestal de la entidad, lo que representa una alta eficiencia en el manejo de sus recursos.

“Nuestro interés es que a partir del cumplimiento de nuestras obligaciones financieras podamos avanzar hacia un territorio realmente sostenible desde lo ambiental. Esto demuestra que somos una entidad transparente y altamente eficiente”, aseguró el director general de la CAR.

Según el funcionario, la entidad fortaleció las metodologías de evaluación e incrementó el número de auditorías internas, pasando de evaluar en 2019 siete procesos en un año a un promedio de 42.

“Estamos en constante seguimiento para presentar a los entes de control toda la información oportuna que demás organismos externos nos requieren. Un territorio ambientalmente sostenible también se caracteriza por su transparencia”, puntualizó.

Requerimiento de la CAR a Chocontá y Villapinzón

En días pasados, tras evidenciar afectaciones al ambiente producto de la actividad del curtido de pieles en los municipios de Chocontá y Villapinzón, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) hizo un llamado a quienes se dedican a esta labor, a disponer adecuadamente los residuos sólidos generados durante este proceso productivo.

De acuerdo con la CAR, en los municipios de Chocontá y Villapinzón hay afectaciones al ambiente producto de la actividad del curtido de pieles.
De acuerdo con la CAR, en los municipios de Chocontá y Villapinzón hay afectaciones al ambiente producto de la actividad del curtido de pieles. - Foto: CAR Cundinamarca

De acuerdo con la CAR, estos residuos son altamente contaminantes para el medio ambiente, ya que contienen metales pesados que afectan los suelos y las fuentes hídricas. Además, indicó que ponen en riesgo la salud de personas y de animales salvajes y domésticos que se alimenten, beban o tengan contacto con el agua o el pasto contaminados con estas sustancias.

“Desafortunadamente, hemos encontrado residuos sólidos, producto del proceso de curtido de pieles, abandonados en predios, canteras y rondas de las quebradas que discurren por la zona rural de Chocontá y Villapinzón”, aseguró Hernán Rogelio Garzón, director Regional de la CAR en Almeidas y Guatavita.

“Por esta razón activamos un plan de acción junto con la Policía Nacional, las administraciones municipales y las empresas de servicios públicos para frenar este delito ambiental”, anotó el funcionario.

De acuerdo con Garzón, con apoyo de la Policía y las alcaldías de los dos municipios, la CAR reforzará los controles a las curtiembres.

A través de diversos operativos, la entidad revisará las actas de disposición final de residuos y los permisos de vertimientos, e impondrá comparendos ambientales, denuncias penales o abrirá procesos sancionatorios, según sea el caso, a quienes no estén cumpliendo con los planes de manejo ambiental y disposición de residuos.

La Corporación pidió a la comunidad no manipular o utilizar estos residuos como fertilizantes o abono, ya que pueden poner en riesgo su integridad. También exhortó a denunciar a las empresas o particulares que cometan este tipo de delitos ambientales.