reforma tributaria

Óscar Iván Zuluaga envía carta abierta al presidente Duque “para avanzar en la construcción de un acuerdo político nacional”

En la misiva, el exministro de Hacienda pide que se tramite una reforma fiscal “que consulte las realidades económicas de las personas y los sectores sociales”.


El exministro de Hacienda y excandidato presidencial Oscar Iván Zuluaga envió este domingo una carta abierta al presidente de la República, Iván Duque, en la que realiza una serie de propuestas, tras el retiro del proyecto de reforma tributaria del Congreso de la República.

“Vivimos la peor crisis económica y social de los últimos cien años, producto de la pandemia que ha afectado sin límite a todas las naciones del mundo”, dijo quien fue el candidato presidencial del Centro Democrático en las elecciones de 2014.

De igual manera, resaltó que los “recientes acontecimientos ocurridos en nuestro país son materia de preocupación para todos”, pues explicó que estos hechos ponen en grave riesgo la estabilidad social y económica.

Del mismo modo, dijo que los sucesos han sido aprovechados por actores al margen de la ley que, amparados en el espíritu democrático de la protesta social, quieren alterar la paz y la convivencia de los ciudadanos.

“En mi condición de colombiano, que con esfuerzo he tenido la oportunidad de servirle al país como alcalde, senador, ministro de Hacienda durante la peor crisis de la economía global hasta entonces, candidato presidencial, y por responsabilidad con el país”, por lo que le dijo al primer mandatario que respalda “su valiosa decisión de retirar la reforma tributaria presentada como un primer paso para restablecer la unidad nacional”.

Y al mismo tiempo le propuso avanzar en la construcción de un acuerdo político nacional con sectores democráticos afines que piensen de manera prioritaria en las familias pobres y afectadas por la pandemia y que incluya al menos los siguientes temas:

  • Un gabinete de unidad nacional.
  • Un programa de generación de empleo de corto plazo con base en pequeñas obras intensivas en mano de obra en todo el territorio nacional para un millón de colombianos dando prioridad a mujeres, jóvenes y a familias más afectadas por la pandemia.
  • Respaldo incondicional a nuestras fuerzas militares y de policía en la lucha contra las estructuras criminales y vándalos.
  • Trámite de una reforma fiscal que consulte las realidades económicas de las personas y los sectores sociales y productivos, garantice la continuidad de los programas sociales creados por su Gobierno para las familias más afectadas por la pandemia y haga sostenible la deuda pública.
  • Una importante política de austeridad en el gasto público que recupere la confianza ciudadana.

“Estoy seguro, presidente, que con su liderazgo podemos avanzar en el desafío que nos plantea el momento que vivimos. Puede tener la certeza que la inmensa mayoría del país acompañará las decisiones que preserven la estabilidad democrática y las libertades ciudadanas”, puntualizó.

“Le solicito al Congreso de la República el retiro del proyecto radicado por el Ministerio de Hacienda y tramitar, de manera urgente, un nuevo proyecto fruto de los consensos y así evitar incertidumbre financiera”, dijo el presidente Duque este domingo.

El mandatario reiteró que la reforma es necesaria para estabilizar las cuentas, dar tranquilidad a los mercados internacionales y ampliar las ayudas a la población vulnerable.

“La reforma no es un capricho, es una necesidad. Retirarla o no no era la discusión, la verdadera discusión es poder garantizar la continuidad de programas sociales”, dijo el presidente.

La incertidumbre sobre el futuro de la reforma fiscal, que en un principio buscaba recaudar más de $ 30 billones y que al final tenía una meta cercana a los $ 23 billones, hizo que la confianza inversionista hacia Colombia se viera afectada en los últimos días, haciendo que las tasas de interés de los bonos de deuda del país subieran y que el peso se depreciara en relación con el dólar de Estados Unidos.

En el ámbito local, el mercado está atento a lo que suceda con la reforma, pues la decisión del Ejecutivo solo genera más incertidumbre sobre el futuro de la estabilidad financiera del país.

“Creo que desde que el Gobierno insista en la reforma los mercados van a seguir igual. Es decir, nerviosos, pero esperando que al final se apruebe algo. Ya retirada la reforma, es importante tener una coalición más amplia para aprobar el nuevo proyecto”, dijo el director de Investigaciones Económicas de Corficolombiana, José Ignacio López.

Ahora habrá que esperar la construcción del nuevo proyecto de ley, el cual aún se desconoce si será radicado en el Congreso antes de que termine el primer semestre del año. Fuentes del Ministerio de Hacienda le dijeron a este medio que el nuevo proyecto será la ponencia en la que venía trabajando el Gobierno con los congresistas.