bogotá

Así roban perritos en Bogotá: de un raponazo y en moto quedó registrado el hecho

La propietaria salía de la veterinaria con su mascota cuando una persona en motocicleta se la rapó para robársela. La Policía no les ha ayudado a encontrar a los ladrones.


El pasado miércoles 20 de abril, ladrones que se movilizaban en motos le robaron a una mujer y a sus dos hijas un bulldog francés de tres meses en el barrio Gran Granada en la localidad de Engativá, en Bogotá.

Ese día, la familia decidió mandar a bañar a Blue porque había pasado el tiempo determinado para que recibiera su primer baño. Todo transcurría con normalidad, el perrito fue entregado en la veterinaria y la familia decidió ir a una papelería para comprar algunos útiles escolares. En ese momento, como queda evidenciado en un video, un hombre en moto se sube al andén y decide llevarse al perrito.

Según los testigos, la propietaria del animal fue arrastrada unos 10 metros hasta que el sujeto en la moto logró quitarle a su perrito. En el video se observa que la persona de la moto venía siguiendo a la familia y no le importó que en el lugar hubiera otras mujeres y niños, que presenciaron todo lo ocurrido.

En entrevista con SEMANA, Carlos Rodríguez, contó que su esposa e hijas decidieron salir con el perrito porque había estado encerrado por cuenta del esquema de vacunación. Carlos cuenta que desde ese 20 de abril ha pedido videos de cámaras de seguridad del sector y que está claro que en el hurto participaron, por lo menos, tres motocicletas.

La familia de Blue, el bulldog francés que se robaron en Bogotá, ofrece recompensa por información de su paradero.
La familia de Blue, el bulldog francés que se robaron en Bogotá, ofrece recompensa por información de su paradero. - Foto: Carlos Rodríguez

“En otras cámaras hemos visto que había tres motos vigilando. Cuando mi esposa pasa la calle, cada una de ellas toma posición y finalmente la que está cerca de ella es la que hace el robo. A mi esposa la arrastraron más de 10 metros y le causaron lesiones, pero además se robaron a Blue”.

Desde que ocurrió el hurto, y después de atender a su esposa, Carlos se ha dedicado a reunir material probatorio para determinar cómo se produjo el hurto y las sorpresas han sido varias. “Al preguntar en conjuntos cercanos me dicen que no es el primer perro que roban de esa manera, además esas motos ya las habían visto y las relacionan con múltiples robos de celulares. La Policía no nos ha ayudado y la verdad no se qué más hacer”, dice Carlos con angustia.

Además, relató que duraron más de cuatro años buscando un perrito y que finalmente se decidieron por Blue, al encontrar que era una mascota ideal para compartir con los niños. “Mis hijas lo querían, vimos que el bulldog francés es noble para los niños y por eso decidimos tenerlo. Los ladrones están robando esos perros para sacarles crías o para pedir dinero a cambio de su rescate, aunque a nosotros no nos han llamado”.

A juicio de Carlos, con el robo de su perro, quedó evidenciada la inseguridad que hay en toda la ciudad. Asegura que a raíz de lo que le pasó ha quedado claro que los ciudadanos sienten temor de salir a las calles y, ahora, salir a pasear sus mascotas.

“Han hecho mucho daño a mis dos hijas. Mis hijas me tienen con el corazón roto porque lloran todo el día. Me parte el alma ver a mis hijas así porque tienen 14 y 9 años, esto es increíble”, relata.

Lo preocupante de este caso es que no es el primero que se presenta en Bogotá y recuerda los múltiples robos de perros que se están presentando en la capital. Sin embargo, en algunos casos las mascotas han regresado a casa, pero en el caso de Blue aún no se han puesto en contacto con los propietarios.