nación

Más de 500 familias disfrutaron de la entrega de proyectos productivos en Yolombó, Antioquia

Esta región fue una de las más afectadas por el conflicto armado en Colombia, actualmente 1.500 personas han logrado beneficiarse con programas de atención.


Más de 500 familias que sufrieron el conflicto en las veredas de Cachumbal, Maracaibo y el corregimiento de Villanueva en el municipio de Yolombó, se han beneficiado con dotación a los puestos de salud, mejoramiento de escuela, entrega de herramientas e insumos agrícolas, dotación a caseta comunitaria y estrategia psicosocial, todo esto gracias a la implementación de acciones que realiza la Unidad a través del plan de retorno y reubicaciones.

Luego de regresar a sus veredas con el fin de recuperar su arraigo en el campo y cambiar el pasado de violencia, la entidad entregó 80 porcinos como proyecto productivo para fortalecer su impulso productivo y garantizar la seguridad alimentaria.

“Con alegría recibimos este otro proyecto productivo y mejoramos nuestra calidad de vida. Nos sentimos agradecidos porque hemos podido tener dotaciones tecnológicas para la escuela, las tres placas huellas para poder comercializar nuestros productos de café y plátano; también hemos podido recuperar el tejido social, porque en algún momento la violencia nos alejó los unos de los otros y hoy vivimos en una mejor armonía”, señaló Ruby Giraldo, presidenta de la Junta de Acción Comunal.

Cabe recordar que estas tierras, que hoy vuelven a ser cultivadas, fueron abandonadas en la época más cruda del conflicto armado. “La vereda Maracaibo tenía 480 habitantes y quedaron solo tres personas. Fue una ola de violencia que se tomó a esta zona: por donde quiera que pasaban los grupos armados dejaban solo desolación y muerte”, recuerda la lideresa.

Los habitantes de estas diez veredas han disfrutado de los avances que se han dado con el gran de retornos y reubicación, que hasta el momento han logrado beneficiar a 1.500 personas de este territorio.

Por su parte, Wilson Córdoba Mena, director territorial de la Unidad para las Víctimas en Antioquia, explicó que así se “avanza en la recuperación del tejido social en 31 municipios, focalizados con 65 planes de retorno y reubicación para que las víctimas que regresaron permanezcan en sus tierras con mejores condiciones de vida y vuelvan a ser autónomas las comunidades productivas”.

Con dichos planes, miles de familias en Antioquia se han beneficiado con dotaciones para emprendimiento de 2.223 unidades productivas (negocios familiares) y 247 proyectos comunitarios. Entre estos, insumos agropecuarios, materiales para construcción de escuelas, centros de salud, acueductos, casetas comunales, canchas deportivas, parques y placas huellas.

En total, más de 280.000 familias desplazadas volvieron a sus territorios de origen o se reubicaron en otras zonas de Colombia (más de 60.000 en Antioquia) con el apoyo de la Unidad para las Víctimas.

Gobierno ha indemnizado a 51 ‘sujetos colectivos’ víctimas del conflicto armado

La ley de víctimas aprobada por el Congreso de la República determinó el proceso de reparación e indemnización a las personas afectadas por el conflicto armado, pero también a comunidades, pueblos étnicos, organizaciones, grupos y movimientos sociales que también sufrieron durante los años de violencia en el país.

En relación con este último tema, se determinó que el Estado reconocerá la Reparación Colectiva de estos sectores debido a vulneraciones graves y manifiestas a los Derechos Humanos y violaciones a los Derechos Colectivos en el contexto del conflicto armado.

De acuerdo con la Unidad para las Víctimas, en los cuatro años del gobierno del presidente, Iván Duque, se implementaron 1.567 acciones de reparación colectiva beneficiando a 184 sujetos, de los cuales 84 tienen presencia en municipios incluidos en los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET).

La entidad señaló que en el marco de esa labor, 142 sujetos de reparación colectiva se han beneficiado con la adquisición, dotación y entrega de bienes de uso colectivo, el apoyo a proyectos productivos y proyectos de infraestructura social y comunitaria, que han demandado inversiones superiores a los 81.088 millones de pesos.

Así mismo, se indemnizaron 50 sujetos de reparación colectiva étnica por un valor de 14.483 millones de pesos.

De la misma manera, 483 sujetos colectivos accedieron a la medida de rehabilitación comunitaria y se logró el cierre de esta medida en 106 de estos sujetos.

Noticias relacionadas