Home

Nación

Artículo

  Néstor Lorenzo se la jugó por James Rodríguez. Aunque la convocatoria es para unos amistosos, a muchos no les gustó que el 10 vuelva a vestir la camiseta de la selección.
Néstor Lorenzo se la jugó por James Rodríguez. Aunque la convocatoria es para unos amistosos, a muchos no les gustó que el 10 vuelva a vestir la camiseta de la selección. - Foto: alexandra ruiz / guillermo torres reina / afp

fútbol

Néstor Lorenzo, ¿inicia realmente una nueva era para la Selección Colombia de Fútbol?

Néstor Lorenzo inició su ciclo con la selección Colombia y reveló los nombres de 26 jugadores que lo acompañarán en sus primeros juegos amistosos. Las críticas por los convocados ya empezaron.

La rueda de prensa en la que Néstor Lorenzo dio a conocer la lista de convocados para los amistosos contra Guatemala y México resultó monotemática.

Más de la mitad de las preguntas fueron sobre James Rodríguez y ninguna respuesta del técnico fue suficiente para entender cómo un jugador que solo ha jugado 21 minutos en los últimos seis meses, con constantes problemas físicos y recién llegado a la liga de Grecia, estaba en la lista de 26 convocados, incluso por encima de jugadores con mejor presente deportivo como Jhon Arias, del Fluminense; Cristian Arango, de Los Ángeles; Macalister Silva o Daniel Ruiz, de Millonarios.

“No podemos comparar a Ruiz con James. James le ha dado mucho al fútbol y tiene mucho más por dar. Lo noté con mucho compromiso y ganas de estar aquí en la selección. Me convenció y estoy seguro de que en el proceso es importante tener ese tipo de jugadores”, argumentó Lorenzo.

El asunto de fondo es que no hubo un cambio generacional, como se pidió desde la eliminación del mundial.

Para quienes pensaron que este sería el inicio de una nueva era pensando en los mundiales de 2026 y 2030, se equivocaron.

Nuevamente, estarán con la tricolor Falcao García, David Ospina, Juan Guillermo Cuadrado, Camilo Vargas, Matheus Uribe, Frank Fabra y James Rodríguez, así como Stefan Medina y Johan Mojica, quienes están en una etapa madura de su carrera y pronto podrían estar colgando los guayos.

“Fueron casi los mismos de Reinaldo Rueda. No se puede premiar a los que fracasaron para Catar y es malo el mensaje de incluir a un jugador que lleva seis meses sin jugar y no ha mostrado interés por el fútbol. Este comienzo es desalentador y no ilusiona”, dijo el periodista César Augusto Londoño.

El 14 de junio de 2022, Néstor Lorenzo le dijo a SEMANA que estaba preocupado porque James no tenía actividad deportiva, aunque aclaró que para convocarlo debía estar a punto.

“Lo que tiene que preocuparnos es la inactividad, porque se sabe que para venir a la selección hay que estar bien”.

Sin embargo, algo cambió en los planes del técnico y no le importó el presente de Rodríguez.

“Hay varios jugadores sin méritos y sin competencia activa. Parece una convocatoria hecha por un farandulero o un coleccionista de antigüedades. Esto es sencillo: el que esté bien, jugando y sano, que venga, cualquiera sea la edad. El que no esté, no y punto”, dijo el periodista Carlos Antonio Vélez.

Néstor Lorenzo conoce a James Rodríguez desde la era de José Néstor Pékerman, pues fue asistente del hombre que clasificó a dos mundiales consecutivos a la selección Colombia, siendo 2014 un año brillante para el fútbol nacional.

“Un recordatorio para el técnico. Ganar partidos y clasificar (siete de diez) no es el objetivo. Lo es ganar un título porque hace 21 años no ganamos nada, lo demás es humo”, reiteró Vélez.

Mientras el volante 10 de Colombia llegará a la concentración con poco tiempo de aterrizar en su nuevo club, el Olympiacos, en Uruguay se conoció que Edinson Cavani, quien aún no debuta en el Valencia, decidió quedarse en España para adaptarse a la nueva escuadra y llegar más adelante a la selección.

Precisamente en España, el técnico Luis Enrique entregó su convocatoria y dejó claro que llevará a los que estén en mejores condiciones.

Por esa razón, la odiosa comparación llegó a Colombia y se le aplicó a Néstor Lorenzo por apostarle a James Rodríguez.

El problema para muchos es que Lorenzo no cuenta con una amplia experiencia deportiva y proviene de un club (Melgar de Perú) que no tiene mayor importancia en el fútbol de la región.

Sin embargo, fue al hombre que le dieron la confianza para manejar el equipo y ya mostró las cartas con las que iniciará su proceso. El tiempo dirá si tuvo la razón y los resultados empezarán a decantar el nuevo camino futbolístico de Colombia, que, por ahora, parecer ser más de lo mismo.