Tendencias

Home

Nación

Artículo

Coronel William Castaño, director encargado de Carabineros, habla sobre el negocio ilegal del oro.
Coronel William Castaño, director encargado de Carabineros, habla sobre el negocio ilegal del oro. - Foto: suministrada a Semana

nación

Oro ilegal: el negocio que está siendo más rentable que la cocaína y está acabando con el medioambiente

La Policía tiene identificadas cinco zonas donde se da la mayor parte de la minería ilegal que está acabando con bosques y fuentes de agua.

En los últimos 20 años, en el país se han deforestado 3.182.876 hectáreas, siendo el triángulo amazónico, Putumayo, Caquetá, Meta y Guaviare, los departamentos más afectados con el 58 % de estas tierras arrasadas.

En dichas regiones la cifra de campo devastado asciende a las 1.858.285 hectáreas. El lamentable auge de la deforestación, según la Policía, obedece a la rentabilidad que está generando para las organizaciones criminales la extracción ilegal de oro.

Según el coronel William Castaño, director encargado de la Policía de Carabineros, para producir un gramo de oro se necesitan cinco gramos de mercurio que logran contaminar aproximadamente 2.500.000 de litros de agua.

“Una retroexcavadora, dependiendo la región del país, para sacar un gramo de oro necesita sacar seis toneladas de tierra. Lo triste de ello es que para sacar ese gramo de oro es normal encontrar en diferentes partes del país, que la totalidad de personas para hacer la extracción ilícita del mineral utilizan mercurio y cianuro”, explicó el oficial.

Agregó que para lavar el gramo de oro que se extrajo de manera ilegal se utilizan cerca de 1.060 galones de agua que es revertida en las fuentes de agua, generando aún más contaminación.

Sobre la rentabilidad, el coronel William Castaño explicó que por mes, una retroexcavadora logra extraer 3.000 mil gramos de oro dependiendo la zona del país. “Un kilo de oro puede estar costando entre 200 y 210 millones de pesos”, dijo.

“Por eso es que esta economía criminal se ha convertido en un negocio tan lucrativo para los negocios armados en Colombia, porque pueden participar de manera directa como lo hemos evidenciado o también cobrándoles a los mineros que hacen extracción ilícita para permitirles trabajar en los territorios”, señaló el oficial

Reveló, además, que los criminales en el país han optado por tener rentabilidades ilegales mixtas, es decir, tienen cultivos ilícitos y además minería ilegal.

“Se ha convertido en un negocio más lucrativo (minería ilegal) porque el promedio del clorhidrato de cocaína dependiendo la zona del país puede oscilar entre los cinco y siete millones de pesos el kilo, mientras que el kilo de oro entre los 200 y 210 millones de pesos en terreno; las diferencias en precios son muy grandes y por eso se está convirtiendo en una nueva renta criminal”, añadió.

Ante el daño ambiental, las autoridades han incrementado los operativos en contra de la minería ilegal, por lo que en las últimas horas se desarrolló un operativo por parte de las Fuerzas Militares en Amazonas.

Los uniformados lograron la destrucción de cuatro dragas y la captura en flagrancia de seis sujetos de nacionalidad brasileña, sindicados por el delito de explotación ilícita de yacimientos mineros en inmediaciones del río Purité, área no municipalizada de Tarapacá, en el departamento del Amazonas.

Además, en el sitio donde se desarrolló la operación fueron incautados 25 motores, ocho motobombas, 20 grameras, 700 galones de combustible y 2.000 gramos de mercurio, entre otras herramientas empleadas para realizar esta actividad ilegal.

“Este importante logro fue posible gracias a la articulación de entidades gubernamentales de carácter departamental, organizaciones no gubernamentales defensoras del medioambiente, entre otras instituciones que se sumaron a la causa de defender el pulmón del mundo”, indicaron las Fuerzas Militares.

Los capturados fueron trasladados vía aérea del sitio en donde se realizó la operación y llevados hasta el municipio de Leticia, en donde quedaron a disposición de las autoridades competentes.