Home

Nación

Artículo

Terminó la temporada de avistamiento de Ballenas
Terminó la temporada de avistamiento de Ballenas - Foto: Dimar

pacífico

Más de 200.000 personas llegaron a Buenaventura a ver Ballenas

Finalizó la temporada y la Dirección General Marítima, da un balance positivo en materia de turismo y seguridad.

Colombia se ha caracterizado por sus variados y paradisiacos paisajes. El pacífico tiene el avistamiento de Ballenas como uno de sus principales atractivos. Del 15 de julio al 17 de octubre se vio el fenómeno natural que en el que las ballenas jorobadas o yubartas arriban al Pacífico colombiano luego de recorrer 8.500 kilómetros desde la Antártida y el sur de Chile, para desarrollar su etapa reproductiva.

La Dirección General Marítima (Dimar), a través de la capitanía de Puerto de Buenaventura, entregó un balance positivo en materia de turismo y movilización marítima durante la temporada de avistamiento, en la cual se registró el movimiento de 215.581 pasajeros a bordo de 10.619 embarcaciones.

Otra de las eventualidades que atrajo el turismo a la región fue la semana de receso, en la cual se registró la movilización de 29.766 pasajeros a bordo de 1.491 embarcaciones, que tuvieron como destinos principales La Bocana, Piangüita, Piangüa Grande, Magüipi, Juanchaco, Ladrilleros y La Barra.

Según información de la Alcaldía de Buenaventura, el número de visitantes superó las cifras del año 2019, que registró el arribo de 135.000 turistas. Cada año, las ballenas jorobadas llegan a las costas del Pacífico. Este espectáculo se vive entre los Parques Nacionales Naturales Uramba Bahía Málaga, Gorgona y Utría.

Expertos aseguran que en la edad adulta las ballenas jorobadas pueden alcanzar hasta 18 metros de longitud y pesar 40 toneladas. Cuando están pequeñas llegan a medir hasta cuatro metros y pesar 1.5 toneladas.

“Durante este periodo, la Capitanía de Puerto realizó acciones de sensibilización y capacitación en seguridad integral marítima, en aras de reforzar temas como: uso y porte de elementos de seguridad; documentos requeridos para la navegación; estado de las embarcaciones y recomendaciones para realizar un avistamiento seguro”, indicó la Dimar en un comunicado.

Asimismo, las autoridades informan que , en articulación con la Alcaldía Distrital, Armada de Colombia, Policía Nacional, Defensa Civil y demás autoridades de la región, se desplegaron dispositivos de seguridad en el embarcadero y las playas de la jurisdicción, con el objetivo de realizar acompañamiento, control y seguimiento a las motonaves que zarparon desde el muelle turístico, lo que permitió garantizar jornadas seguras, con cero siniestros o situaciones que pusieran en riesgo la vida humana en el mar o el medio marino.

Otros animales que se logran ver en aguas del pacífico:

En aguas del Pacífico colombiano, exactamente en el Parque Nacional Natural Utría, ubicado en el departamento de Chocó, fue avistado y grabado otro elefante marino. Pese a que su visita a las playas del territorio nacional es inusual, este es el segundo individuo de la especie Mirounga leonina del que se tiene registro en menos de un mes.

Parques de Colombia explicó que el individuo mide aproximadamente tres metros de longitud y que su avistamiento es inusual porque habitan en el extremo sur del continente. “En Suramérica sus poblaciones se concentran principalmente en la Antártida, donde se alimentan y se reproducen. Aunque verlos en las aguas del Pacífico colombiano no es común, este es el quinto año consecutivo que observamos individuos de esta especie y la segunda vez de este año”, explicó la entidad.

Asegura que los elefantes marinos, los cuales suelen ser confundidos con los leones marinos, se alimentan principalmente de cefalópodos, es decir, de toda clase de moluscos, y de peces. Esta especie permanece poco tiempo en la superficie y puede estar hasta 20 minutos bajo el agua buscando alimentos.

La presencia de estos animales en el Pacífico colombiano podría obedecer a las consecuencias del cambio climático, pues “el aumento de la temperatura posiblemente cambie la distribución de sus presas y a su vez la de estos mamíferos marinos”, dice Parques de Colombia.