Home

Nación

Artículo

La Secretaría de Gobierno ya ordenó la suspensión del cargo de Mabel Sua.
La Secretaría de Gobierno ya ordenó la suspensión del cargo de Mabel Sua. - Foto: Tomada del Twitter @MabelSua

bogotá

Personería abrió indagación en contra de alcaldesa de Usme por posibles actos de corrupción

La Secretaría de Gobierno ya ordenó la suspensión de Mabel Andrea Sua y encargó a Dorian de Jesús Coquies como alcalde encargado.

La Personería de Bogotá inició de oficio indagación preliminar en contra de Mabel Andrea Sua Toledo, quien hasta hoy se desempeñaba como alcaldesa local de Usme, por presuntos actos de corrupción al interior de esa alcaldía local.

El Ministerio Público Distrital atendiendo a las notas periodísticas, en donde se enuncian presuntos actos de corrupción relacionados con el cobro de coimas a contratistas de dicha alcaldía local, realizó visita administrativa a la Secretaría de Gobierno Distrital con el fin de obtener información que permita constatar la ocurrencia de los hechos denunciados, si estos son constitutivos de falta disciplinaria e identificar a los posibles involucrados.

Precisamente, con el fin de facilitar y proteger la investigación de los órganos de investigación y control a raíz de denuncias en contra de varios funcionarios y contratistas de la Alcaldía de Usme, entre los cuales se menciona a la alcaldesa local, Mabel Sua Toledo, la Oficina de Asuntos Disciplinarios de la Secretaría de Gobierno decidió hoy suspenderla del cargo.

En su lugar se nombró, como encargado, a Dorian de Jesús Coquies, actual director del Sistema Distrital de Servicio a la Ciudadanía y exalcalde local de Tunjuelito.

“Esta decisión busca garantizar la transparencia y celeridad en la investigación. Ya ampliamos las denuncias que en su momento instauramos ante la Fiscalía General de la Nación y la Oficina de Asuntos Disciplinarios de la Secretaría de Gobierno tan pronto conocimos los hechos,”, señaló Felipe Jiménez, Secretario de Gobierno.

Además, Jiménez ordenó una auditoría interna en la Alcaldía de Usme para detectar o prevenir cualquier otro presunto acto en contra de la administración pública.

La situación que tiene entre la espada y la pared a la alcaldesa local de Usme, Mabel Sua, comenzó después de conocerse algunos audios en los que un equipo liderado por su padre, Jorge Sua, estarían solicitando coimas para otorgar contratos en esta localidad del sur de Bogotá.

“El viejo me dijo que el 10 %, pero pues yo le lloré y me dijo que 500 (mil) estaba bien”, es uno de los fragmentos grabados por una trabajadora de esta Alcaldía local, en la que se habla de un soborno de 500.000 pesos que exigía Jorge Sua para otorgar un contrato por prestación de servicios de cerca de 6,5 millones de pesos.

“Como tú necesitas, yo también necesito”, se le escucha decir al mismo Jorge Sua en otra grabación, en la que además menciona que los dineros obtenidos de las coimas no solo serían usados para fines corruptos en medio de las elecciones del pasado 13 de marzo, sino para algunos gastos de la alcaldesa, a quien “el salario no le alcanza” para cubrir necesidades como el arriendo.

Antes de conocerse la suspensión del cargo de Mabel Sua, 11 concejales de la ciudad le solicitaron de manera formal a Claudia López que exigiera la renuncia de la mandataria local mientras avanzan las investigaciones de la Fiscalía y de los organismos de control.

Por medio de una carta, los concejales: Lucía Bastidas Ubaté, Emel Rojas, Humberto Amín, Pedro Julián López Sierra, Martín Rivera Alzate, Diego Cancino, Heidy Sánchez, Juan Javier Baena, Luis Carlos Leal, Marco Acosta y Ana Teresa Bernal le manifiestan a la alcaldesa que además de rechazar lo sucedido o fijar una suspensión temporal, dada la gravedad de las actuaciones denunciadas, el hecho de que se hable de un familiar directo de Sua, que los denunciantes son subalternos suyos y que aún suspendida podría posiblemente ejercer alguna influencia en el curso de la indagación, es procedente que se aparte definitivamente del cargo.

“Si bien, el secretario de Gobierno manifestó que tan pronto salió a la luz el escándalo, se trasladaron a la Fiscalía General de la Nación las denuncias de los particulares afectados, no lo consideramos suficiente, y siendo coherentes con la política anticorrupción anunciada por la alcaldesa mayor, es necesario actuar con contundencia y que se exija su renuncia inmediata al cargo, para que pueda atender las diligencias propias de las investigaciones, evitando una interferencia indebida desde su despacho, mientras se adelantan las investigaciones″, señalaron los cabildantes.

Finalmente, en la misiva solicitaron la intervención de los organismos de control para “que se pongan al frente de las quejas y se indague de manera tal, que se logre desmantelar el cartel de la contratación de servicios que presuntamente opera en la Alcaldía Local de Usme”.